Organizacion Mundial de Sanidad Animal

Tamaño de la fuente:

Idioma :

Search:

Búsqueda avanzada

Inicio > Para los periodistas > Comunicados de prensa

La OIE habla al Parlamento Europeo sobre las enfermedades animales y riesgos para la salud pública

Bruselas, 22 de enero de 2013 - El Director General de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), el Dr. Bernard Vallat, se dirigió a los eurodiputados y funcionarios de alto nivel de la Unión europea con motivo de un simposio organizado el 22 de enero de 2013 por la eurodiputada del Partido popular europeo (PPE), Sophie Auconie, sobre el tema "Prevenir las pandemias humanas mejorando la sanidad animal".

La Sra. Diputada Auconie abrió el simposio haciendo hincapié en los vínculos temáticos entre la sanidad animal y la agricultura, el comercio, la seguridad alimentaria y la reducción de la pobreza, así como las relaciones entre la OIE y las instituciones europeas.

El Dr. Vallat recordó que un 60% de los patógenos capaces de perjudicar al hombre son de origen animal, al igual que el 75% de las enfermedades emergentes y el 80% de los agentes biológicos que suponen un potencial bioterrorista. Insistió que la lucha contra los patógenos en su fuente animal represente el mejor enfoque para proteger la salud humana cuando esta amenazada por patógenos de origen animal.

Actualmente, al menos un 20% de las pérdidas de la producción alimentaria mundial de proteínas animales serian debidas a los patógenos, mientras que según ciertas previsiones, la demanda mundial en proteínas animales se incrementará un 50% de aquí al 2030.

Además, el mundo está expuesto a una amenaza permanente ligada al contexto de las “cinco T: Trade, Travel, Transport, Tourism y Terrorism” – comercio, viajes, transporte, turismo y terrorismo - que caracteriza la globalización sin precedentes en la historia del movimiento de las personas, animales y bienes de consumo y representa otras tantas oportunidades de diseminación de los patógenos en todos los rincones del planeta.

La combinación de este conjunto de factores constituye un terreno favorable a la aparición de un evento grave de salud pública a escala mundial y aumenta los riesgos que se ciernen sobre la salud animal, la salud pública, la seguridad mundial y el acceso a la alimentación.

El simposio confirmó que la mejor forma de prevenir tales eventos es contar con dispositivos eficaces y sostenibles de detección precoz de posibles desastres sanitarios y de reacción rápida en todos los países del mundo, dado que un solo país que falle en el nivel de detección y reacción rápidas puede poner en peligro todo el planeta.

La solidaridad es esencial no solo para apoyar a las decenas de países que no disponen de estos dispositivos, sino también en interés de los países desarrollados que se mantienen libres de enfermedades, a fin de que puedan protegerse de su reintroducción por países en desarrollo o en transición en donde todavía están presentes.

 

Al principio