Organizacion Mundial de Sanidad Animal

Tamaño de la fuente:

Idioma :

Search:

Búsqueda avanzada

Inicio > Para los periodistas > Comunicados de prensa

La OMS, la OIE, la FAO y la GARC instan a invertir en la derrota de la rabia humana transmitida por perros

En este documento se exponen los motivos por los que sería factible eliminar la rabia a nivel mundial

Los organismos líderes en el ámbito de la rabia, la OMS, la OIE y la FAO, junto con la GARC, instan a los países a que elaboren estrategias adecuadas de inversión en la eliminación de la rabia humana. Esta enfermedad se transmite al ser humano principalmente a través de la mordedura de perros infectados, y está muy extendida en los países de renta baja, en los que apenas existen programas de tratamiento ni de vacunación de perros, ni domésticos ni vagabundos.

Mediante programas piloto se ha demostrado que la rabia se puede eliminar, principalmente a partir de campañas de vacunación masiva de los perros en las que se cuente con una mejora del acceso a la profilaxis humana post-exposición (tratamiento post-mordedura) inmediatamente después de una supuesta mordedura de perro. Más del 95% de los casos humanos de rabia se deben a mordeduras de perro y, a diferencia de lo que ocurre con muchas otras enfermedades, los medios para eliminar esta enfermedad desatendida están disponibles.

París, 28 de septiembre de 2015 - “La rabia se puede prevenir en su origen vacunando a los perros”, afirma la Dra. Bernadette Abela-Ridder, de la Unidad de Enfermedades Zoonóticas Desatendidas del Departamento de Control de las Enfermedades Tropicales Desatendidas de la OMS. El descenso de las muertes humanas causadas por rabia constituye un reflejo fiel del de las muertes de perros causadas por rabia, y es necesario invertir en el lanzamiento de programas de eliminación para las comunidades y los países afectados.” 

Hoy, en el Día Mundial de Lucha contra la Rabia, la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), en colaboración con la Alianza Global para el Control de la Rabia (GARC) han publicado la Justificación de la inversión en la eliminación mundial de la rabia humana transmitida por perros, que insta a los países a invertir en programas de control efectivos y sostenibles, y más específicamente, en una vacunación canina masiva.

La rabia, un importantísimo problema de salud pública que afecta principalmente a poblaciones rurales pobres y marginadas, sigue matando a decenas de miles de personas todos los años. Casi un 40% de las víctimas expuestas a mordeduras de perro son niños de menos de 15 años.

La profilaxis post-exposición (PPE – tratamiento que se aplica inmediatamente después de la mordedura ocasionada por un animal) puede ser efectiva para prevenir las muertes humanas causadas por rabia. No obstante, se trata de una estrategia cara y que solo protege a las personas que pueden acceder rápidamente a las instalaciones sanitarias específicas que pueden administrar el tratamiento. Está demostrado que la vacunación canina masiva es el medio más rentable de prevenir las muertes por rabia humana y de eliminar la transmisión de esta enfermedad.

 

De hecho, “vacunar a un 70% de los perros contra la rabia en las zonas afectadas es suficiente para eliminar la rabia canina a nivel mundial, y a un coste muy inferior al que supone la medicación post-exposición”, destaca el Dr. Bernard Vallat, Director general de la OIE.

La Justificación de la inversión en la eliminación mundial de la rabia humana transmitida por perros se presentan los argumentos de viabilidad de la ausencia mundial de rabia humana transmitida por perros. Es necesario invertir para implicar a las comunidades y para reforzar las iniciativas locales relativas a la formación de personas y de voluntarios en materia de campañas coordinadas de vacunación canina, con el fin de lograr una mayor cobertura geográfica y de llegar a una mayor población canina en los países endémicos.

También es necesario invertir para respaldar y mantener programas de control a nivel nacional y regional. Por ejemplo, la creación de bancos regionales de vacuna antirrábica puede ayudar a los países en sus estrategias de control. Actualmente, la OMS recurre a los bancos regionales de la OIE de vacuna antirrábica, que inicialmente se instalaron en Asia y que posteriormente se han establecido por medio de licitaciones competitivas internacionales, para suministrar vacunas caninas antirrábicas, de calidad y fabricadas con arreglo a las normas de la OIE, a África meridional y a Filipinas.

Un reciente proyecto piloto de la OMS que se lleva a cabo en Filipinas, Sudáfrica y la República Unida de Tanzania ha permitido comprobar que la vacunación canina masiva puede reducir drásticamente y eliminar las muertes humanas causadas por rabia.

Otro ejemplo de programa de eliminación de la rabia es el de Bangladesh, donde una campaña de vacunación canina realizada entre 2011 y 2013 dio lugar a una reducción del 50% en las muertes humanas causadas por rabia. Teniendo en cuenta el éxito de su programa nacional de eliminación, Bangladesh tiene previsto reducir las muertes humanas causadas por rabia en un 90% para finales de este año, y lograr la eliminación total para el año 2020.

En la Justificación de la inversión en la eliminación mundial de la rabia humana transmitida por perros se indican algunas de las condiciones que deben cumplirse para que los programas de control de la rabia funcionen:

  • vacunas caninas y humanas efectivas e inocuas;
  • orientación práctica para implementar programas de control de la rabia;
  • módulos de formación y sensibilización para involucrar a la comunidad;
  • sistemas de recogida de datos y de vigilancia y declaración, que resultan esenciales para evaluar los avances de las campañas de control y de eliminación.

Además, en el contexto de la Alianza Tripartita, la OMS, la FAO y la OIE se comprometen a apoyar a los países para que generen capacidad técnica mediante el intercambio de conocimientos. Para lograr el éxito a nivel nacional, regional y mundial, resulta fundamental la colaboración entre los sectores de la salud humana y de la sanidad animal a través del concepto “Una sola salud”. La OMS y la OIE, en colaboración con la FAO y con el apoyo de la GARC, están organizando la Conferencia titulada “Eliminación mundial de la rabia humana transmitida por perros: ¡Ha llegado el momento!”, que se celebrará los días 10 y 11 de diciembre de 2015 en la Sede de la OMS, en Ginebra, y que reunirá a participantes clave de los ministerios responsables de sanidad y de Servicios Veterinarios, coordinadores nacionales de los aspectos relativos a la rabia, expertos en sanidad animal y salud humana, ONG y al sector privado. 

------------

Enlaces relacionados:

Al principio