Organizacion Mundial de Sanidad Animal

Tamaño de la fuente:

Idioma :

Search:

Búsqueda avanzada

Inicio > Para los periodistas > Comunicados de prensa

20ª Conferencia de la Comisión Regional de la OIE para las Américas





Montevideo, Uruguay, 16 – 19 de noviembre de 2010

Montevideo, 19 de noviembre de 2010 – Altos responsables de todos los Países Miembros de la OIE del continente americano, incluido el Caribe, así como organizaciones nacionales, regionales y mundiales, entre las cuales la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) se reunieron con ocasión de la 20ª Conferencia de la Comisión Regional de la OIE para las Américas en Montevideo (Uruguay) del 16 al 19 de noviembre de 2010.

Control regional y mundial de la fiebre aftosa

Durante la conferencia, la estrategia mundial y regional de lucha contra la fiebre aftosa, temible enfermedad animal, fuente de pérdidas económicas considerables y de pobreza en el mundo, ha sido objeto de un consenso basado en la aplicación de las recomendaciones votadas durante la Conferencia Mundial de Asunción celebrada en 2009.

Dicho consenso radica en la implementación del reconocimiento oficial por parte de la OIE de los planes de erradicación nacionales y regionales elaborados teniendo en cuenta las particularidades epidemiológicas y socioeconómicas de cada región y que se benefician del apoyo metodológico continuo de la OIE y de la FAO en el marco de una alianza entre las dos organizaciones decidida a nivel mundial.

«Hoy solo 66 de los 177 Países Miembros son reconocidos oficialmente por la OIE libres de fiebre aftosa. Pensamos poder aumentar esta cifra a más de 100 en los años que vienen gracias a esta nueva estrategia, a la vez que ayudar a los países libres a conservar su estatus» declaró el Dr. Bernard Vallat, Director General de la OIE.


Cómo reaccionar ante los riesgos entrañados por los cambios climáticos

El tema de los vínculos entre los cambios climáticos, la producción animal y las enfermedades animales emergentes y reemergentes, en su mayoría transmisibles al hombre, ha suscitado un vivo debate y ha permitido que los participantes en la Conferencia adopten posiciones comunes en relación con la necesidad de reforzar los Servicios Veterinarios nacionales dentro del respeto de las normas de calidad publicadas por la OIE para afrontar los nuevos riesgos sanitarios ligados a la evolución climática.

El consenso se refiere también a la constatación de la gran complejidad del debate sobre el vínculo entre producción animal y cambio climático y la necesidad de proseguir estudios en la materia, a la vez que reconocer la considerable contribución de la ganadería al bienestar de la humanidad. Se ha subrayado igualmente la necesidad de introducir buenas prácticas con vistas a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero así como programas de investigación científica apropiados.


Prevención y control de enfermedades

Cada País Miembro ha descrito la situación zoosanitaria en su territorio así como los programas en curso para eliminar las enfermedades aún existentes y para prevenir la introducción de nuevos patógenos.

Dichas presentaciones han permitido comprobar que la situación sanitaria del continente americano evoluciona favorablemente, pero que para terminar con las enfermedades más temibles, aún se requiere una voluntad política compartida fuerte así como importantes inversiones coordinadas.

Los participantes han saludado igualmente la creación por la OIE de redes de puntos focales nacionales en apoyo a los Delegados nacionales en ámbitos clave, tales como la información sanitaria, los productos veterinarios o los laboratorios.

Los participantes fueron honrados con la presencia e intervención del Presidente de la República de Uruguay en la conferencia.

La Conferencia fue acogida por cortesía del Gobierno de Uruguay. El Honorable Señor Danilo Astori, Vicepresidente de la República Oriental del Uruguay, inauguró la conferencia, que fue presidida por el Dr. Francisco Muzio, Director de los Servicios Veterinarios de Uruguay, con el apoyo de la Sede de la OIE y de la Representación Regional de la OIE para las Americas.

 

Al principio