Organizacion Mundial de Sanidad Animal

Tamaño de la fuente:

Idioma :

Search:

Búsqueda avanzada

Inicio > Para los periodistas > Comunicados de prensa

Conferencia Mundial sobre el Control de la Rabia

Los Servicios Veterinarios son los mejor situados para luchar contra la rabia en su fuente animal

 

Seúl, 9 de septiembre de 2011 – Los veterinarios públicos y privados en el marco de los Servicios Veterinarios nacionales tienen una importante responsabilidad de aplicar sus conocimientos y habilidades para garantizar el control de la rabia en la fuente animal, esta ha sido una de las principales conclusiones de la Conferencia Mundial de la OIE sobre el Control de la Rabia celebrada en Seúl, República de Corea (7-9 de septiembre de 2011).
Los participantes en la conferencia han recomendado que los programas de control de la rabia secunden, en particular, la eficiencia de los componentes públicos y privados de los Servicios Veterinarios nacionales, especialmente en los países en desarrollo.

“Para cumplir su misión, los servicios veterinarios deben recibir el apoyo de sus gobiernos y de la administración nacional pertinente, de las comunidades locales, las organizaciones no gubernamentales y, lo más importante, de todos los propietarios de perros; lamentablemente, la rabia es una enfermedad aún hoy descuidada y su prevención y control no son prioritarios en muchos países”, explicó el Dr. Bernard Vallat, Director General de la OIE.

La participación activa de todos los países en el Procedimiento PVS de la OIE (Evaluación de las Prestaciones de los Servicios Veterinarios) para identificar las necesidades de los Servicios Veterinarios en términos de inversión y formación es una recomendación esencial, porque la conformidad con las normas más altas de buena gobernanza veterinaria es crucial para definir y poner en marcha las estrategias y actividades de control de la rabia y de otras enfermedades animales.

Quebrar el vínculo entre las infecciones animales y las infecciones humanas
Más del 99 % de todos los casos humanos documentados se deben aún a mordeduras de perros infectados. La rabia, que afecta especialmente a los niños en los países en desarrollo, cobra al menos 55 000 vidas humanas cada año, y causa más decesos humanos que cualquier otra enfermedad infecciosa. Además, se considera que su coste global es más alto, ya que hay muchos casos de rabia animal y de víctimas mortales humanas que no son declarados en varias regiones del mundo.

Algunos analistas han estimado también que alrededor del 10 % de los recursos financieros usados para el tratamiento del hombre después de una mordedura sería suficiente para erradicar la rabia en su fuente, en los perros, en todo el mundo y para prevenir casi todos los casos humanos a muy bajo coste.

La conferencia reconoció que la vacunación de los perros es el método preferido de control y eliminación de la rabia: por razones éticas, ecológicas y económicas, el sacrificio selectivo de los animales no puede ser considerado como el método prioritario para el control y erradicación excepto en situaciones muy específicas. Todos los programas exitosos de erradicación de la rabia han incluido medidas que combinan el control de la población de perros vagabundos y la vacunación de todos los perros que tengan propietario.
 
“Donantes, gobiernos, comunidades locales y propietarios de perros deben entender que la prevención de la rabia en la fuente animal aporta beneficios económicos, de salud pública y sanidad animal y de bienestar, y que es absolutamente necesario hacer más para mejorar y poner en práctica las normas y directrices internacionales sobre el control de la rabia que permitirán salvar miles de vidas humanas y animales”, comentó el Dr. Vallat.

Estas directrices incluyen también requisitos para la educación veterinaria inicial y continua, así como el control de calidad permanente de toda vacuna utilizada por los países Miembros de la OIE. La conferencia recomendó también que se considere prioritario el apoyo a la investigación veterinaria para la prevención de la rabia.

La OIE agradece el apoyo del Gobierno de la República de Corea, en particular, del Ministerio de alimentación, agricultura, políticas forestales y pesca por acoger la Conferencia y su valioso apoyo en la organización del evento.

 

Al principio