Organizacion Mundial de Sanidad Animal

Tamaño de la fuente:

Idioma :

Search:

Búsqueda avanzada

Inicio > Para los periodistas > Comunicados de prensa

La OIE y el CILSS firman un acuerdo para el mantenimiento del pastoralismo en el Sahel

El 23 de octubre, el Dr. Bernard Vallat, Director General de la OIE, y el Dr. Djimé Adoum, Secretario Ejecutivo del Comité Interestatal Permanente de Lucha contra la Sequía en el Sahel (CILSS), firmaron en la sede de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), en París, un acuerdo oficial de colaboración entre sus dos instituciones destinado a coordinar las actividades del componente Sanidad Animal del Proyecto Regional de Apoyo al Pastoralismo en el Sahel (PRAPS), financiado por el Banco Mundial, cuyo objetivo es asegurar la forma de vida y los medios de producción de los cerca de dos millones de pastores que viven de la producción pastoral en esta región.


De dcha. a izda.: el Dr. Bernard Vallat, Director General de la OIE,
y el Dr. Djimé Adoum, Secretario Ejecutivo del CILSS

París, 9 de noviembre de 2015 – El pastoralismo, en cualquiera de sus dos principales formas, que son la trashumancia y el nomadismo, es una forma de vida todavía muy habitual en zonas áridas y semi-áridas, que consiste en la cría de rumiantes y acaso alguna otra actividad rural. Gracias a su particular gestión del espacio y del tiempo, que se basa en la movilidad y en la aplicación de conocimientos ancestrales,  las comunidades pastorales han logrado sacar partido de los recursos naturales de inmensos espacios prácticamente desérticos y muy poco propicios para el desarrollo de la agricultura, y en ellos han creado y preservado un potencial económico y un sistema ecológico y social únicos en su género.

De hecho, en ciertas regiones subsaharianas muy áridas el pastoralismo sigue siendo la única opción de desarrollo económicamente viable, y permite la ocupación deseable y necesaria del territorio y su valorización económica. Para estas poblaciones, el control duradero de las enfermedades infecciosas resulta fundamental, no solo para reducir los riesgos sanitarios y asegurar el capital que supone el ganado, sino también para garantizar la comercialización de animales y productos de origen animal.

Ahora bien, solo un 1,7%1 de la ayuda internacional destinada a la agricultura llega a los programas de desarrollo de la ganadería y a los Servicios Veterinarios necesarios para su productividad y su supervivencia: « Las amenazas que pesan sobre el futuro del pastoralismo son de ámbito mundial y podrían afectar de manera duradera a poblaciones cuyos modos de vida y conocimientos forman parte del patrimonio mundial de la humanidad», destaca el Director General de la OIE, el Dr. Bernard Vallat. Por otra parte, las recientes evoluciones en materia de seguridad en estas regiones indican la necesidad de tener rápidamente en cuenta las aspiraciones de estas comunidades pastorales con vistas a mejorar sus condiciones de vida. Así pues, son necesarias grandes inversiones en favor de la ganadería de estas regiones, para lo cual es necesario movilizar colaboraciones internacionales.

Dentro de este contexto, se ha elaborado el Proyecto Regional de Apoyo al Pastoralismo en el Sahel (PRAPS), que es una de las consecuencias directas de la Declaración de  Nouakchott, que se adoptó los Jefes de Estado y los actores regionales e internacionales adoptaron en octubre de 2013 en la capital de Mauritania. Este proyecto, financiado por el Banco Mundial con un total de 248 millones de dólares, tiene por objetivo mejorar el acceso a los mercados y a los medios de producción y los servicios esenciales en zonas específicas de seis países sahelianos (Burkina Faso, Mali, Mauritania, Nigeria, Senegal y Chad), donde más de un 75% del sector de la ganadería se basa en el pastoralismo, trashumante o nómada. Este proyecto mejorará también la capacidad de estos países de responder a tiempo y de manera eficaz en caso de crisis.

Con el fin de abordar la totalidad de los problemas relacionados con la protección y la valorización del pastoralismo, el PRAPS se estructura en cinco componentes, que se desarrollan a nivel nacional y cuya coordinación global lleva a cabo a nivel regional el Comité Interestatal Permanente de Lucha contra la Sequía en el Sahel (CILSS).

El control de las actividades regionales de la parte de la Sanidad Animal ha sido atribuido al Centro Regional de Sanidad Animal (CRSA). De manera transitoria (entre 2 y 6 años), y a la espera de la puesta en marcha integral tras la decisión de los jefes de Estado de la Comunidad económica de los Estados de África del Oeste (CEDEAO2), la OIE, cuyas competencias técnicas, administrativas, así como su experiencia única en el campo de la sanidad animal son reconocidas por el grupo del Banco Mundial y sus socios, dará su apoyo al CRSA en esta misión.

El componente sanidad animal del proyecto PRAPS se ha programado teniendo en cuenta los instrumentos de la OIE de evaluación de la calidad de los servicios veterinarios, y se estructura en dos líneas de actividad: por un aparte, la mejora de las infraestructuras y el refuerzo de las capacidades de los servicios veterinarios nacionales, y por otra, el apoyo a la vigilancia y a la lucha contra las enfermedades prioritarias, sobre todo la peste de los pequeños rumiantes (PPR) y la pleuroneumonía contagiosa bovina (PPCB).

El acuerdo de colaboración firmado entre la OIE y el CILSS hace referencia a la puesta en marcha y a la coordinación regional de las actividades de dicho componente sanidad animal. Principalmente se centra en tres líneas de acción: la coordinación general de las actividades, el suministro de apoyo metodológico específico, la aplicación de un programa de formación continua para los miembros de los servicios veterinarios de los seis países mencionados y el refuerzo de las capacidades del Centro Regional de Sanidad Animal de la CEDEAO. El proyecto se ha iniciado en 2015.

1Declaración de Nouakchott sobre el pastoralismo (octubre de 2013) (en inglés)
2El CRSA ha sido establecido como el órgano técnico ordinario de la CEDEAO en 2012 a través del Acta adicional N A/SA-20/02/12 firmada por los jefes de Estado.

Para más información:


 

Al principio