Organizacion Mundial de Sanidad Animal

Tamaño de la fuente:

Idioma :

Search:

Búsqueda avanzada

Inicio > Para los periodistas > Comunicados de prensa

Bernard Vallat participa en la sesión plenaria conjunta de la "United States Animal Health Association" (USAHA) in San Diego

San Diego, California, octubre de 2003 - Durante su intervención en la sesión plenaria conjunta de la "United States Animal Health Association" (USAHA) y de la "American Association of Veterinary Laboratory Diagnosticians" (AAVLD) celebrada en San Diego (California) el 13 de octubre de 2003, el Director General evocó varios puntos clave de la nueva política de la OIE, principalmente el reconocimiento por la sociedad de las aportaciones de la profesión veterinaria, la vigilancia de las enfermedades animales y de las zoonosis, el apoyo a los países en desarrollo para erradicar las enfermedades animales, los principios de la compartimentación y de la regionalización, y la relación entre los patógenos y el comercio mundial.

"La vigilancia de los eventos sanitarios, sean naturales o intencionales -señaló-, es un elemento crucial para el éxito de las misiones de la OIE". De hecho, la información de que dispone la OIE sobre la aparición de focos de enfermedades procede de los informes oficiales de los servicios veterinarios nacionales, pero también de informaciones no oficiales cuya exactitud ha de verificarse.

El Dr. Vallat subrayó además la importancia de las misiones de la OIE, en especial para el indispensable refuerzo de los servicios veterinarios nacionales y para la asistencia técnica a los países en desarrollo. En cuanto al principio de regionalización, indicó que se basaba clásicamente en criterios geográficos mediante el aislamiento de una zona infectada dentro de un País Miembro. La compartimentación es un nuevo concepto en vías de adopción, basado en la toma en consideración epidemiológica de poblaciones animales o de sistemas integrados de producción.

"Las normas de la OIE son las herramientas esenciales para facilitar un comercio internacional que sea sano y equitativo. La regla de oro -añadió-, sería que cada país trate a los demás como quisiera que lo traten a su vez. Las normas de la OIE deben tomarse como un menú, en su conjunto, y no "a la carta".

El Dr. Vallat hizo hincapié asimismo en el compromiso de la OIE para la elaboración de normas sobre el bienestar animal. En este ámbito, los temas que se tratarán con prioridad serán el transporte de los animales, las condiciones de sacrificio y el vaciado sanitario de las explotaciones. La primera "Conferencia mundial sobre el bienestar animal" se celebrará en la sede de la OIE en París, del 23 al 25 de febrero de 2004.

Propuso igualmente que los temas evocados durante su intervención en San Diego se retomen con ocasión de un seminario de la OIE en el marco del Congreso Mundial Veterinario de Minneapolis en 2005.

Al principio