Organizacion Mundial de Sanidad Animal

Tamaño de la fuente:

Idioma :

Search:

Búsqueda avanzada

Inicio > Para los periodistas > Comunicados de prensa

La sanidad animal mundial en el programa de la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural del Parlamento Europeo

El Dr. Bernard Vallat, Director General de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), intervino en el Parlamento Europeo de Bruselas el pasado 1 de diciembre de 2015 para intercambiar opiniones con los parlamentarios de la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural. La presentación y la sesión de ruegos y preguntas permitieron abordar varios temas de gran importancia para la elaboración de futuras políticas  relacionadas con la ganadería.


© OIE
 El Dr. Bernard Vallat, Director General de la OIE, durante la sesión del Parlamento Europeo en Bruselas

París, 8 de diciembre de 2015 - El Dr. Vallat, que cesará en su cargo de Director General a finales de diciembre de 2015 después de 15 años en el puesto, inició su reunión con los parlamentarios con una descripción detallada de las misiones y de las actividades prioritarias de la Organización. Al final de esta nota se puede consultar su presentación. 

Se mencionó el contexto internacional de crecimiento de la población mundial y de aumento continuo en la demanda de proteína animal, procedente, por ejemplo, de la leche, los huevos o la carne. Asimismo, el Dr. Vallat recordó la evolución de los riesgos sanitarios a nivel mundial: «Hoy en día, el mundo de la ganadería resulta muy afectado por los riesgos sanitarios relacionados con la globalización del comercio de animales y productos de origen animal, así como por los efectos del cambio climático, que favorecen la presencia de vectores de enfermedad», destacó el Dr. Vallat, apelando a los parlamentarios a mantener los programas zoosanitarios no sólo a nivel nacional y regional, sino también mundial. «Se estima que, actualmente, cerca de mil millones de personas pobres de zonas rurales subsisten gracias a la tenencia de animales.  Por lo tanto, la protección del capital animal de las poblaciones pobres debe formar parte de las políticas de reducción de la pobreza de los países en vías de desarrollo, puesto que la tenencia de ganado a menudo es una etapa clave en la superación de la pobreza». 

El Dr. Vallat también hizo hincapié en el peligro que suponen las recientes controversias en cuanto a las consecuencias de ámbito mundial que tienen las relaciones entre el hombre y los animales. «Temas extremadamente complejos como la influencia que tiene la ganadería en el cambio climático o como el potencial cancerígeno de los productos cárnicos deben abordarse con el mayor rigor científico posible, y al interpretar ciertos datos no debemos dejarnos llevar por los sentimientos o la filosofía», recordó el Dr. Vallat. «La gran cantidad de datos contradictorios que se publica tampoco debe llevarnos a subestimar los aspectos positivos que la ganadería aporta al hombre a nivel mundial, tanto desde el punto de vista nutricional como de reducción de la pobreza, así como por el hecho de que un tercio del planeta solo se puede explotar mediante los rumiantes, que transforman los recursos herbáceos naturales en productos de gran calidad nutritiva. El abandono de estos territorios conduce a situaciones extremadamente preocupantes en lo relativo al medio ambiente y a la seguridad territorial». 

Tras esta presentación, tuvo lugar una fructífera sesión de ruegos y preguntas con los miembros de esta instancia parlamentaria, cuya influencia en las políticas agrícolas de la comunidad europea resulta decisiva. 

Muchas de las intervenciones guardaron relación especialmente con el tema del bienestar animal. Se recordó la avanzada postura de Europa en materia de exigencias relativas al bienestar animal, así como la posible distorsión de la competencia respecto a los costes de producción en los países del tercer mundo menos alejados. En este sentido, el Dr. Vallat anunció que, en diciembre de 2016, la OIE celebrará una conferencia mundial en México durante la cual se debatirá una estrategia mundial para el bienestar animal que, de ser posible, adoptarán los 180 Países Miembros de la Organización. «Hoy asistimos a una profunda preocupación ciudadana por el bienestar animal», explicó, «no sólo en los países occidentales, sino también en los emergentes, algunos de los cuales habrán reforzado considerablemente sus normas en este ámbito en un plazo de diez años, sobre todo gracias a las acciones de la OIE».  

También se recordó la importancia de mantener una densa red veterinaria territorial formada por profesionales que dispongan de una formación avanzada y de una ética garantizada por los Organismos Estatutarios Veterinarios que regulan la profesión veterinaria. Este tipo de red es la única forma de aplicar medidas de vigilancia eficaces, de detección precoz y de respuesta rápida a los brotes de enfermedades de los animales que puedan poner en peligro tanto a las poblaciones de animales domésticos como a las de animales salvajes, así como a la salud humana. Otra función de esta red veterinaria debe ser la supervisión y la regulación del uso de los antibióticos en los animales. A partir del ejemplo de la peste porcina africana que citó un parlamentario, el Dr. Vallat recordó la importancia que tiene el establecer una estrecha colaboración con los actores sobre el terreno que resultan ser los cazadores, con el fin de detectar cuanto antes los focos que alcanzarían a los animales salvajes y regular las poblaciones de jabalíes de forma equilibrada.

 
Descargar la presentación del Dr. Vallat (en inglés)

Al principio