Organizacion Mundial de Sanidad Animal

Tamaño de la fuente:

Idioma :

Search:

Búsqueda avanzada

Inicio > Para los periodistas > Comunicados de prensa

Carbunco bacteridiano en Guinea Bissau: la OIE responde al llamamiento de asistencia

El Gobierno de Guinea Bissau declaró un foco humano de carbunco bacteridiano en la región de Oio, que ha afectado a más de 80 pacientes, con 13 hospitalizaciones y 4 decesos. La Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) fueron informadas el 3 de mayo de 2005.

El carbunco bacteridiano es una zoonosis que afecta principalmente a los animales. La enfermedad se puede transmitir al hombre por la manipulación de productos de los animales infectados o por el consumo de carne de estos animales.

La economía de la región de Oio depende principalmente de la cría de animales por pequeños explotantes. Las consecuencias de la epidemia de carbunco bacteridiano podrían ser desastrosas tanto para la población humana como para la población animal susceptible si no se controla rápidamente.

Las autoridades en Guinea Bissau han hecho un llamamiento a la comunidad internacional solicitando un apoyo importante de emergencia para controlar la situación.

La OIE se ha mantenido en contacto permanente con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y las autoridades veterinarias de Guinea Bissau a fin de poder evaluar mejor la situación y tomar las medidas apropiadas.

En respuesta inmediata ante la emergencia, la OIE ha otorgado a las Autoridades Veterinarias un crédito de su fondo de emergencia para iniciar un programa de vacunación animal general en la región afectada, que cuenta con más de 50 000 vacunos.

Dado que el carbunco bacteridiano es una zoonosis, la OIE junto con la FAO y la OMS tienen el firme cometido de suministrar conjuntamente la mejor ayuda posible en sus respectivos campos de competencia a las autoridades de Guinea Bissau para hacer frente a esta crisis.

El Centro de Control de Enfermedades (CDC) en Atlanta, EEUU y varios organismos no gubernamentales (ONG) también han ofrecido su apoyo.

Al principio