Organizacion Mundial de Sanidad Animal

Tamaño de la fuente:

Idioma :

Search:

Búsqueda avanzada

Inicio > Para los periodistas > Comunicados de prensa

Participación activa de la OIE en el lanzamiento del programa ALive para el desarrollo de la producción pecuaria en África

El lanzamiento oficial del programa ALive representa una nueva etapa del compromiso de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) en la promoción de la sanidad animal a fin de reducir la pobreza y facilitar el comercio regional e internacional de animales y sus productos derivados provenientes de los países en desarrollo.

El Presidente de la OIE, el Dr. Abdoulaye Niang, y el Director General de la OIE, el Dr. Bernard Vallat, han sido nombrados respectivamente Presidente de la Asamblea General y Presidente del Consejo del programa ALive. Veinte organizaciones regionales e internacionales, entre ellas cuatro importantes proveedores de fondos para el desarrollo internacional (el Banco Mundial, la Unión Europea, los Estados Unidos de America y Francia), han aceptado participar en el programa.

ALive es un programa de colaboración múltiple iniciado por el Banco Mundial, está centrado en el papel de la producción pecuaria en la economía africana y de la salud pública, con el objeto de definir el alcance de los programas existentes para colmar las eventuales lagunas, iniciar otros programas focalizados en la reducción de la pobreza, el crecimiento económico, la investigación y el acceso a los mercados regionales e internacionales, así como prestar apoyo a las instituciones, incluidos los Servicios Veterinarios oficiales.

El sector pecuario se ve confrontado con retos financieros y operacionales más importantes que los demás sectores agrícolas, por lo que necesita el apoyo del público e instituciones, coordinación y un enfoque estratégico que el programa ALive le ofrecerá. Las diversas acciones de los partícipes en este programa redundarán en una mejora del sector pecuario, inversiones de mejor calidad, mejores políticas y un incremento del apoyo financiero. Para ello, las organizaciones regionales e internacionales y los proveedores de fondos deberán desarrollar una visión estratégica común.

Los países desarrollados tienen gran interés en ayudar en la lucha contra las enfermedades animales en los países en desarrollo debido al peligro a nivel mundial que representan estas enfermedades todavía existentes. En el marco de ALive, la OIE ayudará a definir la lista prioritaria de enfermedades animales, cuyo control sera considerado como un Bien Público internacional por las autoridades decisorias y los proveedores de fondos; además, fomentará los programas nacionales y, sobre todo, regionales destinados a luchar contra las enfermedades animales transfronterizas que, por ahora, no afectan a los países desarrollados. Dichos programas cumplirán con el programa "Marco Global para el Control Progresivo de las Enfermedades Transfronterizas de los Animales" (GF-TADs) conducido por la OIE y la FAO.

La OIE apoya firmemente la iniciativa de ALive de promover el diálogo entre la comunidad de proveedores de fondos y todos los partícipes africanos para evitar la repetición de crisis, como el episodio reciente de influenza aviar en Asia, relacionadas con errores estratégicos, políticas inadecuadas y la falta de inversiones públicas destinadas al control de las enfermedades animales y a las infraestructuras veterinarias oficiales. La OIE recalca que las inversiones en sanidad animal deben ser consideradas como una prioridad ya que contribuyen a la disminución de la pobreza en los países en desarrollo y a la eliminación de agentes patógenos y enfermedades que afectan a las economías rurales de dichos países a la vez que constituyen una amenaza para los países desarrollados.

La OIE es favorable a la utilización del modelo ALive en otras regiones del mundo que tengan las mismas preocupaciones.

Al principio