Organizacion Mundial de Sanidad Animal

Tamaño de la fuente:

Idioma :

Search:

Búsqueda avanzada

Inicio > Para los periodistas > Comunicados de prensa

24 a Conferencia DE LA COMISIÓN REGIONAL DE LA OIE PARA ASIA, EXTREMO ORIENTE Y OCEANÍA Seúl, República de Corea, 15-18 de noviembre de 2005

El Gobierno de la República de Corea aceptó de buen grado encargarse de la organización de la 24 a Conferencia de la Comisión Regional de la OIE para Asia, Extremo Oriente y Oceanía en su capital, Seúl. Esta Comisión Regional está constituida por 31 Países Miembros y es una de las cinco Comisiones Regionales de la OIE. La Conferencia fue presidida por el Excmo. Sr. Hong-Soo Park, Ministro de Agricultura y Bosques de la República de Corea, el Dr. Chang-Seob Kim, Director de la División de Salud Animal, y el Dr. Gardner Murray, Presidente de la Comisión Regional de la OIE para Asia, Extremo Oriente y Oceanía. También asistieron a la Conferencia el Director General de la OIE, Dr. Bernard Vallat, el Representante Regional de la OIE para Asia y el Pacífico, Dr. Teruhida Fujita, el Jefe del Departamento de Actividades Regionales de la OIE, Dr. Dewan Sibartie, Delegados de los Países Miembros de la OIE, representantes de organizaciones internacionales y regionales y observadores.

En su discurso introductorio, el Director General de la OIE, Dr. Bernard Vallat, expresó su gratitud en nombre de los 167 Países Miembros de la OIE a las Autoridades de la República de Corea por organizar este importante evento.

El Dr. Vallat explicó que la preocupación predominante en el contexto internacional actual era la aparición de la influenza aviar en los animales y su potencial de conducir a una pandemia humana. La inclusión de esta enfermedad como principal tema técnico resultaba, por tanto, muy oportuna. El Dr. Vallat describió la colaboración de la OIE con otras organizaciones internacionales para el control de la enfermedad en los animales y la prevención de pandemias, subrayando asimismo el papel que cumple la OIE en su búsqueda de asistencia para los países en desarrollo. Reiteró sus declaraciones previas de que la mejor manera de prevenir la pandemia es reducir o eliminar el virus de la fuente animal y añadió: “ Creo que aún tenemos abierta la posibilidad de disminuir considerablemente el riesgo de una pandemia humana si reducimos al mínimo la carga del virus en los animales en todo el mundo. Es posible alcanzar este objetivo mediante un conjunto de medidas que la OIE y la FAO recomiendan a los Países Miembros ”.

Explicó que, a través de su red mundial de Laboratorios de Referencia y de expertos, la OIE ha proporcionado a los Países Miembros normas para la vigilancia de la influenza aviar y el comercio en condiciones seguras de las aves de corral y productos avícolas, una selección de vacunas que pueden emplearse y un foro conjunto de la OIE y la FAO para el intercambio de información científica y de cepas de virus, que pueden utilizarse para la fabricación oportuna de vacunas humanas. Se refirió igualmente a la asistencia técnica brindada a los países en desarrollo para el control de la enfermedad. Al destacar la importancia de los Servicios Veterinarios, comentó: “ El refuerzo de los sistemas de vigilancia zoosanitaria es esencial para seguir la evolución del agente patógeno, lo que a su vez es crucial para prevenir cualquier crisis global en el futuro asociada a enfermedades animales emergentes potencialmente transmisibles al hombre”.

Al respecto, el Dr. Vallat dirigió un mensaje especial a los políticos y otras autoridades decisorias instándoles a considerar el refuerzo de los Servicios Veterinarios como un “bien público internacional” y a garantizar que se les brinden los recursos adecuados para que puedan desarrollar un sistema de detección y respuesta rápidas y oportunas ante la introducción de la enfermedad. “ La inversión en sanidad animal a través de los Servicios Veterinarios debe considerarse como una prioridad por su papel en el control más eficaz de las enfermedades animales, en la protección de la salud pública y en la mejora del acceso al mercado regional e internacional para beneficio de la región asiática y del conjunto de la comunidad internacional ” afirmó el Dr. Vallat.

El otro tema técnico abordado durante la Conferencia fue la encefalopatía espongiforme bovina (EEB). Considerada oficialmente como una enfermedad europea, la EEB se ha difundido actualmente a otras regiones lo que conlleva importantes trastornos del comercio y una seria pérdida de la confianza de los consumidores. Lamentablemente, a veces, esto es el resultado de especulaciones que no tienen base científica. A este respecto, el Dr. Vallat señaló: “ La OIE se ha comprometido a proporcionar normas, directrices y recomendaciones sobre bases científicas elaboradas por científicos de renombre mundial para la prevención, control y erradicación de la enfermedad en todo el mundo”.

Además, se expusieron y discutieron los desarrollos recientes de las orientaciones de la OIE respecto a las enfermedades de los animales acuáticos y las políticas sanitarias con especial referencia a Asia . Los representantes de las organizaciones internacionales y regionales explicaron asimismo su colaboración con las actividades de la OIE. Se discutieron los logros del Programa SEAFMD de la OIE en la armonización sub regional del control de la fiebre aftosa y se formularon sugerencias para ampliar las actividades del Programa a fin de prestar apoyo a los Servicios Veterinarios en la lucha contra otras enfermedades animales importantes tal como la influenza aviar.

La Comisión Regional de la OIE manifestó su aprecio y gratitud por el apoyo que la OIE brinda a los Países Miembros de la Región y respaldó firmemente las acciones emprendidas por la OIE para promover el control de las enfermedades animales y zoonosis en el mundo y en la región.

Por último, se discutieron y aprobaron varias recomendaciones, en particular sobre el control de la influenza aviar y de la EEB. Estas recomendaciones, que son de gran interés para los 31 Países Miembros de Asia, Extremo Oriente y Oceanía, se presentarán a la consideración de todos los Países Miembros durante la Sesión General de la OIE en mayo de 2006.

Al principio