Organizacion Mundial de Sanidad Animal

Tamaño de la fuente:

Idioma :

Search:

Búsqueda avanzada

Inicio > Para los periodistas > Comunicados de prensa

El Fondo Mundial para la Salud y el Bienestar de los Animales de la OIE amplía sus actividades en materia de prevención de riesgos biológicos

Paris, 23 de diciembre de 2011 - El Fondo Mundial de la OIE se creó en 2006 para apoyar proyectos de utilidad pública mundial en relación con la prevención y el control de las enfermedades animales, incluidas aquellas transmisibles al hombre, la inocuidad de los alimentos y la promoción del bienestar animal.

El Fondo Mundial es financiado mediante subvenciones provenientes de diferentes donantes públicos y privados. Debe diferenciarse de las financiaciones constituidas por las contribuciones obligatorias de los 178 Países Miembros de la OIE que sirven principalmente para preparar y publicar normas internacionales.

Con ocasión del sexto encuentro del Comité Asesor del Fondo Mundial, el 13 de diciembre de 2011 en París, se reunieron cuarenta participantes de alto nivel, entre ellos representantes de proveedores de fondos tales como Australia, Canadá, Estados Unidos de América, Francia, Italia, Japón, Reino Unido, Suiza, el Banco Mundial y la Unión Europea, de varias agencias especializadas de los Estados Unidos de América tales como los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) o la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA), así como los Jefes de los Servicios Veterinarios nacionales de cinco países (Alemania, Australia, Brasil, España, Francia) y representantes de los ministerios de Relaciones Exteriores de cuatro países (Canadá, Estados Unidos de América, Francia y Reino Unido). También estuvieron igualmente presentes representantes de alto nivel de la Organización Mundial del Comercio (OMC), de la Organización Mundial de la Salud (OMS), de la FAO y representantes del sector privado (Supply of Affordable Food Everywhere - SSAFE).

Participaron también, por primera vez, la Fundación Bill y Melinda Gates, Brasil y España en calidad de observadores.

El Fondo Mundial permite financiar diferentes programas de la OIE, en particular la aplicación del proceso de evaluación de las prestaciones de servicios veterinarios nacionales con la herramienta PVS (Prestaciones de los Servicios Veterinarios) a fin de fortalecer la capacidad mundial de vigilancia de las enfermedades animales  y poner en marcha mecanismos de información epidemiológica y sanitaria así como programas de formación de las élites nacionales interesadas con objeto de ayudar a los países a detectar, combatir o prevenir rápidamente los brotes de enfermedades infecciosas de origen animal.

El Director General de la OIE declaró a los participantes que «la organización aplicaba la recomendación emitida por los Ministros de Agricultura del G20 en junio de 2011 respecto al uso de las normas internacionales en materia de salud pública y animal, sistemas de información y de buena gobernanza de los Servicios Veterinarios.»

Durante la reunión, el Coordinador del Fondo Mundial expuso el desarrollo de nuevas actividades, principalmente el lanzamiento de un Banco de Vacunas contra la Fiebre Aftosa para Asia. Cofinanciado por la Unión Europea y por Australia, este banco funciona desde fines del mes de noviembre de 2011 por un periodo inicial de dos años.

En Asia también se está constituyendo otro banco experimental de vacunas para la vacunación de los perros contra la rabia gracias a una financiación de la Unión Europea por medio del Fondo Mundial. Su finalidad es implicar mejor a los servicios veterinarios nacionales en la lucha contra la rabia, epidemia que sigue matando entre 55 000 y 70 000 personas en el mundo cada año.

Durante la reunión del Comité, se evocó igualmente la Estrategia Mundial de Reducción de las Amenazas Biológicas, presentada con ocasión de la Asamblea General de los países miembros de la Convención de Armas Biológicas y Toxínicas, en Ginebra en diciembre de 2011, cuyo objeto es fortalecer, mejorar y desarrollar los vínculos existentes entre los sistemas nacionales de salud pública y animal e intensificar la colaboración con la OIE a través de la Convención de Armas Biológicas y el Partenariado Global del G8 contra la difusión de armas y materiales de destrucción masiva.

Los participantes en el Comité debatieron también la importancia de desarrollar un contenido pedagógico universitario mínimo para la formación inicial y continua de los veterinarios en todo el mundo, apoyado por la existencia de las asociaciones profesionales de veterinarios conforme a las normas de calidad de la OIE, a fin de que puedan responder a las nuevas necesidades de la sociedad e influir directamente en la calidad y la eficacia de los componentes públicos y privados de los Servicios Veterinarios.

A este efecto, se prevé ampliar el programa en curso de la OIE de hermanamientos entre laboratorios veterinarios y la enseñanza veterinaria, con el objetivo de llegar a una distribución geográfica más equilibrada de especialistas en el ámbito veterinario entre el Norte y el Sur.

 

Al principio