Organizacion Mundial de Sanidad Animal

Tamaño de la fuente:

Idioma :

Search:

Búsqueda avanzada

Inicio > Para los periodistas > Comunicados de prensa

La Unión Europea se une a la OIE y a la FAO en la lucha para erradicar la peste de los pequeños rumiantes

El Comisionado europeo Mimica anuncia que la Unión Europea organizará una conferencia para convocar a contribuciones en 2018

París, 11 de octubre de 2017 - La Unión Europea se une a la  Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) y a la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO)  en una campaña mundial para erradicar la peste de los pequeños rumiantes (PPR), conocida también como plaga de las ovejas y cabras. Se trata de una enfermedad animal viral altamente contagiosa y devastadora que causa grandes pérdidas en regiones que alojan a millones de personas, muchas de ellas en situación de pobreza.

El Comisionado europeo para la cooperación y el desarrollo internacional, el Sr. Neven Mimica, acordó en el día de ayer celebrar en Bruselas, durante el primer semestre de 2018, una conferencia de donantes para la PPR. Se trata de un foro destinado a motivar a los países para que realicen inversiones y confirmen sus compromisos políticos con esta iniciativa, y a la comunidad de donantes para que se comprometa en apoyar al Programa mundial para la erradicación de la PPR.

El Sr. Mimica hizo el anuncio durante una reunión mantenida en el día de ayer con el Director general de la FAO, el Sr. José Graziano da Silva, y con la Directora general de la OIE, la Dra. Monique Eloit.

"Quiero felicitar a la Organización Mundial de Sanidad Animal y a la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura por su liderazgo en la labor para avanzar hacia el control y la eventual erradicación de esta enfermedad animal” declaró el Sr. Mimica durante la reunión de hoy en la Sede de la FAO. ”Fuimos socios sólidos en la erradicación mundial de la peste bovina en 2011. Juntos, nos comprometemos a ayudar a las poblaciones de pastores, especialmente en los países más frágiles, donde los pequeños rumiantes representan a menudo un medio de subsistencia para las poblaciones” agregó.

La PPR tiene efectos adversos sobre los medios de subsistencia, la seguridad alimentaria y el empleo, en particular de mujeres y jóvenes. Esta enfermedad consolida y exacerba tanto la pobreza como la malnutrición. En los países y regiones más vulnerables con grandes poblaciones de campesinos propietarios de pequeños rumiantes, la pérdida de ganado puede generar una inestabilidad socioeconómica, contribuir a una crisis de la sociedad civil, provocar conflictos y, en los casos más graves, puede incluso fomentar el terrorismo", explicó el Sr. José Graziano da Silva, Director general de la  FAO.

Por su parte, la Dra. Monique Eloit, Directora general de la OIE, expresó que “Respaldar a los servicios de sanidad animal es una etapa clave para una estrategia exitosa de erradicación de la PPR y representará una inversión sostenible creando oportunidades para controlar otras enfermedades prioritarias. Nos complace saber que la UE se ha comprometido a respaldarnos en este ambicioso pero necesario proyecto. La implementación conjunta de este programa técnicamente factible nos aportará beneficios generacionales no sólo para la sanidad animal, la seguridad alimentaria y la disminución de la pobreza, sino también en materia de resiliencia de las poblaciones más desfavorecidas.”

Desde que fue identificada por primera vez en Costa de Marfil en 1942, la PPR se ha diseminado por más de 70 países en África, Oriente Medio y Asia (en septiembre de 2016, Mongolia reportó su primer caso de PPR). Más del 80% de la población mundial de ovinos y caprinos se encuentran en estas regiones, en las que muchas familias dependen de los productos como la leche de cabra, la carne de cordero y la lana para su nutrición y subsistencia. La FAO estima que cerca de 300 millones de explotaciones familiares alrededor del mundo dependen de los pequeños rumiantes para alimentarse y conseguir ingresos.

La Unión Europea, la OIE y la FAO acordaron hoy asumir el liderazgo para cumplir con este objetivo, trabajando estrechamente con otros socios y sectores interesados y con el fin de respaldar los esfuerzos regionales y nacionales para erradicar la PPR de la faz de la tierra.
En octubre de 2016, la OIE y la FAO lanzaron un programa mundial con un presupuesto de $996 millones de dólares estadounidenses para la primera fase de lo que será un esfuerzo de 15 años para erradicar la PPR para el 2030.

La enfermedad causa pérdidas anuales mundiales que oscilan entre 1.400 y 2.100 millones de dólares. Mientras que la enfermedad es altamente letal para los pequeños rumiantes, llevándose consigo al 90% de los animales infectados, es fácilmente prevenible con vacunas efectivas y económicas que pueden administrarse a bajos costos y que protegen a los animales de por vida.

El virus tiene también una fase infecciosa relativamente breve y no sobrevive mucho tiempo fuera de su hospedador, lo que lo convierte en el candidato ideal para un esfuerzo coordinado de erradicación.

Erradicar la PPR contribuirá a la seguridad alimentaria y a la nutrición, al alivio de la pobreza y al fortalecimiento de la resiliencia de las poblaciones mas desfavorecidas. Tendrá un rol clave en el logro de los objetivos de desarrollo sostenible.

Enlaces relacionados:

 

 

Al principio