Organizacion Mundial de Sanidad Animal

Tamaño de la fuente:

Idioma :

Search:

Búsqueda avanzada

Inicio > Solidaridad > Estudios globales  > Initiativa mundial de sanidad animal

Iniciativa Mundial para la Sanidad Animal: la vía del progreso

Conferencia coorganizada por el Banco Mundial y la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) en colaboración con la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO)

 

 

En octubre de 2007, los resultados de los tres estudios económicos de la OIE, cofinanciados por el Banco Mundial, sobre la prevención y control de enfermedades animales en el mundo, fueron presentados en la Conferencia Internacional de Sanidad Animal mundial, organizada por el Banco Mundial y la OIE.

Los estudios –realizados por un consorcio dirigido por Civic Consulting– tratan los siguientes asuntos:

Prevención y control de las enfermedades animales en el mundo

Parte I: Análisis económico - Prevención vs costo de brotes

Parte II: Estudio de factibilidad - Un fondo mundial para respuestas de emergencia en países en desarrollo

Parte III: Estudio de pre-factibilidad – Garantía de seguros para pérdidas por enfermedades

 

 

 

 

 

 

Comunicado de prensa conjunto OIE/Banco Mundial

El Banco Mundial y la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), en colaboración la FAO, organizaron una Conferencia sobre “La iniciativa global de sanidad animal: la vía del progreso” en la sede del Banco Mundial en Washington DC (EE.UU.) del 9 al 11 de octubre.

El Dr. François Le Gall, del Banco Mundial, señaló que, aparte de la influenza aviar, las enfermedades emergentes de los animales, zoonóticas en sus tres cuartas partes, formarían parte del paisaje mundial . De ahí que, para responder a estos importantes riesgos sanitarios, la comunidad internacional estaba llamada a asumir un papel cada vez más activo en el marco de un sistema global de prevención y control de las enfermedades animales. El Banco Mundial ha dado un primer paso en la consecución de este ambicioso objetivo apoyando a la OIE mediante la creación de un “Mecanismo de Subvención para el Desarrollo”.

La finalidad de este Fondo es contribuir en particular: i) a una concienciación a nivel nacional e internacional de que estas enfermedades animales tienen una importancia global y que su prevención y control reviste el carácter de Bien Público Mundial; ii) a la consolidación continua de la colaboración entre los actores clave de la salud pública, de la salud animal con la asociación del sector privado; iii) a la mejora de las capacidades nacionales con una incidencia en la calidad de sus Servicios Veterinarios; y iv) a la colecta de fondos para alcanzar estas metas concretas.

La conferencia ha permitido a especialistas en sanidad animal y salud pública de renombre mundial, así como a economistas y expertos en desarrollo, proponer nuevas orientaciones para superar las amenazas emergentes vinculadas al movimiento creciente de patógenos de origen animal debido a los mercados globalizados y los cambios climáticos actuales que suponen dramáticas consecuencias socioeconómicas y de salud pública a nivel mundial.

“El primer objetivo de la Conferencia, indicó el Dr. François Le Gall, era intercambiar los conocimientos sobre los progresos realizados en esta importante colaboración, en particular en los temas económicos y de gestión”.

Los 123 participantes, miembros de organizaciones internacionales y regionales, representantes gubernamentales de los países en vías de desarrollo y desarrollados de los cinco continentes, y del sector privado, han subrayado la importancia y la urgencia de mejorar la gestión e infraestructura mundial de los mecanismos veterinarios de prevención y control de las enfermedades animales y zoonosis, así como la asociación público-privada en la implementación de programas específicos dirigidos a la salud animal.

“Los animales sanos son esenciales para el futuro de la raza humana”, señaló en la conferencia el Dr. David Nabarro, Coordinador del Sistema de las Naciones Unidas para la Gripe.

Los participantes han reafirmado que una mejora de la gestión de la prevención y control de las enfermedades animales de importancia mundial tiene el carácter de Bien Público Mundial, y que la prevención de estas enfermedades mediante redes de vigilancia apropiadas de agricultores y veterinarios supone un coste sumamente bajo en comparación con los costes de la crisis.

Kathy Sierra, Vicepresidenta, Desarrollo Sostenible, del Banco Mundial, añadió que algunas de estas enfermedades afectaban únicamente al ganado, lo que en sí podía ser catastrófico si se consideraba, por ejemplo, el reciente brote de fiebre aftosa en el Reino Unido. Sin embargo, otras enfermedades, las zoonosis, que se transmiten a los humanos, habían llevado a la comunidad internacional a reconocer que su control era un bien público mundial.

“Los costes de prevención de las principales enfermedades animales son significativamente inferiores a los asociados a los brotes, y la relación beneficio/coste de inversión en la prevención y control es elevada. El análisis de la literatura y las extrapolaciones de estudios en el caso específico de la influenza aviar altamente patógena sugiere cada vez con más fuerza que las principales enfermedades, incluso las no altamente contagiosas, pueden conllevar consecuencias sustanciales y vastas, especialmente en los mercados globalizados de hoy, con repercusiones que afectan a los ámbitos de la salud pública, la inocuidad alimentaria, la reducción de la pobreza, el desarrollo económico sostenible y la igualdad y estabilidad social ” (Extracto de uno de los tres estudios conducidos por la OIE y validados durante la Conferencia).

Otra recomendación de la conferencia es evaluar la conformidad de todos los países del mundo con las normas internacionales de la OIE sobre la calidad de los servicios veterinarios usando el instrumento DVE (evaluación del desempeño de los servicios veterinarios) e incrementar los programas de creación de capacidades de ser necesario, porque, retomando las palabras del Dr. Bernard Vallat, Director General de la OIE, “ un solo país que no cumpla con estas normas de calidad puede poner en peligro al planeta entero”.

“Pese a los progresos, el estado actual de los Servicios Veterinarios y los niveles de preparación en los países en desarrollo y en transición siguen planteando una amenaza real y presente para la prevención y control mundiales de estas importantes enfermedades” (Extracto de los estudios de la OIE).

La Conferencia ha confirmado que se necesitaba financiar el análisis de lagunas y desarrollar actividades de lobbying para promover inversiones de respaldo a la conformidad de los servicios veterinarios con las normas internacionales.

“El sector privado se dedica a fomentar una adecuada gobernanza de los servicios veterinarios como prerrequisito de nuevas inversiones”, afirma el Dr. Will Hueston, Coordinador de la iniciativa de seguridad alimentaria SSAFE (Safe Supply of Affordable Food Everywhere), que representa una colaboración a escala mundial entre compañías del sistema alimentario mundial, ONG internacionales, organizaciones intergubernamentales y el ámbito académico.

Por último, la Conferencia ha subrayado la importancia de contar con una financiación adecuada para las emergencias que impliquen epizootias animales y zoonosis en los países en vías de desarrollo y en transición, los cuales podrían satisfacer así las necesidades de prevención y gestión de eventuales crisis sanitarias vinculadas a las enfermedades animales, incluidas las transmisibles al hombre.

“Se necesita un instrumento de gestión del riesgo global para financiar la respuesta de emergencia en los países en vías de desarrollo y ofrecer incentivos de prevención a todo nivel” (Extracto de los estudios de la OIE).

Las opciones de tal financiación serán examinadas en detalle con ayuda de los representantes del Banco Mundial, la OIE y la FAO y los representantes de los países en vías de desarrollo.

El Dr. Vallat ha indicado que disponer de una financiación de emergencia permitiría prevenir crisis recientes, tales como la enfermedad de las “vacas locas” (EEB), la fiebre aftosa y la influenza aviar, combatiéndolas inmediatamente en la fuente del problema en cuanto aparezcan .

“Tenemos que proyectarnos más allá de la influenza aviar y asegurarnos de que estamos preparados para la siguiente inevitable zoonosis. Tenemos que prepararnos como sistema global para combatir estas amenazas para la salud humana y animal, el medioambiente y la economía global, en particular en los países más pobres”, concluyó Kathy Sierra.

 

Al principio