Organizacion Mundial de Sanidad Animal

Tamaño de la fuente:

Idioma :

Search:

Búsqueda avanzada

Inicio > Para los periodistas > Editoriales

Transparencia de las cepas del virus de la influenza aviar: iniciativa mundial de la red OFFLU de la OIE/FAO

Desde hace varios años, la crisis de influenza aviar es motivo de inquietud en la comunidad internacional, sea por razones de índole científica, económica o política.

Recientemente, los dirigentes del G8 han abordado la cuestión de la vigilancia y el control de las enfermedades animales infecciosas y de las zoonosis abogando oficialmente por el refuerzo de los servicios veterinarios en el mundo, la mejora de las capacidades y competencias de los laboratorios, el intercambio de cepas víricas entre los países y el apoyo a las organizaciones internacionales competentes para el control de las urgencias sanitarias animales y humanas (OIE, FAO, OMS).

Compartir las cepas, las muestras y las secuencias genéticas víricas es un aspecto fundamental de la estrategia mundial de vigilancia y de lucha contra las enfermedades infecciosas, incluida la influenza aviar. La red conjunta OIE/FAO de expertos en influenza aviar (OFFLU) ha sido creada precisamente con el objeto de fomentar el conocimiento y el seguimiento y de compartir a escala mundial las cepas del virus H5N1 entre los laboratorios de sanidad animal y humana y los laboratorios de referencia de la OIE/FAO, a fin de poder publicar las secuencias genéticas en bases de datos accesibles a todos.

Esta información es una fuente de saber científico esencial para las organizaciones y autoridades públicas que intentan controlar la enfermedad en las aves a la vez que prepararse para la eventualidad de una pandemia humana, puesto que ayudará a la puesta a punto de vacunas destinadas al hombre. En este contexto, los laboratorios veterinarios que trabajan en el marco de la red OFFLU y los laboratorios encargados, bajo la égida de la Organización Mundial de la Salud, de la preparación para una pandemia de gripe en el hombre, disponen de un mecanismo de interrelación OMS/OIE-FAO que facilita su cooperación mutua.

En abril de 2005, la OIE fundó, junto con la FAO, la red OFFLU y desde entonces ha respaldado firmemente sus actividades poniendo de relieve constantemente la importancia que reviste para la investigación médica el poder acceder a las cepas víricas animales, dado que le permite preparar oportunamente vacunas eficaces para el hombre.

La red OFFLU desarrolla y armoniza las actividades científicas en los cinco continentes y ofrece un planteamiento proactivo en su apoyo a los países infectados o a riesgo que desean protegerse del virus.

Constituye también un medio valioso de expertos científicos reconocidos mundialmente por su excelencia y que serán capaces de responder, por medio de misiones de consulta, a las necesidades de los países y del Centro de Gestión de Crisis FAO/OIE, brazo operativo de las misiones de intervención. Además, la red puede gestionar directamente algunos interrogantes en relación con el conocimiento científico y los laboratorios.

Para que funcione correctamente, se requiere una financiación internacional adecuada. Desde el inicio de la crisis de influenza aviar, la OIE ha llamado la atención de la comunidad internacional sobre la necesidad de controlar el virus en su fuente animal y de asignar con prioridad los recursos mundiales a este efecto. La red OFFLU es un elemento esencial de la vigilancia y del control del virus en los animales y deberá tenerse en cuenta en el proceso de financiación decidido en la Conferencia de Pekín en enero de 2006.

El Comité de Gestión de OFFLU ha decidido intensificar las actividades de su Secretaría Permanente (basada en Padua, Italia) así como las de los laboratorios y centros miembros de la red. Asimismo ha decidido reforzar el mecanismo de comunicación entre OFFLU y la red de laboratorios de la OMS encargados de la influenza aviar. Hace poco se han revisado los recursos humanos de que dispone OFFLU para alcanzar todos estos objetivos.

Se ha previsto designar puntos de contacto en la OIE y en la FAO, y dos científicos más se integrarán respectivamente al Istituto Zooprofilattico Sperimentale delle Venezie (Italia) y al Veterinary Laboratories Agency de Weybridge (Reino Unido). Su misión consistirá en trabajar con las cepas recibidas, éstas se enviarán después al National Institute for Health (Estados Unidos) para su secuenciación y, más adelante, se depositarán de modo totalmente transparente en el «GenBank», una base de datos de secuencias genéticas de acceso libre.

En un mundo donde el surgimiento de enfermedades zoonóticas puede causar trastornos económicos y sociales considerables y afectar no sólo al reino animal sino también plantear graves amenazas para la salud humana, considero que nuestro deber es sostener y reforzar redes tales como OFFLU y fomentar el intercambio de información sobre los diagnósticos y los programas de investigación. De este modo, contribuiremos al control y a la erradicación de la influenza aviar en el mundo.

OFFLU se ha convertido obviamente en un Bien Público Internacional.

Bernard Vallat

Contact : media@oie.int

Al principio