Organizacion Mundial de Sanidad Animal

Tamaño de la fuente:

Idioma :

Search:

Búsqueda avanzada

Inicio > Para los periodistas > Comunicados de prensa

Vacunación canina: la clave para terminar con la rabia humana transmitida por perros

La erradicación de la rabia humana transmitida por perros es posible. Actualmente, disponemos de todos los medios necesarios para que hayamos logrado este objetivo hacia mediados del siglo XXI. Más del 95% de los casos de rabia humana están causados por mordeduras de perro. Vacunando a un 70% de la población canina de las zonas donde existe rabia, el número de casos humanos puede disminuir rápidamente casi a cero. La comunidad internacional ha aceptado que la vacunación masiva de perros es el medio más rentable para eliminar la rabia. Desde 2012, el Banco de la OIE de Vacunas Antirrábicas ha apoyado la aplicación de campañas de vacunación canina en los Países Miembros de la OIE, suministrándoles vacunas de calidad y a un precio asequible. Así, varios de estos países se encuentran ya un poco más cerca de convertirse en “libres de rabia”. Con ocasión del Día Mundial de Lucha contra la Rabia 2015, la OIE ofrece su ayuda a la comunidad internacional para que continúe con todas las actividades destinadas a lograr este realista objetivo.

París, 26 de septiembre de 2015 – La vacunación canina masiva es el método de elección para eliminar la rabia humana transmitida por perros. Es la única forma realista de romper el ciclo de transmisión de la enfermedad entre animales y personas” destaca el Dr. Bernard Vallat, Director General de la OIE. “La rabia se puede erradicar a nivel mundial vacunando a grandes poblaciones de perros de las zonas afectadas”. 

Algunos países, sobre todo de Europa, ya han logrado erradicar la rabia mediante campañas de vacunación. Aunque implementar campañas de vacunación puede suponer un desafío económico, las ventajas de esta estrategia compensan claramente, ya que alrededor de un 10% de los recursos económicos que en la actualidad se destinan a los tratamientos de emergencia para las víctimas humanas podrían cubrir los costes en los que incurrirían los Servicios Veterinarios nacionales para erradicar la rabia canina mediante la vacunación. 

A través del Fondo Mundial para la Sanidad y el Bienestar Animal, la OIE apoya a sus Países Miembros en las actividades que destinan a luchar contra la rabia, y ha emprendido varias iniciativas en este sentido. Desde su creación en 2012, y con el apoyo económico de la Unión Europea, de Australia, de Alemania y de Francia, la OIE ha establecido su propio Banco de Vacunas Antirrábicas; se trata de un recurso con despliegue mundial y que ya han utilizado algunos de los países más pobres de Asia y de África.

Filipinas fue uno de los primeros países en beneficiarse del Banco de la OIE de Vacunas Antirrábicas. Desde 2013 y hasta la actualidad, se han suministrado más de 3,5 millones de dosis a varias de sus provincias, y en líneas generales con resultados muy prometedores. El gobierno de Filipinas, que reconoce la importancia de controlar la rabia canina, ha asignado más fondos para comprar vacunas antirrábicas a través de la OMS y del Banco de la OIE de Vacunas Antirrábicas. Mediante su continuo compromiso con esta causa y gracias al apoyo de la OIE, el gobierno de Filipinas está trabajando de forma eficaz para lograr la eliminación de la rabia hacia el año 2020. Otros Países Miembros de la ASEAN también están acelerando sus avances hacia el objetivo de una “ASEAN libre de rabia en el 2020”.

 

Desde septiembre de 2015, la OIE ha suministrado casi 15 millones de vacunas caninas antirrábicas a nivel mundial, 7 millones de las cuales se han proporcionado a catorce países para contribuir a sus programas nacionales de vacunación.

En el marco de la Alianza Tripartita para el Control de la Rabia, la OMS ha decidido realizar sus pedidos de vacunas caninas a través del Banco de la OIE de Vacunas Antirrábicas. En 2015, la OMS ha comprado 7,85 millones de dosis de vacunas antirrábicas a través del Banco de la OIE de Vacunas Antirrábicas para suministrarlas a Filipinas y a Sudáfrica.

El Banco de la OIE de Vacunas Antirrábicas es un instrumento oportuno porque cuando necesitamos las vacunas, estas llegan sin demora. Para nosotros, este Banco de Vacunas es un proveedor fiable, ya que nos permite dedicarnos a nuestras actividades según lo previsto y hace que la comunidad se sienta bien, ya que cuando les prometemos que llegarán vacunas, llegan de verdad. Este banco de vacunas nos ayuda a dedicar nuestros escasos recursos a las zonas de riesgo alto en las que se precisa una intervención inmediata”, explica la Dra. Emelinda López, Coordinadora Nacional del Proyecto de la OIE de Lucha contra la Rabia en Filipinas. 

Este banco de vacunas garantiza la disponibilidad de unas vacunas de calidad que cumplen con las normas internacionales de la OIE. Además, también asegura su rápido suministro a bajos precios gracias a convocatorias competitivas de licitación entre posibles proveedores de todo el mundo.

 

Además de las dosis de vacuna, los Países Miembros de la OIE también necesitan apoyo para implementar campañas de vacunación. El Fondo Mundial para la Salud y el Bienestar Animal, establecido por la OIE, también respalda actividades como la contratación y la formación de personal para la vacunación de los perros, generando material educativo y llevando a cabo campañas de comunicación para sensibilizar acerca de la importancia de una tenencia responsable de los perros.

 

Hoy en día, la rabia sigue afectando a las vidas de personas de la mayoría de países del mundo. Así, la mitad de la población humana mundial sufre riesgo de contraer la rabia. En las zonas con escaso o nulo acceso a una profilaxis post-mordedura, esta infección comporta la muerte. Por ello, resulta necesario invertir para ayudar a los países de todo el mundo a aplicar campañas nacionales de vacunación canina contra la rabia.

La OMS, la OIE y la FAO, con el apoyo de la GARC, han elaborado el documento Justificación de la inversión en la eliminación a nivel mundial de la rabia transmitida por perros. Dichos organismos tienen el convencimiento de que, para erradicar esta enfermedad, resulta fundamental la colaboración entre los sectores de la salud humana y de la sanidad animal, y han organizado una Conferencia mundial sobre este tema que se celebrará en Ginebra los días 10 y 11 de diciembre de 2015. 

 

Enlaces relacionados:

     

    Fotos: 1-2-3 :© OIE / C. Dy - 4: © FAO

    Al principio