Organizacion Mundial de Sanidad Animal

Tamaño de la fuente:

Idioma :

Search:

Búsqueda avanzada

Inicio > Para los periodistas > Comunicados de prensa

Una formación veterinaria en evolución para un mundo más seguro

La conferencia mundial de la OIE se concierta sobre un currículo mínimo para todos los veterinarios a nivel mundial

  • Video

    Flash is required!

    El Dr Bernard Vallat, Director General de la OIE, considera la importancia de una educación veterinaria en evolución.


París, 14 de octubre de 2009 – En su conferencia mundial “Una formación veterinaria en evolución para un mundo más seguro” (12-14 de octubre, París, Francia), la OIE, con el apoyo de más de 400 decanos y directores de instituciones de formación veterinaria y decidores nacionales clave de la educación veterinaria, discutieron las discrepancias y deficiencias del currículo veterinario a nivel mundial y propusieron nuevas políticas para mejorar la formación veterinaria inicial y continua.

La Conferencia celebrada tras las evaluaciones realizadas por la OIE en más de 95 Países Miembros, con la herramienta de evaluación de las Prestaciones de los Servicios Veterinarios (herramienta PVS de la OIE), puso de manifiesto la considerable necesidad de robustecer la formación profesional veterinaria en relación con las normas internacionales de calidad de la OIE aplicables a todos los sistemas nacionales de sanidad animal.

“Como lo han demostrado nuestras evaluaciones de los servicios veterinarios nacionales en los últimos años, el currículo de veterinaria en varios países no se ajusta a los 'requisitos básicos de los países en términos de la capacidad de los actores públicos y privados de sus Servicios Veterinarios en materia de vigilancia y control de enfermedades animales. Es imprescindible que el currículo veterinario a nivel mundial incluya un modula de formación en la gestión de la detección temprana de brotes sanitarios infecciosos, incluidas las zoonosis, y de los mecanismos de respuesta rápida a estos eventos", explicó el Dr. Bernard Vallat en la Conferencia.

A fin de prevenir y controlar las enfermedades en todo el planeta, los veterinarios deben recibir una educación y formación que les permita influenciar directamente la calidad y prestaciones de los Servicios Veterinarios. Los veterinarios deben adquirir la excelencia técnica, pero además, al estar involucrados en los sistemas nacionales de sanidad animal, necesitan una formación general amplia que les ofrezca una mejor comprensión de los mecanismos de gobernanza a nivel tanto nacional (legislación, cadena de mando, manejo financiero, comunicación) como internacional (conocimiento de los organismos regionales y mundiales pertinentes y de las normas internacionales).

Por otra parte, en vista de los peligros crecientes que representan las zoonosis, es sumamente importante que los veterinarios reciban una formación apropiada en este tema y asuman un papel preponderante en el desarrollo de estrategias de control de las zoonosis, en cooperación con todos los sectores pertinentes, en particular el mundo médico.

“Hemos alcanzado un consenso global sobre los pasos a seguir para convencer a ciertos países, que otorgan diplomas veterinarios no siempre de calidad, de que sean incitados a modificar su comportamiento y se aseguren de entregar estos diplomas basándose en un conocimiento realmente de alto nivel que satisfaga las necesidades de la sociedad”, comentó el Dr. Tjeerd Jorna , Presidente de la Asociación Mundial Veterinaria.

La Conferencia fue la oportunidad para:

  • convenir sobre el currículo mínimo para todos los veterinarios, sea cual sea el establecimiento en el mundo que imparta la formación veterinaria inicial;
  • diseñar y recomendar mecanismos para ayudar a mejorar el contenido y la calidad de la formación;
  • intercambiar puntos de vista sobre las prioridades en el contenido de las asignaturas académicas, con la finalidad principal de alcanzar un consenso para recomendar a la comunidad internacional un currículo veterinario actualizado;
  • asegurarse de que los futuros graduados se encuentren en condiciones de trabajar en un entorno internacional, aplicando las normas internacionales para la vigilancia y el control de enfermedades infecciosas, la salud pública veterinaria, la inocuidad de los alimentos y el bienestar animal;
  • discutir la implicación de los organismos estatutarios veterinarios en la armonización de los procedimientos de reconocimiento de las facultades veterinarias que ayudarían a reconocer la importancia y la calidad de las actividades veterinarias para la sociedad entera a nivel mundial. Dado que los Servicios Veterinarios, según la definición de la OIE, abarcan los actores de los sistemas nacionales de sanidad animal tanto del sector público como privado, la profesión veterinaria en su conjunto tiene que implicarse en reunir todos estos requisitos.

También asistieron a la Conferencia representantes de los diversos beneficiarios directos de las actividades de sanidad animal y de bienestar animal (productores pecuarios, industriales de la transformación, consumidores, otros organismos no gubernamentales), en total cerca de 500 participantes.

Al principio