Organizacion Mundial de Sanidad Animal

Tamaño de la fuente:

Idioma :

Search:

Búsqueda avanzada

Inicio > Para los periodistas > Comunicados de prensa

Hacia una coordinación internacional de las investigaciones y los estudios epidemiológicos sobre las encefalopatías espongiformes transmisibles

  • Del 8 al 10 de octubre de 1996 se reunió en la sede de la Oficina Internacional de Epizootias (OIE) (1) un Grupo Internacional de Expertos en Encefalopatías Espongiformes Transmisibles (EET) (2) bajo la presidencia del Doctor G. Thomson (Sudáfrica).

  • Los 143 Países Miembros de la OIE habían sido invitados a enviar representantes a esta reunión, en la que también participaron representantes de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y la Organización Panamericana de Salud (OPS). Los participantes en la reunión hicieron un balance de las investigaciones y los estudios epidemiológicos realizados hasta la fecha en el mundo, en un documento que la OIE difundirá próximamente.

  • Cuatro subgrupos de expertos elaboraron recomendaciones sobre los ejes de la investigación que estimaron más importantes, en los siguientes ámbitos:
    1. Investigación fundamental sobre las EET: tendrá esencialmente por objeto determinar la naturaleza de los agentes responsables de las EET, dilucidar la patogénesis de esas enfermedades y esclarecer los factores que influyen en la receptividad de los animales y del ser humano.

    2. Transmisión de las EET: los objetivos de la investigación consistirán en determinar la eventual receptividad de las distintas especies animales a una administración oral de productos infectados, o buscar la existencia eventual de vectores invertebrados de las EET, determinar la naturaleza de los productos infecciosos (estudiando en particular el esperma y los embriones) y definir la influencia de los factores genéticos en la receptividad a esas enfermedades.

    3. Diagnóstico de las EET: las investigaciones tendrán como finalidad el mejoramiento del diagnóstico clínico de las EET en los animales vivos mediante métodos histológicos, inmunohistoquímicos o serológicos (pruebas con el líquido cefalorraquídeo, la orina y diversos tejidos). Se armonizará y generalizará la caracterización de las cepas, y se fomentará la utilización de animales transgénicos.

    4. Estudios epidemiológicos de las EET: recurrirán al concepto del análisis de riesgos que toma en cuenta los factores más importantes, como el empleo de las harinas de carnes en la alimentación de los animales, los métodos de desolladura, la existencia de EET autóctonas, etc. Los métodos de vigilancia de las EET se fundarán en la identificación precisa de los animales y la búsqueda sistemática de animales presuntamente afectados, entre los animales vivos o muertos.

 

La Oficina Internacional de Epizootias deberá además recopilar y difundir periádicamente la lista de los programas de investigaciones sobre las EET realizadas en el mundo, así como fomentar el acopio de imágenes y la producción de películas de vídeo sobre las EET animales. Asimismo, la OIE respaldará la aplicación de las decisiones adoptadas por sus Comisiones y grupos de trabajo especializados para armonizar los métodos de diagnóstico de las EET (y en especial la caracterización de las cepas), lo que permitirá mejorar la vigilancia epidemiológica mundial de esas enfermedades recurriendo a sistemas de referencia equivalentes en el plano internacional.

La OIE señalará a la atención de los gobiernos la necesidad de aportar su apoyo financiero a los programas de investigación recomendados, en areas de la sanidad animal y la salud pública.

París, 10 de octubre de 1996

(1) La Oficina Internacional de Epizootias, organización mundial de sanidad animal creada en 1924, tiene sede en París. Agrupa a 143 países y su cometido es informar y asesorar a los Servicios Veterinarios nacionales a fin de proteger la salud pública y contribuir al dominio de las enfermedades animales más peligrosas.

(2) Las principales EET analizadas fueron la encefalopatía espongiforme bovina, el prurigo lumbar de los ovinos, la encefalopatía transmisible de los visones, la caquexia crónica de los cérvidos y la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob (en el ser humano).

Contact : Maria Zampaglione

Al principio