Organizacion Mundial de Sanidad Animal

Tamaño de la fuente:

Idioma :

Search:

Búsqueda avanzada

Inicio > Para los periodistas > Comunicados de prensa

Garantizar la salud de la vida silvestre es garantizar un mundo más seguro


© A.Thiermann

París, 3 de marzo de 2016 - Por tercer año consecutivo, la Organización Mundial de Sanidad Animal se une a la celebración del Día Mundial de la Vida Silvestre.

Teniendo en cuenta que en el mundo cada año aparecen de media cinco nuevas enfermedades infecciosas para el ser humano, tres de ellas procedentes de los animales, la mayoría silvestres, la OIE reconoce la importancia de la salud de las poblaciones de fauna silvestre, las cuales son centinelas de las enfermedades infecciosas y de los peligros de intoxicación de personas y animales domésticos. Por ello, resulta fundamental contar con un sistema de detección precoz, prevención y vigilancia de las enfermedades de los animales silvestres. Asimismo, dado que los brotes de enfermedad pueden conllevar un riesgo de declive o incluso extinción de especies ya amenazadas, la salud de la fauna silvestre es un componente clave para su conservación.

 

En el marco de su mandato global de mejora de la sanidad y del bienestar animal, la Organización ayuda a sus 180 Países Miembros a abordar los impactos sanitarios en los animales silvestres elaborando normas internacionales sobre sanidad animal y apoyando a dichos países en el refuerzo de sus servicios veterinarios para proteger la sanidad y el bienestar animal, incluidos los aspectos relativos a la fauna silvestre y a la biodiversidad.

La OIE también garantiza la transparencia en el campo de las enfermedades de los animales a través del Sistema Mundial de Información Zoosanitaria WAHIS, que incluye WAHIS-Wild, una interfaz dedicada a la obtención y difusión de información sobre las enfermedades de la fauna silvestre. ncluidos los aspectos relativos a la fauna silvestre y a la biodiversidad.

Desde su adopción, en mayo de 2015, el 6.º Plan Estratégico de la OIE (2016-2020) ha reafirmado el compromiso de la OIE relativo a la fauna silvestre, considerando que resulta esencial influir en el diseño de políticas, así como en la formación, la investigación y la gobernanza en temas de ámbito mundial, entre ellos la interfaz formada por la salud de los ecosistemas y la sanidad animal, la protección de las especies animales amenazadas y el impacto que tiene la pérdida de biodiversidad en la aparición de enfermedades.

Desde 1994, estas estrategias y políticas de la OIE sobre fauna silvestre y biodiversidad se han elaborado en estrecha colaboración con el Grupo de trabajo de la OIE sobre la fauna salvaje, formado por expertos de renombre internacional.

 

Además, la OIE y la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre (CITES) firmaron en 2015 un acuerdo para reforzar su colaboración en el área de la sanidad y el bienestar animal. Dicho acuerdo respalda la salvaguardia de la biodiversidad mediante la aplicación de medidas de vigilancia y control de las enfermedades necesarias para proteger la sanidad animal y la salud humana a nivel mundial. El acuerdo se aplicará en áreas tales como el transporte y el comercio internacional seguro y legal de los animales silvestres que forman parte de la lista de la CITES; el transporte seguro y rápido de muestras biológicas de estos animales con fines de diagnóstico o identificación, en particular a la red de Centros de referencia de la OIE; sin olvidar la prevención y el control de las especies exóticas invasoras.   


          © Eco Health Alliance

 

 

Asimismo, la OIE es un socio clave de la “Asociación de colaboración sobre manejo sostenible de la fauna silvestre”, conformada por organizaciones internacionales con mandatos y programas dirigidos al uso sostenible y a la conservación de los recursos relacionados con la fauna silvestre. La OIE realiza aportaciones continuas a esta asociación en temas de salud de la fauna silvestre y así promover el bienestar tanto de personas como de animales. Por último, se subraya la colaboración entre la OIE y el Consejo Internacional para la Caza y la Conservación de la Fauna Silvestre, en particular en la implementación de un programa de formación para cazadores destinado a facilitar su contribución en la detección precoz, la notificación y la gestión de enfermedades que afecten a la vida silvestre aplicando el sistema de “formación de formadores”.

Desde un punto de vista más general que el de la mera salud, es importante destacar que los animales silvestres son valorados por las poblaciones y culturas de todo el mundo, y forman parte de los ecosistemas de los que todos dependemos. Igualmente, aportan beneficios a las personas, a otras especies de fauna silvestre y a la agricultura, como por ejemplo, el control de plagas, la polinización, la calidad del agua, la nutrición y, en muchas partes del mundo, constituyen una fuente importante de ingresos y alimento para el ser humano. 

Proteger la fauna silvestre es proteger nuestro futuro..

 

Para más información:

Al principio