Organizacion Mundial de Sanidad Animal

Tamaño de la fuente:

Idioma :

Search:

Búsqueda avanzada

Inicio > Para los periodistas > Comunicados de prensa

Encefalopatía espongiforme bovina en una cabra en Francia

El 28 de enero de 2005, un panel de expertos científicos de laboratorios especializados de la Unión Europea, incluso el Laboratorio de Referencia de la OIE en Weybridge, Reino Unido para la encefalopatía espongiforme bovina (EEB), confirmó el primer caso de EEB en una cabra en Francia.

En noviembre de 2004, las Autoridades Veterinarias francesas habían informado a la OIE que la cabra, que tenía dos años y medio en el momento del sacrificio en 2002, formaba parte de un rebaño de 600 animales, incluidos 300 adultos. Se había sacrificado el rebaño entero y se habían efectuado pruebas de detección de prurigo lumbar en los adultos, que arrojaron resultados negativos. Todos los cadáveres, incluso el de la cabra afectada, fueron destruidos. La muestra con el aislado de prurigo lumbar de la cabra infectada se había sometido a una prueba de diagnóstico ulterior por inoculación en ratones transgénicos, que es la prueba de referencia para distinguir la EEB del prurigo lumbar. Como es necesario esperar varios meses para obtener el diagnóstico, de ahí la demora en la confirmación.
La OIE, por medio de su red de expertos y de Laboratorios de Referencia, sigue de cerca todos los eventos relacionados con la EEB y está consciente de que es importante llegar a entender totalmente este caso.

En consecuencia, ha convocado a una reunión de expertos en EEB de renombre internacional, que se celebrará del 17 al 18 de marzo de 2005 en la sede de la OIE en París, Francia. Durante esta reunión, los expertos debatirán la posible existencia de fenotipos de EEB, incluida la situación de la EEB en los caprinos. Se debatirán también las eventuales repercusiones de la EEB en los caprinos sobre la salud pública, aunque habida cuenta de la prevalencia sumamente baja de encefalopatías espongiformes transmisibles en los caprinos y las medidas de sanidad pública aplicadas en la UE, se ha observado que los eventuales riesgos para los consumidores se consideran insignificantes actualmente. Además, se discutirá si la OIE necesita modificar sus normas internacionales sobre EEB y prurigo lumbar para encarar esta nueva situación. Los resultados de esta reunión serán tema de debate de todos los Países Miembros de la OIE en su Sesión General anual en mayo de 2005.

La OIE trabaja en estrecha colaboración con la Unión Europea en lo referente a la encefalopatía espongiforme bovina, y las normas de vigilancia de esta enfermedad propuestas a sus 167 Países Miembros integran los conocimientos expertos de la UE.

Al principio