Organizacion Mundial de Sanidad Animal

Tamaño de la fuente:

Idioma :

Search:

Búsqueda avanzada

Inicio > Para los periodistas > Editoriales

La OIE refuerza sus capacidades para mejorar la información sanitaria mundial

La necesidad de tener conocimiento de la situación de cada país del mundo respecto de la eventual presencia de enfermedades animales condujo a la creación de la OIE en 1924, previa pues a la fundación de las Naciones Unidas. Desde entonces la misión histórica de la OIE reposa en la obligación legal de cada uno de sus Países Miembros de informar puntualmente a la Organización de todo episodio sanitario digno de interés que se produzca en su territorio, tras lo cual el cometido de la OIE consiste en informar de ello a los demás Países Miembros.

La obligación de transparencia en la materia por parte de los Países Miembros se declina dependiendo del tipo de episodios sanitarios y de cómo se luche contra ellos. Ciertos acontecimientos deben ser comunicados con toda urgencia, junto con las medidas de gestión adoptadas al respecto, mientras que otros guardan relación con una lista de enfermedades aprobada por todos los Países Miembros cuya presencia sólo debe ser notificada con periodicidad semestral.

En el mundo globalizado que es el nuestro, la prevención y el control inmediato de posibles desastres biológicos dependen no solo de su pronta detección (lo que es responsabilidad de Servicios Veterinarios nacionales eficaces), sino también de la activación, llegado el caso, de una alerta nacional e internacional basada en sistemas de información adecuados que hagan posible una reacción nacional e internacional lo más rápida posible. Ante un episodio sanitario grave, ya sea de origen natural o intencionado, un solo país que no actúe debidamente puede poner en peligro a toda la comunidad mundial.

Después de decenios de actividades en este ámbito, basadas en un flujo de información básicamente impresa, en 2006 la OIE puso en marcha el sistema WAHIS (Sistema Mundial de Información Zoosanitaria). La progresiva explotación de este sistema ha servido para conectar directamente en línea a todos los Países Miembros (178 en mayo de 2012) con el servidor principal ubicado en la sede de la OIE, que procesa la información recibida de cada País Miembro (en forma de informes de alerta y seguimiento, informes semestrales e informes anuales) y a continuación la reproduce en una interfaz web gratuita abierta al gran público, denominada WAHID (Base de Datos Mundial de Información Zoosanitaria).
 
Toda vez que el grado de utilidad de este sistema depende totalmente de la calidad de los datos transmitidos por los Países Miembros, la OIE puso en marcha un programa mundial de formación de puntos focales nacionales en técnicas de información sanitaria aplicables a los animales tanto terrestres como acuáticos, así como a la fauna salvaje. Todos los puntos focales de todos los países han recibido ya como mínimo dos ciclos de formación sobre WAHIS. Cada punto focal nacional, nombrado por la autoridad gubernamental competente (el Delegado Nacional ante la OIE), es responsable de todo el territorio nacional.

Puesto que la calidad de la vigilancia sanitaria sobre el terreno guarda estrecha relación con la eficacia de los Servicios Veterinarios y su nivel de conformidad con las normas de la OIE, la Organización puso en marcha en 2006 el protocolo llamado PVS (evaluación de la “eficacia de los Servicios Veterinarios”), que ya ha servido a más de 130 Países Miembros para mejorar su capacidad de detección y pronta notificación de enfermedades animales.Todas esas acciones han supuesto en pocos años un vuelco en el conocimiento de la situación zoosanitaria mundial. Sin embargo, el continuo progreso de los sistemas informáticos y las demandas de sofisticación del sistema han llevado a la OIE y sus especialistas del Departamento de Información Sanitaria a modernizar WAHIS y a preparar el lanzamiento de un conjunto de nuevas funcionalidades en las próximas semanas.
La principal innovación se cifra en la incorporación detallada a WAHIS de los episodios que afectan a la fauna salvaje, sustituyendo el cuestionario Excel anual utilizado desde 1993 por la integración a WAHIS de una aplicación de notificación voluntaria de las patologías específicas de los animales salvajes (las enfermedades incluidas en la lista de la OIE que también afectan a la fauna salvaje se seguirán declarando en WAHIS en los diferentes informes que existen actualmente [notificación inmediata, informe de seguimiento, informe semestral e informe anual]). Señalemos, no obstante, que en 2011 131 Países Miembros ya cumplimentaron con carácter voluntario el cuestionario Excel existente.
A partir de ahora será posible identificar un buen número de especies salvajes afectadas por su denominación taxonómica, y por el nombre de la especie en latín.
Por otra parte, WAHIS incorpora ya un módulo regional genérico que permite personalizar los datos por región. En cuanto al nuevo módulo OIE/NACA, está dedicado a toda información sobre los animales acuáticos que revista interés para los Países Miembros de la red asiática NACA, que también son Miembros de la OIE. Además, se han podido poner al día a escala mundial todos los mapas geográficos de los Países Miembros, comprendidas las divisiones geográficas internas llamadas “de primera división administrativa”.

La formación de los responsables nacionales (puntos focales) que son usuarios del sistema WAHIS, bajo la responsabilidad de cada Delegado Nacional nombrado por su gobierno, incluye información detallada para utilizar esas nuevas aplicaciones. Todos ellos recibirán formación práctica con ocasión de nuevos seminarios organizados por la OIE con el apoyo de sus oficinas regionales.

El proceso de perfeccionamiento continuo de WAHIS/WAHID seguirá adelante, con la voluntad de mejorar sin cesar el nivel de transparencia mundial sobre la guerra permanente que el hombre y los animales libran contra patógenos de todo tipo.

Contact : media@oie.int

Al principio