Organizacion Mundial de Sanidad Animal

Tamaño de la fuente:

Idioma :

Search:

Búsqueda avanzada

Inicio > Para los periodistas > Comunicados de prensa

La OIE, Organización Mundial de Sanidad Animal, subraya el carácter excepcional del evento de influenza A(H7N9) notificado por China

París, 11 de abril de 2013 – Según los informes oficiales transmitidos a la OIE por las autoridades veterinarias chinas, las aves analizadas que arrojaron positivo a la presencia del virus de influenza A(H7N9) y sospechosas de causar los casos humanos registrados no muestran síntomas visibles, con lo que la detección de este virus resulta muy difícil en la especie aviar.     

«Según la información disponible a la fecha, afrontamos una situación bastante excepcional, ya que se trata de un virus de influenza de baja patogenicidad para las aves pero con capacidad para provocar una enfermedad grave en las personas infectadas», declaró el Director General de la OIE, Dr. Bernard Vallat.

La OIE participa plenamente en el esfuerzo mundial colectivo para superar los nuevos riesgos ligados al virus de influenza A(H7N9). A este efecto, la OIE dispone de un Laboratorio de Referencia para la influenza aviar basado en China, el Instituto de Investigación Veterinaria de Harbin, que conduce actualmente análisis exhaustivos sobre la fuente animal del virus. Este laboratorio también goza del reconocimiento de la FAO. Además, hay quince laboratorios de referencia para la influenza animal (aviar, porcina, equina) reconocidos por la OIE a través del mundo.

La OIE se encarga igualmente de la secretaría de la red FAO/OIE de expertos en influenza animal denominada OFFLU, integrada por los mejores expertos mundiales en los virus de influenza presentes en los animales.         

La OIE gestiona toda la información sobre sanidad animal mundial gracias a su sistema de información zoosanitaria (WAHIS), cuyo conjunto de datos es accesible al público en el sitio internet de la Organización. Como lo estipula el Código Sanitario para los Animales Terrestres de la OIE, todo virus de influenza aviar altamente patógena, cualquiera sea la cepa, detectado en las aves domésticas y silvestres debe ser notificado a la OIE por las autoridades nacionales competentes, así como todos los subtipos H5 y H7 de virus de baja patogenicidad detectados en las aves (como por ejemplo, la cepa aviar notificada recientemente por la República Popular China).

La OIE produce igualmente las normas para el control eficaz de las enfermedades en su fuente animal, incluidas las normas de buena gobernanza y de calidad de los Servicios Veterinarios que tienen la responsabilidad de ponerlas en práctica a nivel nacional.

Por ejemplo, el sacrificio de los animales en condiciones decentes debe utilizarse para eliminar el virus en las ganaderías infectadas. Sin embargo, una de las opciones clave que se perfila para poder controlar a mediano plazo este virus en su fuente animal y evitar su propagación regional y mundial es una política de vacunación adaptada y limitada en el tiempo a fin de proteger a los animales sensibles, en particular en las zonas infectadas o a riesgo en donde las políticas de sacrificio resultan difíciles de aplicar.

Durante la crisis anterior relacionada con el virus H5N1, la OIE ha administrado bancos regionales de vacunas y desea que la comunidad mundial saque provecho de su experiencia en este ámbito. No obstante, se sabe que para disponer de una vacuna eficaz para proteger las aves del virus A(H7N9) en cantidades apropiadas se necesitará algún tiempo.

Además, la OIE elabora normas que los Países Miembros pueden aplicar para protegerse de la introducción de enfermedades y de agentes patógenos por los intercambios comerciales de animales y de sus productos, sin necesidad de instaurar barreras sanitarias injustificadas. La Organización Mundial del Comercio (OMC) reconoce las normas de la OIE como reglas sanitarias internacionales de referencia. Estos textos normativos están disponibles en el Código Sanitario para los Animales Terrestres de la OIE (capítulo 10.4). La aplicación estrictita de las reglas del Código de la OIE es muy importante para controlar la expansión mundial del virus a través de los intercambios internacionales de aves y de sus productos.          

Situación actual en China

A la fecha de hoy, se han notificado ocho brotes de influenza aviar de baja patogenicidad A(H7N9) en palomas y pollos presentes en los mercados de Shangai y las provincias vecinas.

El Centro para el Control de Enfermedades de China y los servicios de sanidad animal de país, incluido el laboratorio de referencia de la OIE de Harbin, continúan investigando la fuente animal precisa o el posible reservorio del virus de influenza A(H7N9).         
A nivel internacional, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) apoyan los esfuerzos de China en la gestión de esta situación nueva y todavía en evolución. 

Questions & Answers on influenza A(H7N9) virus

Al principio