Organizacion Mundial de Sanidad Animal

Tamaño de la fuente:

Idioma :

Search:

Búsqueda avanzada

Inicio > Para los periodistas > Comunicados de prensa

Preguntas y respuestas sobre la influenza A(H7N9)

¿Qué es la influenza aviar?
La influenza aviar es una enfermedad de las aves causada por virus de influenza tipo “A” que puede afectar a varias especies de aves domésticas, tales como pollos, pavos, codornices, pintadas, patos, etc., así como aves de compañía y silvestres. También se han aislado virus de influenza aviar, aunque con menos frecuencia, en algunas especies de mamíferos, como ratas, ratones, comadrejas, hurones, cerdos, gatos, tigres, perros, caballos así como en los humanos.

Existen varias cepas de virus de influenza aviar, que pueden clasificarse en general en dos categorías según la gravedad de la enfermedad en las aves: influenza causada por virus de baja patogenicidad, que generalmente produce pocos o ningún signo clínico en las aves, y de alta patogenicidad, que puede producir varios signos clínicos graves y altas tasas de mortalidad entre las aves.

La distinción entre virus de influenza aviar de alta o baja patogenicidad está basada en los resultados de las pruebas de laboratorio, descritas en el Manual de las Pruebas de Diagnóstico de la OIE. Esta caracterización de los virus de influenza aviar según la agresividad del virus es específica de las aves de corral y de los otros pájaros, y no necesariamente de otras especies que pueden ser susceptibles a estos virus, incluidos los humanos.


¿Qué es la influenza A(H7N9)?

En marzo de 2013, las autoridades chinas de salud pública notificaron los primeros casos humanos de enfermedad por infección con un virus de influenza tipo A de la cepa H7N9. Esta cepa vírica infecta usualmente a las aves, de ahí que al informe haya seguido una intensificación de la vigilancia en las poblaciones aviarias en China.

El 4 de abril de 2013, las autoridades veterinarias chinas notificaron a la OIE casos de infección de palomas y pollos con virus de influenza aviar de baja patogenicidad H7N9, que al parecer son muy similares a los virus que infectan a los humanos.

Como estos virus de influenza aviar de baja patogenicidad no producen signos clínicos graves en los animales, la enfermedad no se diagnosticó hasta que se efectuaron pruebas de diagnóstico precisas en el laboratorio.


¿Cuál es la fuente de la influenza A(H7N9)?

La información científica disponible muestra similitudes genéticas entre los virus que afectan a los humanos y el virus de la influenza A(H7N9) hallado en las aves y declarado a la OIE por las autoridades chinas el 5 de abril de 2013. Aún no se ha identificado la fuente de los casos humanos.

Las autoridades pertinentes, incluidos los Servicios Veterinarios, el Centro de Control y Prevención de Enfermedades de China y los servicios de sanidad animal de China, mediante la colaboración a nivel internacional entre la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), están investigando actualmente la fuente o el posible reservorio de la influenza A(H7N9).

La OIE posee un Laboratorio de Referencia para la influenza aviar en Harbin, China, reconocido a nivel mundial. Otros 15 otros laboratorios de referencia para la influenza animal (en aves de corral, porcinos y equinos) son reconocidos por la OIE alrededor del mundo.


¿Las aves silvestres han sido identificadas como portadoras de virus de influenza A(H7N9)?

Las aves silvestres pueden portar normalmente virus de influenza aviar en sus conductos respiratorio o intestinal, pero en general no se enferman. Históricamente han sido conocidas como reservorios y vectores de virus de influenza aviar. Alrededor del mundo, se han establecido medidas de vigilancia para observar la aparición y las características de los virus de influenza aviar en las aves silvestres. En los análisis de rutina, estos virus se detectan con frecuencia en aves silvestres; sin embargo, la mayoría no ocasiona enfermedad en estas poblaciones.


¿Cómo se transmite y propaga la influenza A(H7N9) entre las aves?

Todos los virus de influenza aviar pueden transmitirse entre las aves por contacto directo con secreciones de aves infectadas, en especial, las heces, o mediante alimentos animales, agua, equipos y prendas de vestir contaminados. Se transmiten fácilmente de una a otra granja por el movimiento de las aves domésticas vivas, de las personas (en particular cuando los zapatos u otras prendas están contaminados) y de vehículos, equipos, piensos y jaulas contaminados. Los virus altamente patógenos pueden sobrevivir durante largos periodos en el medio ambiente, especialmente a bajas temperaturas.

Varios factores pueden intervenir en la propagación de los virus de influenza aviar, por ejemplo: el movimiento de personas y mercancías, las prácticas de comercialización (mercados de aves vivas), las prácticas agropecuarias y la presencia de los virus en las aves silvestres migratorias.


¿Cuáles son los requisitos de declaración de la influenza A(H7N9)?

Tal como se estipula en el Código Sanitario para los Animales Terrestres de la OIE, todos los casos de influenza aviar altamente patógena detectados en aves domésticas o silvestres debe ser notificados a la OIE por las autoridades competentes (Servicios Veterinarios) del país. Además, los virus de influenza aviar de baja patogenicidad de subtipos H5 y H7 también son de declaración obligatoria a la OIE, porque, aunque no ocasionen una enfermedad grave, tienen el potencial de mutar rápidamente a virus altamente patógenos o de infectar otras especies.

El 4 de abril de 2013, las autoridades veterinarias chinas notificaron a la OIE casos de infección en palomas y pollos con virus de influenza aviar H7N9 de baja patogenicidad.


¿Cuáles son los requisitos básicos de prevención y control de la influenza aviar en los animales?

Todos los países deben mantener los componentes públicos y privados de los Servicios Veterinarios que cumplen las normas de calidad de la OIE, por ejemplo:

  • Una legislación apropiada
  • Capacidades de detección temprana y respuesta rápida ante eventos biológicos en animales
  • Establecimiento y gestión de mecanismos de indemnización
  • Laboratorios veterinarios eficaces
  • Uso de la vacunación en situaciones epidemiológicas pertinentes si procede.

 

¿El sacrificio sanitario puede ser una medida de control?
Cuando se detecta la infección en los animales, generalmente se aplica una política de sacrificio sanitario para controlar y erradicar la enfermedad.

Entre los requisitos estipulados en el Código Sanitario para los Animales Terrestres de la OIE, cabe mencionar los siguientes:

  • destrucción en condiciones decentes de todos los animales infectados y expuestos (según las normas de bienestar animal de la OIE);
  • eliminación adecuada de los cadáveres y de todos los productos animales;
  • vigilancia y seguimiento de las aves de corral potencialmente infectadas o expuestas;
  • cuarentena y controles estrictos del movimiento de las aves y del personal y vehículos potencialmente contaminados;
  • descontaminación minuciosa de los establecimientos infectados;
  • un periodo de espera de al menos 21 días antes de la repoblación.


En el caso de virus de influenza aviar de baja patogenicidad, como los brotes de H7N9 declarados por China, generalmente se aplica cuando los brotes son detectados el sacrificio sanitario en la explotación infectada o dentro de un pequeño radio alrededor de los establecimientos infectados.

 

¿La OIE recomienda la vacunación de los animales para luchar contra la enfermedad?
Cuando se dispone de vacunas apropiadas, el objetivo de la vacunación es proteger las poblaciones de aves susceptibles de una infección potencial. La vacunación reduce las excreciones víricas de los animales y la capacidad de propagación del virus. Las estrategias de vacunación pueden usarse eficazmente como medida de emergencia ante un brote o como medida de rutina en una zona endémica. Toda decisión de aplicar la vacunación debe tener en cuenta una estrategia de éxito, es decir, reunir las condiciones que permitan interrumpir la vacunación en un momento dado.

La política de vacunación ha de estudiarse detenidamente antes de su implementación y deberán observarse estrictamente las recomendaciones de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) relativas a la vacunación y las vacunas (http://www.oie.int/downld/avian influenza/guidelines on ai vaccination.pdf).

En resumen, la vacunación debe implementarse cuando no sea posible aplicar políticas de sacrificio sanitario, sea porque la enfermedad es endémica y, por tanto, está muy presente, sea porque la infección es demasiado difícil de detectar en los animales.

 

¿Cuáles son las recomendaciones de la OIE para el comercio de aves de corral infectadas con influenza A(H7N9)?
El análisis del riesgo que los países importadores deben utilizar para proteger su territorio de la introducción de patógenos es muy complejo y está basado en una larga lista de normas de la OIE.

En el caso de brotes de influenza aviar causada por la cepa H7 de baja patogenicidad en países exportadores potenciales, el Código Sanitario para los Animales Terrestres de la OIE (Capítulo 10.4; 2013) establece las recomendaciones aplicables al comercio. Son medidas basadas en la ciencia y no deben crear obstáculos comerciales injusticados; incluyen la zonificación y las pruebas de detección en las poblaciones animales de origen.

 

¿Qué medidas de indemnización deben aplicarse para los productores en cuestión?
Los sistemas de indemnización financiera de los agricultores y productores que han perdido sus animales debido al sacrificio sanitario exigido por las autoridades nacionales varían alrededor del mundo; incluso no existen en algunos países. La OIE alienta a las autoridades nacionales a elaborar y proponer planes de indemnización, ya que son esenciales para la detección temprana y la transparencia en la notificación de la aparición de enfermedades animales, incluida la influenza aviar.

¿Cuáles son las recomendaciones para la inocuidad de los alimentos?

Como medida de precaución y regulación, los animales que han sido sacrificados con fines profilácticos en respuesta a un brote de influenza aviar, incluido el virus A(H7N9), no deben ingresar en la cadena de alimentación humana o animal.

No hay indicios que sugieran que el consumo de aves de corral o de huevos aptos para el consumo humano puede transmitir el virus de influenza aviar a los humanos.

 

¿Qué riesgo para la salud pública entraña la influenza aviar?
Los virus de influenza aviar tienen una alta especificidad según las especies, pero en raras ocasiones han cruzado la barrera de las especies para infectar a los humanos. Esta enfermedad no debe confundirse con la gripe estacional humana, una enfermedad muy común del hombre (generalmente causada por los virus humanos H1 y H3). La transmisión de virus de influenza aviar a los humanos se produce cuando existe un estrecho contacto con aves infectadas o entornos sumamente contaminados.

La enfermedad humana se ha previamente asociado usualmente a la transmisión de un virus altamente patógeno de origen animal. El actual virus de influenza A(H7N9) notificado a la OIE por China es de baja patogenicidad para las aves de corral; se están efectuando investigaciones para demostrar los posibles vínculos con los casos humanos, dado que ya se ha establecido la similitud genética.

Debido al potencial de infección humana, se recomienda que las personas que trabajan o están en contacto con aves de corral sospechosas de estar infectadas con virus de influenza aviar, lleven una indumentaria de protección adecuada, incluidas mascarillas, gafas de protección, guantes y botas.

 

¿Qué medidas de prevención se recomiendan en las explotaciones?
Es esencial que los productores avícolas observen las prácticas de bioseguridad para prevenir la introducción del virus en sus parvadas:

  • mantener las aves de corral fuera de las áreas frecuentadas por aves silvestres;
  • no introducir elementos en los predios que puedan atraer a las aves silvestres;
  • controlar el acceso de las personas y equipos a los gallineros;
  • mantener en buenas condiciones sanitarias el predio, los gallineros y los equipos;
  • evitar la introducción de aves de estatus sanitario desconocido en la parvada;
  • declarar a los Servicios Veterinarios los casos de enfermedad y muerte de aves;
  • eliminar debidamente el estiércol y las aves de corral muertas;
  • vacunar a los animales si procede.

 

Infecciones de influenza aviar A(H7N9) en porcinos: preguntas frecuentes redactado por el grupo SIV de la OFFLU


¿Alguna vez se ha detectado el virus de la influenza aviar A(H7N9) en porcinos?
 
No. Los análisis de porcinos llevados a cabo por las autoridades chinas en las provincias donde se han detectado infecciones humanas y en las provincias vecinas han dado resultados negativos hasta el momento. Se están efectuando más pruebas.

¿Antes se han detectado otros virus de la influenza H7 en porcinos?
La transmisión del virus H7 de las aves a los suidos se ha detectado rara vez en el pasado, sin que se haya demostrado una transmisión ulterior entre porcinos o de los porcinos a otra especie hospedadora, incluidos los humanos.

¿Este virus tiene un potencial de transmisión sostenida en los porcinos? 
Pese a que estos virus han causado varias infecciones esporádicas en los humanos, no podemos concluir que el H7N9 sea capaz de mostrar infecciosidad y transmisión sostenida en los porcinos.

¿Qué medidas deben tomar los productores, propietarios y trabajadores del sector porcino? 
Deben aplicar medidas estándar para prevenir la infección con virus de la influenza de cualquier suptipo. También deben tomar disposiciones adicionales para evitar el contacto con aves o humanos potencialmente infectados, o con fómites.

 

Más información

1. Código Sanitario para los Animales Terrestres de la OIE:
http://www.oie.int/en/international-standard-setting/terrestrial-code/access-online/

2. Manual de las Pruebas de Diagnóstico y de las Vacunas para los Animales Terrestres de la OIE:
http://www.oie.int/es/normas-internacionales/manual-terrestre/acceso-en-linea/

3. Fichas técnicas de la OIE:
http://www.oie.int/es/sanidad-animal-en-el-mundo/fichas-tecnicas/

4. Portal web de la OIE sobre la influenza aviar:
http://www.oie.int/es/sanidad-animal-en-el-mundo/web-portal-sobre-la-influenza-aviar/

5. Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura
Preguntas frecuentes sobre el virus A(H7N9), en inglés
http://www.fao.org/news/story/es/item/173704/icode/

6. Organización Mundial de la Salud
Preguntas frecuentes sobre la infección humana con el virus de influenza A(H7N9), China, en inglés
http://www.who.int/influenza/human_animal_interface/faq_H7N9/en/index.html

7. Red científica mundial OIE/FAO para el control de la influenza animal (OFFLU):
http://www.offlu.net/

Al principio