Organizacion Mundial de Sanidad Animal

Tamaño de la fuente:

Idioma :

Search:

Búsqueda avanzada

Inicio > Para los periodistas > Comunicados de prensa

Expertos en salud pública y sanidad animal examinan la información disponible sobre MERS-CoV

París, 8 de agosto de 2014. En la sede de la OIE en París, del 15 al 17 de julio de 2014, la OIE convocó una reunión de un grupo ad hoc de expertos de alto nivel científico sobre la infección en animales por el síndrome respiratorio de Oriente Medio por coronavirus (MERS-CoV), con el fin de analizar la información científica más reciente y brindar orientaciones y recomendaciones con miras a prevenir y controlar la enfermedad en la interfaz hombre-animal. El encuentro contó con la participación de expertos del ámbito de la salud pública y la sanidad animal de diferentes países.

El MERS-CoV se identificó por primera vez en humanos en abril de 2012, causando una grave enfermedad respiratoria. Las investigaciones en curso sobre los brotes sugieren que los dromedarios pueden ser una fuente de la infección en el hombre. No obstante, aún se desconoce la ruta exacta de transmisión de los dromedarios al hombre.

El Dr. Bernard Vallat, director general de la OIE, destacó la importancia del MERS-CoV debido a su impacto en la salud pública. Explicó que, desde la aparición de la enfermedad, la OIE ha trabajado conjuntamente con la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

El grupo consideró  los conocimientos disponibles sobre la infección por MERS-CoV en las personas y los animales, y examinó los datos científicos que se desprenden de los resultados de las pruebas de diagnóstico. En la actualidad, se dispone de pruebas diagnósticas precisas basadas en  serología y en la reacción en cadena de la polimerasa (PCR).

A partir de los hallazgos epidemiológicos obtenidos, se discutieron los criterios de vigilancia de la enfermedad en dromedarios y en otras especies animales. Los expertos insistieron en la necesidad de contar con más estudios epidemiológicos para comprender mejor el comportamiento de las infecciones por MERS-CoV en los animales. Se identificaron áreas prioritarias de investigación en animales y la necesidad de recopilar datos científicos que contribuyan al desarrollo de medidas apropiadas de gestión de la sanidad animal y, cuando proceda, limitar la posibilidad de infección en el hombre.  
Se recomendó la designación de un Centro de Referencia de la OIE para el MERS-CoV, en aras de promover la vigilancia e investigación de la enfermedad, y aportar asesoramiento científico a los Países Miembros de la OIE.

Tras proceder a una evaluación científica, el grupo concluyó que el MERS-CoV en los dromedarios no reúne los criterios de inscripción necesarios para figurar en la lista de enfermedades de la OIE. Sin embargo, representa una seria preocupación de salud pública dado que posee potencial zoonótico y de infección en los animales, por lo que deberá declararse a la OIE como enfermedad emergente.

La OIE seguirá trabajando en estrecha colaboración con la OMS y el sector de salud pública, y continuará proporcionando con regularidad a sus Países Miembros y al público en general orientaciones actualizadas sobre esta enfermedad emergente.

Finalizada la reunión, se actualizó la sección de preguntas y respuestas sobre el MERS-CoV, con el fin de reflejar los conocimientos científicos más recientes. Puede consultar aquí la nueva versión del documento.

Al principio