Organizacion Mundial de Sanidad Animal

Tamaño de la fuente:

Idioma :

Search:

Búsqueda avanzada

Inicio > Para los periodistas > Comunicados de prensa

La OIE, la FAO y la OMS exhortan a actuar con determinación contra el H5N1

Se requiere un compromiso nacional e internacional más sólido

Roma, 2 de febrero de 2007 .– En su reunión anual de coordinación sobre cuestiones mundiales de sanidad animal, altos representantes de la FAO, de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) y de la Organización Mundial de la Salud (OMS) expresaron serias inquietudes de que la falta de una acción lo suficientemente determinada y de fondos adecuados en algunos países donde el virus de la influenza aviar sigue en circulación hiciera peligrar el progreso sustancial alcanzado contra esta enfermedad en varias partes del mundo.

Tras la reunión de Roma, el Subdirector General de la FAO, Alexander Müller, declaró que “la experiencia en distintas partes del mundo ha demostrado que es posible reducir la circulación del virus H5N1 entre las aves de corral si se actúa de manera decidida y sostenida en las más altas esferas políticas, aplicando herramientas adecuadas de detección y control del virus y suministrando el apoyo material y financiero necesario”.

Para la Organización Mundial de la Salud, el control del virus en las aves es importante para la salud humana. “Cuanto más se propague el virus entre las aves, más ocasiones habrá de que infecte a los seres humanos y que mute en una forma fácilmente transmisible entre los humanos”, observó el Dr. David Heymann, Representante en funciones de la OMS para la pandemia de influenza. Señaló la necesidad de “un compromiso gubernamental reforzado y de más recursos procedentes de fuentes tanto nacionales como internacionales a fin de reducir el riesgo de exposición del hombre al H5N1 haciendo disminuir la prevalencia de la infección por H5N1 en los animales y ayudando al público a entender la necesidad de evitar la exposición a las aves enfermas”.

El Dr. Bernard Vallat, Director General de la OIE, declaró, por su parte, que el éxito de una campaña nacional de control del H5N1 requería “un compromiso gubernamental sólido en el ámbito político y financiero, así como un liderazgo eficaz y una coordinación entre todos los ministerios concernidos”. Destacó que las condiciones previas del éxito eran: “un servicio veterinario nacional que cumpla con las normas internacionales de la OIE y una estructura de gestión que defina claramente las tareas de vigilancia y de control y las responsabilidades respectivas, incluida la vacunación de las aves de corral”.

Los expertos pecuarios también llamaron la atención sobre el hecho de que una prohibición de las pequeñas explotaciones y de la producción familiar avícola podría hacer peligrar el sustento y afectar a gente vulnerable que, a menudo, dependía de las aves de corral para asegurar sus ingresos y su alimentación. Según Joseph Domenech, Jefe del Servicio de Sanidad Animal de la FAO, “la experiencia sugiere que prohibir la producción avícola, en particular si no se dispone de alternativa económica, conduciría a la cría ilegal de aves de corral, y, en consecuencia, disminuirían las probabilidades de que se notifiquen a las autoridades los casos de infección por H5N1 en las aves o en el hombre”.

Al principio