Organizacion Mundial de Sanidad Animal

Tamaño de la fuente:

Idioma :

Search:

Búsqueda avanzada

Inicio > Para los periodistas > Comunicados de prensa

Los Servicios Veterinarios se reorganizan para luchar contra las epizootias* en África

La reorganización de los Servicios Veterinarios africanos fue el principal tema de debate de la 13ª Conferencia de la Comisión Regional de la Oficina Internacional de Epizootias (OIE) para África, que se celebró del 26 al 29 de enero de 1999 en Dakar (Senegal).

El objetivo de los jefes de los Servicios Veterinarios africanos es establecer una estrategia de lucha más eficaz contra las grandes enfermedades animales que siguen causando estragos en la región y que son, en algunos casos, transmisibles a las personas (fiebre del Valle del Rift, por ejemplo).

La situación zoosanitaria del continente africano sigue siendo preocupante.

Enfermedades graves como la perineumonía contagiosa bovina, la peste porcina africana, la peste equina, la fiebre aftosa o las tripanosomosis siguen causando estragos en determinadas zonas.

Estas enfermedades, además de frenar considerablemente el desarrollo de las producciones animales y de las exportaciones en el continente africano, representan, en algunos casos, un peligro para la salud humana.

La fiebre del Valle del Rift, una amenaza para África

La fiebre del Valle del Rift, que afecta a los animales y a las personas, representa una amenaza para África.

El año pasado, entre finales de octubre de 1997 y enero de 1998, unas lluvias torrenciales debidas al fenómeno El Niño azotaron ciertos territorios de la región y provocaron las mayores inundaciones registradas en la parte extremo-oriental de África desde 1961. Los insectos, vectores del virus causal, se multiplicaron.

En diciembre de 1997 se registraron pérdidas de ganado considerables, relacionadas con la presencia del virus de la fiebre del Valle del Rift en las zonas afectadas (un 70 por ciento de pérdidas de ovinos y caprinos y un 20 a 30 por ciento de bovinos y camélidos). Por razones de salud pública, las importaciones de ganado procedentes de determinados países son todavía objeto de embargo.

La vacunación de los animales y la aplicación de medidas de alerta inmediata en caso de que vuelvan a pulular los insectos deberían contribuir a reducir las pérdidas debidas a la enfermedad y a restablecer los intercambios comerciales tradicionales.

La lucha contra la peste porcina africana: una priorida

Otra enfermedad animal muy grave, pero que no es transmisible a las personas, ha vuelto a aparecer en África occidental: la peste porcina africana. Esta enfermedad es enzoótica en algunos países de África central y se han señalado casos hace poco en Togo, Benin y Nigeria, así como en dos islas del Cabo Verde.

La peste porcina africana también está presente en algunos países de África oriental y austral, particularmente en Mozambique, donde el virus ha establecido un ciclo que utiliza a la garrapata Ornithodorus y a los facóqueros. La enfermedad también ha afectado recientemente a Madagascar.

En cambio, la enfermedad ha sido erradicada de Côte d'Ivoire, donde apareció en 1996.

La FAO y la OIE divulgan recomendaciones que deberían impedir la extensión de la epizootia: vigilancia en las fronteras, sacrificio sanitario precoz y desinfección de los locales. Si no se observan estas recomendaciones cabe temer que la enfermedad invada vastas partes de la región.

Resultados en la lucha contra la peste bovina

Aunque la situación de las epizootias en África no ha mejorado en el caso de todas las enfermedades, en la lucha contra la peste bovina se han registrado sin embargo progresos considerables, ya que la enfermedad no ha sido señalada oficialmente en África en 1998. Esta lucha, organizada y auspiciada por organizaciones internacionales, especialmente por la OUA/BIRA, y que ha recibido fondos de la Unión Europea, ha sido llevada a cabo en el marco de la Campaña Panafricana de Lucha contra la Peste Bovina.

Asegurar la perennidad de los Servicios Veterinarios en África

Estas amenazas para la salud animal y humana en África son aún más preocupantes por surgir en un momento en que numerosos Servicios Veterinarios tienen que hacer frente a problemas de recursos, debidos principalmente a los programas de reestructuración impuestos por su situación económica.Estas dificultades fueron objeto de un amplio debate durante la Conferencia de Dakar y se propusieron soluciones para definir mejor las acciones de los Servicios Veterinarios. Entre las soluciones cabe señalar: una ampliación del campo de aplicación del mandato sanitario, la instauración de una política de recaudación de los costos, el establecimiento de relaciones de trabajo y de colaboración con el sector privado en materia de vigilancia epidemiológica, de formación y de divulgación, y la creación de un marco legal que permita la instalación y el mantenimiento de los veterinarios privados. Estas decisiones deberían garantizar la perennidad de un servicio público de calidad, sin obstaculizar la evolución de la privatización y de la cooperación intersectorial actualmente observada en el ámbito de la ganadería

Aunque por sus condiciones climáticas y socioeconómicas África sigue siendo la región más frágil desde el punto de vista zoosanitario, esta 13ª Conferencia de la Comisión Regional de la OIE para África en Dakar ha demostrado una vez más que la cooperación entre Estados africanos y la solidaridad de los demás países le permiten tener la esperanza de reducir al mínimo los efectos nefastos de las enfermedades animales y sus consecuencias directas e indirectas para la salud humana.

La recomendación de la Conferencia de establecer una Representación Regional de la OIE para África en Bamako (Malí) podría contribuir considerablemente a reforzar esa cooperación y esa solidaridad.

Contact : Maria Zampaglione

Al principio