Organizacion Mundial de Sanidad Animal

Tamaño de la fuente:

Idioma :

Search:

Búsqueda avanzada

Inicio > Para los periodistas > Comunicados de prensa

La OIE reúne a los países para luchar contra la fiebre del Valle del Rift en África y Oriente Medio

Paris, 19 de junio 2007 - Las Representaciones Regionales de la OIE para Oriente Medio y para África, con el apoyo de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y la Oficina Interafricana de Recursos Pecuarios de la Unión Africana (UA-IBAR) organizaron un taller de alto nivel sobre la fiebre del Valle del Rift del 13 al 15 de junio de 2007 en El Cairo, Egipto.

Dicho taller reunió a los países del Gran Cuerno de África tradicionalmente afectados por la enfermedad, a los países vecinos susceptibles de infección y también a países de Oriente Medio que importan millones de cabezas de bovinos vivos de esta parte de África. Nueve países de África y ocho de Oriente Medio estuvieron representados a nivel gubernamental.

La fiebre del Valle del Rift es una enfermedad vírica aguda que puede afectar gravemente a los humanos y a los animales domésticos (tales como los caprinos, ovinos y bovinos). Sin embargo, es posible controlar la enfermedad mediante la vacunación de los animales.

Nueva certificación oficial armonizada de la salud y seguridad sanitaria de los rumiantes y sus productos exportados

Los participantes se han concertado para una certificación regional armonizada de la salud y seguridad sanitaria de los rumiantes y de sus productos exportados, que ayudará a los países a mantener niveles aceptables de comercio ante los focos de la fiebre del Valle del Rift. Esta certificación se expedirá bajo responsabilidad gubernamental, con arreglo al Acuerdo sobre la aplicación de medidas sanitarias y fitosanitarias (MSF) y a las normas internacionales de la OIE.

“La aparición de la fiebre del Valle del Rift está estrechamente relacionada con el cambio climático; efectivamente, en condiciones de fuertes lluvias e inundaciones, aumenta la probabilidad de propagación de la enfermedad por los mosquitos. Los estragos que la fiebre del Valle del Rift causa en el ganado y las restricciones comerciales consecuentes representan una pesada carga para los agricultores pobres que se pueden aliviar a mayor escala gracias a este sistema de certificación regional”, declaró durante el taller el Dr. Ghazi Yehia, Representante Regional de la OIE para Oriente Medio.

La exportación de millones de cabezas de animales vivos de África a Oriente Medio es crucial para la subsistencia de cientos de miles de agricultores africanos pobres y, al mismo tiempo, es importante para el abastecimiento en carne fresca de las poblaciones de Oriente Medio. Si no fuera por los certificados sanitarios detallados ratificados por la OIE para garantizar la seguridad sanitaria de estos intercambios, el comercio quedaría interrumpido y se produciría un incremento drástico de la pobreza en varios países, tal como Somalia, donde la guerra civil podría empeorar si se interrumpieran las exportaciones.

Los países de África y de Oriente Medio han convenido también en que la enfermedad podría controlarse mejor en los países infectados mediante la aplicación de las normas, directrices y recomendaciones de la OIE sobre vigilancia sanitaria, prevención y medidas de lucha contra la enfermedad, como por ejemplo, la utilización de pruebas serológicas y de vacunas adecuadas.

Apoyo a los países en la predicción de la enfermedad en el futuro y la adopción de una respuesta apropiada

La OIE, por su parte, considerará la convocación de una reunión de expertos veterinarios y de salud pública a fin de elaborar directrices de vigilancia más detalladas y apropiadas para las enfermedades transmitidas por los insectos, incluida la fiebre del Valle del Rift. El grupo de expertos tendrá en cuenta también los asuntos relacionados con el cambio climático y el calentamiento global que podrían incidir en una propagación global de las enfermedades transmitidas por vectores.

En el taller se ha hecho hincapié una vez más en la notificación transparente de focos por ser esencial para que un país y sus vecinos puedan responder de modo adecuado.

“Es esencial que las autoridades veterinarias y de salud pública refuercen su colaboración para el control y seguimiento de la enfermedad y la respuesta ante los focos. La fiebre del Valle del Rift se diagnostica con frecuencia en los humanos antes de la aparición de signos clínicos en los animales”, explicó el Dr. Mamadou Samba Sidibe, Representante Regional de la OIE para África.

Las organizaciones internacionales socias tales como la FAO y los donantes ofrecerán una formación y asistencia técnica, especialmente en el campo del diagnóstico, vacunación y epidemiología predictiva.

Durante el último foco surgido a principios de diciembre de 2006, la fiebre del Valle del Rift afectó a miles de animales (bovinos, ovinos, caprinos y camélidos) de Kenia, Tanzania y Somalia. En estos tres países se registraron 1062 casos humanos, con 325 decesos a la fecha (datos de la Organización Mundial de la Salud).

Información básica sobre la fiebre del Valle del Rift

La fiebre del Valle del Rift está presente principalmente en países del África Subsahariana y en Madagascar.

Diversas especies de mosquitos actúan como vectores del virus, y la enfermedad suele aparecer en las épocas de fuertes lluvias cuando proliferan las poblaciones de mosquitos.

Los seres humanos son altamente susceptibles al virus de la fiebre del Valle del Rift, pueden adquirir la infección sea por la picadura de mosquitos infectados por animales enfermos, sea por contacto con la sangre u otros fluidos corporales o tejidos de animales infectados. El personal de los mataderos, laboratorios u hospitales está expuesto al riesgo de adquirir la infección.

No se descarta que la enfermedad se propague por todo el mundo debido al cambio climático y a la mundialización.

Al principio