Organizacion Mundial de Sanidad Animal

Tamaño de la fuente:

Idioma :

Search:

Búsqueda avanzada

Inicio > Para los periodistas > Comunicados de prensa

Los servicios veterinarios en el Oriente Medio refuerzan su solidaridad

La 7a Conferencia de la Comisión Regional de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) para el Oriente Medio se celebró en Estambul (Turquía) entre el 23 y el 26 de septiembre de 2003.

La Conferencia, a la que fueron invitados todos los directores de Servicios Veterinarios en la región, así como numerosos donantes y organizaciones internacionales, presentó un examen completo del estatus zoosanitario de la región del Oriente Medio, en donde las enfermedades transmisibles de los animales constituyen una gran preocupación, ya que pueden ser una barrera para el comercio regional e internacional.

Durante la Conferencia, se prestó consideración especial a otros tres asuntos:

1. Preparación de emergencia: formulación e instrumentación de los planes para una eventual emergencia sanitaria en el Oriente MedioLa preparación frente a una emergencia sanitaria, en particular, la planificación para una contingencia, debe considerarse como una herramienta esencial para el control de las enfermedades animales urgentes, incluidas aquellas transmisibles a los seres humanos. Por su situación geográfica, el Oriente Medio está expuesto a un riesgo permanente de enfermedades animales de prioridad alta procedentes de otros continentes. Sin embargo, muchos países de esta región aún no han establecido planes de contingencia bien documentados para la mayor parte de enfermedades urgentes de alta prioridad.A través de su Representación Regional para el Oriente Medio, en Beirut, la OIE proporcionará el apoyo técnico a los Países Miembros de la región cuando sea necesario, en colaboración con otras organizaciones pertinentes internacionales y regionales.

2. Encefalopatías transmisibles de los animales en relación con la salud pública y el comercio en el Oriente Medio Actualmente, las encefalopatías espongiformes transmisibles (EET) de los animales constituyen un asunto internacional motivo de preocupación debido a su importancia para la salud humana y animal. Concretamente, el ganado y sus productos y derivados, portadores potenciales del agente de la encefalopatía espongiforme bovina (EEB), han sido comercializados en todo el mundo, por lo que este riesgo ha adquirido una dimensión mundial. Aunque las EET de los animales no representen un problema de salud pública en el Oriente Medio, los Países Miembros deberán mantenerse vigilantes sobre el riesgo que implica la EEB. Es necesario desarrollar programas nacionales y regionales de vigilancia, que sigan las directrices fijadas en el Código Internacional Zoosanitario de la OIE.

3. Programa de erradicación global de la peste bovina en el Oriente MedioEste es un asunto de capital importancia para la región. Los Países Miembros de la Comisión Regional de la OIE para el Oriente Medio decidieron tomar todas las medidas necesarias de acuerdo con el procedimiento de la OIE, a fin de obtener en un futuro inmediato el reconocimiento por parte de la comunidad internacional del estatus de país libre de peste bovina.

Además se abordaron los siguientes asuntos:" Los debates de los Países Miembros sobre el 4° Plan Estratégico de la OIE (2005-2010), con objeto de definir la postura de la Comisión Regional de la OIE para el Oriente Medio que se presentará a los demás Países Miembros de la OIE. " Las actividades del Comité Regional Veterinario de Emergencia para el Oriente Medio, que se estableció en 2001, en relación con los casos de emergencia asociados a la posible ocurrencia de una enfermedad animal seria en la región, y que propone a los gobiernos de los países en cuestión las medidas necesarias para luchar contra la enfermedad.Las Recomendaciones formuladas al término de este Conferencia servirán para reforzar la cooperación entre los países del Oriente Medio y conducir a la instrumentación de medidas concretas en la región para controlar de manera más eficaz las enfermedades de los animales, proteger la salud pública y mejorar el acceso a los mercados regionales e internacionales de los animales y de sus productos.

Al principio