Organizacion Mundial de Sanidad Animal

Tamaño de la fuente:

Idioma :

Search:

Búsqueda avanzada

Inicio > Para los periodistas > Comunicados de prensa

El Sexto Plan Estratégico (2016-2020)

La Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) trabaja desde 1924 en el mejoramiento de la salud animal mediante una mayor transparencia de la información sanitaria mundial y una mejor regulación del
...

La Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) trabaja desde 1924 en el mejoramiento de la salud animal mediante una mayor transparencia de la información sanitaria mundial y una mejor regulación del comercio de animales y sus productos derivados. Para ello, la Organización elabora desde hace 90 años, normas con bases científicas adoptadas de manera consensual por sus Países Miembros.

Progresivamente, como complemento de los pilares históricos como lo son las normas y la transparencia, el mandato de la Organización se ha ido expandiendo con la finalidad de ayudar a los Servicios Veterinarios nacionales a enfrentar los múltiples desafíos que se presentan a diario no sólo en lo que respecta a la sanidad de los animales sino también en materia de bienestar animal.

Las crisis sanitarias recurrentes, los riesgos relacionados con la globalización de los intercambios así como las complicaciones medioambientales hacen que sea sumamente necesario continuar con esta dinámica. La participación de la OIE tanto en los programas mundiales como en el apoyo a los Países Miembros para la configuración de las diferentes etapas del proceso de evaluación de los Servicios Veterinarios nacionales (proceso PVS de la OIE), constituye hoy en día la base del mandato de la Organización.

Estas últimas décadas, gracias a la confianza de sus 180 Países Miembros, de sus donantes, a una red de expertos y de centros de referencia eficaz, así como a un equipo comprometido, la OIE ha conocido un auge sin precedentes permitiéndole obtener un amplio reconocimiento internacional y una gran legitimidad en el mundo institucional internacional. De ese modo, nuestro actual compromiso común para una mejor gobernanza veterinaria, en beneficio de un desarrollo económico y social sostenible del sector ganadero así como para un mundo mejor para las poblaciones rurales y malnutridas, está plenamente establecido y es apoyado por la comunidad internacional.

Sin embargo, actualmente es necesario adaptar el funcionamiento de la Organización y de sus instancias a las evoluciones de los tiempos modernos y a las expectativas de la sociedad.

El 29 de mayo de 2015, los Delegados de la OIE, reunidos en Asamblea, adoptaron unánimemente el Sexto Plan Estratégico de la Organización Mundial de Sanidad Animal para el periodo 2016-2020. La puesta en práctica de dicho plan estratégico con la estructuración de cada objetivo estratégico será el hilo conductor de la acción de la OIE a lo largo de los próximos cinco años, correspondientes a la duración de mi mandato como Directora General.

El programa plurianual de trabajo cuya redacción se está realizando con el objetivo de presentarlo en la próxima Sesión General en mayo de 2016, tomará en cuenta los resultados obtenidos a lo largo de los últimos años. En efecto, el Sexto Plan Estratégico ha sido diseñado de tal manera que implica una continuación de los planes anteriores con la finalidad de preservar y reforzar el progreso del cual se han beneficiado los Países Miembros de la OIE.

No obstante, los Delegados han solicitado que las misiones fundamentales de la OIE como la elaboración de normas sanitarias destinadas al movimiento de los animales y los productos animales, y la difusión de información sanitaria, sigan siendo el centro del compromiso de la Organización con especial atención a la excelencia del peritaje y la trasparencia de los procedimientos. De ese modo, los procedimientos operacionales relacionados con el funcionamiento de las instancias de la OIE serán examinados para integrarlos mejor a esta solicitud.

Para poner en marcha el mandato que se me ha confiado, y para proteger la credibilidad de la Organización, el programa de trabajo 2016-2020 estará dirigido a promover la excelencia, la transparencia y la solidaridad para una gobernanza moderna de la sanidad animal. Para ello, los tres objetivos estratégicos del Sexto Plan Estratégico sostendrán nuestras actividades de los próximos meses respecto de los pilares del mandato de la OIE.

Mejorar la sanidad y el bienestar de los animales para una gestión adaptada de los riesgos

Este objetivo cubre la sanidad y el bienestar de los animales, la seguridad sanitaria de los animales así como de los productos y alimentos derivados, la propagación transfronteriza de las enfermedades y la gestión científica de los riesgos sanitarios en la interfaz entre el hombre, el animal y el medio ambiente por medio del enfoque «Una sola salud». Con el fin de garantizar su buena ejecución, y por consiguiente el desarrollo continuo y oportuno de las normas científicas, recomendaciones y directrices actualizadas, se dio inicio, desde las primeras semanas del 2016, a la modernización de la gobernanza de la OIE. Dicho programa de trabajo busca evolucionar hacia un enfoque aún más científico y transparente del peritaje:

  • garantizándose la excelencia del peritaje científico, el diseño de las normas y recomendaciones de la OIE, tanto en las Comisiones Especializadas y los Grupos de Trabajo como en la red mundial de Centros de Referencia. Se realizarán propuestas concretas para adaptar las modalidades de selección de los expertos bajo el respeto de los Textos Fundamentales actuales, así como para fortalecer las capacidades internas de los secretariados científicos de la Organización;
  • reforzándose la solidez de la instrucción previa al reconocimiento de los estatus sanitarios oficiales de los Países Miembros;
  • formalizándose los procedimientos de trabajo que lo requieran, mejorándose a su vez su transparencia, y la rendición de cuentas a los Países Miembros y socios.

La ambición del Sexto Plan Estratégico necesita, además, que la OIE continúe buscando sinergias en las alianzas que la Organización ha sabido desarrollar con una multitud de organizaciones internacionales y regionales. En ese sentido, el ejemplo del acuerdo Tripartito OIE-OMS-FAO[1] y los compromisos resultantes para la lucha contra la rabia o la resistencia a los antimicrobianos, testimonian del interés de esas alianzas cuando se fomenta la cooperación.

Se dará un nuevo impulso para proporcionar a esas alianzas una nueva dirección que contribuya a alcanzar los objetivos antes mencionados. Además, se estudiarán posibilidades de colaboración con las agencias científicas nacionales y regionales de evaluación de riesgos con el fin de trabajar en equipo, así como colaboraciones innovadoras con los Centros de Referencia para una mayor valorización de las actividades realizadas en la materia y para una mejor visibilidad de la OIE en las revistas científicas de renombre.

Consolidar la confianza para la transparencia y la comunicación

Recopilación de información sanitaria notificada por los Países Miembros, capitalización y difusión de los conocimientos científicos y técnicos, peritaje técnico: la actividad de la OIE es de gran valor. Debemos continuar promocionando y valorizando todo el trabajo realizado, en beneficio del uso de los Países Miembros y los socios:

  • sacando el mejor provecho de la información sanitaria disponible en WAHIS, a través de una puesta a disposición duradera de los análisis epidemiológicos y cartografías;
  • renovando las herramientas de información y de comunicación externas, en particular mejorando el atractivo del sitio web de la OIE, incluso para los actores de la salud pública.

Fortalecer las capacidades de los Servicios Veterinarios y la sostenibilidad de sus actividades

Para alcanzar este objetivo esencial del mandato de la OIE, es necesario intensificar la dinámica de apoyo a los Países Miembros. Al respecto, me gustaría reafirmar que la OIE es el portavoz de sus 180 Países Miembros a quienes brinda apoyo de diversas maneras:

  • contribuyendo en los debates mundiales y regionales destinados a mejorar la gobernanza sanitaria;
  • fortaleciendo la calidad de los Servicios Veterinarios, la formación y el apoyo a las políticas sanitarias gracias, en particular, a las diferentes etapas del Proceso PVS; los logros y las fallas identificados por los Países beneficiarios serán analizados con la finalidad de continuar adaptando permanentemente dicho dispositivo a las necesidades de los Servicios Veterinarios que soliciten el apoyo;
  • Implicándose en el análisis de las situaciones de emergencia durante las crisis sanitarias junto a la FAO y la OMS, nuestros interlocutores institucionales tradicionales.

A lo largo de los últimos años, han sido testigos de las evoluciones significativas de las que ha beneficiado la OIE bajo el impulso del Doctor Vallat, Director General de 2000 al 2015. Sobre esta base, todo el equipo de la OIE, tanto en la Sede como en las Representaciones Regionales y Subregionales, continuará aportando sus conocimientos al servicio de la modernización y difusión de la OIE.

Hoy más que nunca, las misiones de la OIE son determinantes para su contribución al desarrollo social y económico de las poblaciones, así como a la protección de la salud de los seres vivos y el medioambiente. En ese sentido, el Sexto Plan Estratégico de la OIE se ejecutará para continuar con el compromiso de la Organización en apoyo al mejoramiento de la calidad de los Servicios Veterinarios, piedra angular de una gobernanza sanitaria mundial eficaz y fundamental para afrontar los retos futuros de nuestro planeta.

Monique Éloit
Directora General


[1] Véase Boletín, n.º 2011-2, págs. 55-58.

 

Al principio