Organizacion Mundial de Sanidad Animal

Tamaño de la fuente:

Idioma :

Search:

Búsqueda avanzada

Inicio > Para los periodistas > Comunicados de prensa

Reunión reginoal de los delegados de la OIE del Asia, Extremo Oriente y Oceanía

La 23a Conferencia de la Comisión Regional para Asia, Extremo Oriente y Oceanía de la Oficina Internacional de Epizootias (OIE) se celebró en Nouméa (Nueva Caledonia) del 25 al 28 de noviembre de 2003.

En esta Conferencia, a la que fueron invitados todos los Jefes de los Servicios Veterinarios de la región así como numerosas organizaciones internacionales y regionales, se elaboró un informe completo sobre la situación zoosanitaria de Asia, de Extremo Oriente y de Oceanía, en donde algunas enfermedades son objeto de gran preocupación, ya que pueden convertirse en barreras para el comercio regional e internacional y constituir una amenaza para la salud pública.

Durante la Conferencia, se prestó especial atención a cuestiones diversas, tales como:

1. Métodos de eliminación de canales (incluido el procesamiento) en caso de surgimiento de focos de enfermedades animales
El sacrificio sanitario, que es tradicionalmente el método más utilizado y más éxitoso para la erradicación de enfermedades, requiere la integración de una tecnología para la eliminación de los cadáveres animales. No obstante, en la sociedad hay una tendencia creciente a rechazar el despilfarro de productos valiosos de origen animal y las consecuencias negativas para el medio ambiente y para el bienestar de los animales. Esto da lugar a presiones a favor de soluciones alternativas al sacrificio masivo y a la eliminación de canales a gran escala, y en última instancia, a favor de un cambio en el enfoque filosófico de la lucha contra las enfermedades animales, de la despoblación y de la eliminación de canales.

2. Información actualizada sobre las evoluciones con respecto a las enfermedades de los animales acuáticos
La región no dispone de servicios sanitarios profesionales tan avanzados para los animales acuáticos como para el sector de la ganadería. Al parecer, el rápido desarrollo de la acuicultura experimentado en varios países, no se ha acompañado de una expansión paralela de infraestructuras sanitarias para los animales acuáticos. El contacto relativamente poco frecuente entre el sector pesquero y las autoridades veterinarias -especialmente en los Países Miembros de la OIE en los que la responsabilidad de la salud de los animales acuáticos recae en las autoridades pesqueras- es un motivo de preocupación, porque, entre otras cosas, puede conducir a notificaciones inexactas de las enfermedades. A sabiendas de que las autoridades veterinarias suelen tener una buena experiencia en la gestión de los focos de emergencia de las enfermedades de los animales terrestres, y que las autoridades de pesquería conocen bien el medio acuático, una cooperación más estrecha entre ambas instancias resultaría sumamente provechosa para aquellos sectores cuya subsistencia puede verse amenazada en el caso de que una situación de emergencia provocada por una enfermedad acuática.

3. Rabia
Según las estimaciones, más de la mitad del número de decesos humanos por rabia a nivel mundial se produce en Asia, la mayor parte debido a mordeduras de perro. Los informes recientes indican que la rabia se propaga a zonas históricamente libres de esta enfermedad, en particular a las islas. Es preciso, pues, reconocer la importancia de la rabia, especialmente de la rabia canina, en la región como un riesgo constante para la salud humana en los lugares donde la enfermedad esté presente y como una amenaza potencial para todos los países libres de rabia. Los participantes en la Conferencia han reconocido la necesidad de una colaboración entre el sector médico y el sector veterinario para integrar las estrategias destinadas a la prevención eficaz y al control de la infección por rabia, animal y humana, y han recomendado que los Países Miembros de la OIE movilicen sus recursos internos y externos para reforzar las medidas de vigilancia y de profilaxia.

Las recomendaciones formuladas durante la Conferencia permitirán a los demás Países Miembros de la OIE conocer las posturas de los países de la región y reforzarán la cooperación entre los países de Asia y del Pacífico, lo que conducirá a la adopción de medidas concretas en la región para luchar de manera más eficaz contra las enfermedades animales, proteger la salud pública y mejorar el acceso a los mercados regionales e internacionales de animales y de sus productos derivados.

Al principio