Organizacion Mundial de Sanidad Animal

Tamaño de la fuente:

Idioma :

Search:

Búsqueda avanzada

Inicio > Para los periodistas > Comunicados de prensa

La OIE hace un llamamiento internacional de apoyo a las poblaciones afectadas por el maremoto

La Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) sigue de cerca, por medio de los Delegados de sus Países Miembros y la Representación Regional para el Asia, la situación catastrófica ocasionada por el maremoto en Asia del Sur. La OIE saluda y apoya totalmente los esfuerzos internacionales para satisfacer las necesidades más urgentes en productos médicos, agua potable, alimentos, alojamiento e instalaciones sanitarias; sin embargo, recuerda que es esencial que los países afectados puedan restablecer lo antes posible sus servicios de vigilancia y de control de las enfermedades animales y zoonosis.

La OIE recuerda la existencia de varias enfermedades animales infecciosas y zoonosis que pueden tener graves repercusiones para la salud de los animales y del hombre. La reciente epidemia de influenza aviar en Asia del sureste, en la que más de 100 millones de aves murieron o fueron destruidas, ya había planteado problemas éticos, técnicos, ecológicos y económicos considerables a estos países.

Hoy, pese a no haber pruebas científicas que establezcan un vínculo directo entre la catástrofe natural y un nuevo riesgo para la salud humana debido a la influenza aviar, es importante proseguir los esfuerzos para controlar y erradicar las enfermedades animales. Por ejemplo, en caso de que se adopten estrategias de vacunación de las aves para controlar esta enfermedad y reducir los riesgos para el hombre, la OIE recuerda que dichas estrategias deben elaborarse en consulta con todas las partes interesadas, incluido el sector privado. Habrá que determinar los tipos de aves y los sectores de producción a los cuales se aplicará la vacunación sobre la base de documentación precisa. Las aves infectadas y las que estén en contacto potencial con el virus no deben vacunarse.

Es importante restablecer lo antes posible las infraestructuras locales, incluidos los Servicios Veterinarios, ya que todas las estrategias de vigilancia y de control de las zoonosis emergentes deben llevarse a cabo bajo la supervisión de los Servicios Veterinarios oficiales. Ello significa también que hay que dotar a los Servicios Veterinarios locales de los recursos humanos y financieros para identificar y controlar cualquier amenaza de zoonosis a fin de desarrollar estrategias preventivas conjuntas con las autoridades de sanidad pública, en colaboración con la OIE, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y Alimentación (FAO) y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En nombre de sus 167 Países Miembros, la OIE desea expresar su solidaridad y su apoyo a todos los países afectados y a las poblaciones que sufren las consecuencias.

Al principio