Organizacion Mundial de Sanidad Animal

Tamaño de la fuente:

Idioma :

Search:

Búsqueda avanzada

Inicio > Para los periodistas > Comunicados de prensa

HACIA UNA INTENSIFICACIÓN DE LA SEGURIDAD ZOOSANITARIA DEL COMERCIO EN EL CARIBE

Los gobiernos de la mayoría de los países de la región del Caribe reconocen la necesidad de desarrollar la ganadería. Dicho desarrollo permitiría diversificar las producciones agrícolas y satisfacer la demanda creciente de productos alimentarios de origen animal, demanda generada principalmente por la expansión del turismo. Por ende, los países del Caribe deben facilitar la importación de productos y de material genético, preservando al mismo tiempo el buen estado sanitario de su ganado.

Para ayudar a los países interesados a adaptarse a este nuevo contexto, la Oficina Internacional de Epizootias (OIE) y el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) acaban de organizar un seminario sobre la seguridad zoosanitaria del comercio en el Caribe en Puerto España (Trinidad y Tobago), del 9 al 11 de diciembre de 1997. La Organización Mundial del Comercio (OMC), la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) han colaborado en su realización.

El seminario fue financiado por la OIE, el Ministerio de Cooperación de Francia, la OMC (gracias a un fondo de ayuda de los Países Bajos) y el IICA.

Al seminario, inaugurado por Su Excelencia, el Dr. Reeza Mohammed, Ministro de Agricultura y de Recursos Rurales y Marítimos de Trinidad y Tobago, asistieron 29 responsables de los Servicios de sanidad animal de 22 países, así como 9 representantes de 6 organizaciones internacionales y regionales.

Este seminario tuvo por objetivo suministrar una información detallada a los responsables arriba mencionados sobre las nuevas reglas que se aplican en el ámbito sanitario, según las disposiciones del Acuerdo sobre la Aplicación de Medidas Sanitarias y Fitosanitarias de la OMC (llamado Acuerdo SPS), para que las tengan en cuenta al efectuar cualquier modificación de las reglamentaciones nacionales.

En la primera parte del seminario se explicó, por un lado, la misión de la OMC y las características de funcionamiento de esta Organización, dedicando especial atención al Acuerdo SPS, y por el otro, la función de la OIE en la armonización de las condiciones sanitarias aplicables a los intercambios internacionales de animales y productos de origen animal.

Posteriormente, a través de las presentaciones y las discusiones, los participantes examinaron todos los elementos que conviene tomar en consideración cuando existe la posibilidad de que se establezca una corriente de intercambio: vigilancia y declaración de las enfermedades animales, elaboración y aplicación de los programas de profilaxis, análisis de los riesgos sanitarios vinculados a las importaciones. En cuanto a este último punto, se otorgó particular atención a los diferentes métodos de evaluación de los riesgos inherentes a las mercancías y a los métodos de evaluación de los Servicios veterinarios.

Con motivo de la realización de un taller especialmente organizado en el marco del seminario, los participantes pudieron cotejar sus experiencias y dificultades en materia de importación y exportación; asimismo, reflexionaron sobre las medidas prioritarias y previeron soluciones para reducir al mínimo las barreras sanitarias que constituyen un obstáculo para el comercio regional, respetando lo establecido por el Acuerdo SPS.

En consecuencia, se formularon varias recomendaciones como conclusión del seminario:

  • que los países del Caribe se comprometan a trabajar en la actualización y la armonización de las reglamentaciones zoosanitarias que se aplican a los intercambios internacionales para ponerlos en conformidad con el Acuerdo SPS;

  • que se establezca una red de laboratorios nacionales de diagnóstico veterinario y de laboratorios regionales de referencia en la región del Caribe;

  • que se prepare una lista de problemas prioritarios de sanidad animal para los países del Caribe y se elabore un documento, en el que se estudien dichos problemas mediante los métodos del análisis de riesgos, que sirva de base de discusión para los países de la región;

  • que se garantice que las organizaciones competentes dirijan y coordinen tales esfuerzos a nivel regional, principalmente a través de la celebración de reuniones periódicas de concertación de los jefes de los Servicios de sanidad animal;

  • que las organizaciones internacionales y regionales competentes, en especial la OMC, la OIE, la FAO, el IICA y la OPS/OMS, otorguen asistencia técnica a los países del Caribe, con el objeto de favorecer las actividades relativas a la armonización de las reglamentaciones sanitarias y al control de las enfermedades animales;

  • que los organismos donantes internacionales y regionales atiendan a las necesidades de los países del Caribe en materia de diagnóstico, vigilancia y profilaxis de las enfermedades animales, así como en materia de control sanitario en las fronteras de los animales vivos y los productos de origen animal.

La OIE, organización mundial de sanidad animal, creada en 1924, tiene su sede en París. Agrupa a 147 países, cuyos Delegados forman un "Comité Internacional", y se basa en los trabajos de cuatro Comisiones Especializadas y de cinco Comisiones Regionales. Su misión es informar y asesorar a los Servicios Veterinarios de sus Países Miembros, con el fin de contribuir a la erradicación de las enfermedades animales más peligrosas para el animal o el Hombre, y determinar las normas sanitarias para el comercio internacional.

París, 11 de diciembre de 1997

Contact : Maria Zampaglione

Al principio