Organizacion Mundial de Sanidad Animal

Tamaño de la fuente:

Idioma :

Search:

Búsqueda avanzada

Inicio > Para los periodistas

Colaboración internacional FAO-OIE-OMS

Coordinar los numerosos partícipes de la salud humana, animal y medioambiental en el ámbito nacional, regional e internacional, resulta esencial para prevenir los retos sanitarios futuros. En este contexto, las tres principales organizaciones mundiales, OMS, OIE y FAO, trabajan conjuntamente para prevenir y luchar contra los riesgos sanitarios en la interfaz animal-hombre-ecosistemas. Estas organizaciones elaboran estrategias y herramientas globales para un enfoque coherente y armonizado con el fin de coordinar mejor las políticas de salud pública, veterinarias y medioambientales, tanto a escala nacional como internacional.


FAO-OIE-OMS: una estrategia mundial intersectorial para «Una sola salud»

Las tres organizaciones trabajan en estrecha colaboración desde hace varios años para prevenir, detectar, controlar y eliminar las amenazas sanitarias para el hombre, cuyo origen directo o indirecto proviene de los animales.

La puesta en práctica del concepto «Una sola salud» se vio facilitada por una alianza formal concertada entre las tres organizaciones. En este contexto, la FAO, la OIE y la OMS reconocen sus responsabilidades respectivas en la lucha contra las enfermedades con fuerte impacto sanitario y económico, zoonosis incluidas.

Las bases de la Alianza Tripartita FAO-OIE-OMS

Las tres organizaciones publicaron, en 2010, una nota conceptual conjunta que describe su colaboración, así como sus objetivos para la prevención y el control de los riesgos sanitarios en la interfaz animal-hombre-ecosistemas.

Al unir su pericia y sus acciones de comunicación para tratar temas de interés común, las tres organizaciones movilizan a sus socios públicos y privados, a los gobiernos de sus Países Miembros y a la opinión pública.

Las tres organizaciones se reúnen de modo regular y sus principales acciones tiene por objeto detectar de manera precoz la emergencia de enfermedades animales y humanas y poder proponer respuestas rápidas y adaptadas, con el fin de controlar los brotes de enfermedades y prevenir su propagación a escala mundial.

Estas acciones abarcan:

  • el desarrollo de capacidades de vigilancia y respuesta rápida gracias a los datos epidemiológicos recopilados por sus sistemas respectivos de vigilancia sanitaria y de alerta precoz;
  • la coherencia de las actividades normativas de las tres organizaciones (normas intergubernamentales de la OIE, Reglamento Sanitario Internacional de la OMS, la reglamentación alimentaria del Codex Alimentarius);
  • la evaluación y las medidas de gestión de los riesgos sanitarios;
  • el refuerzo de capacidades de las autoridades sanitarias de sus Países Miembros.

 

>>> Las 3 prioridades de la alianza tripartita <<<

Haga click para acceder a la página

La influenza zoonótica

La lucha contra la antibiorresistencia

La rabia

 

Amplíar el compromiso tripartita para enfrentar los futuros desafíos sanitarios

En octubre de 2017, la OIE, la FAO y la OMS han presentado el segundo documento estratégico de su alianza tripartita reafirmando su compromiso de brindar un liderazgo colaborativo y multisectorial frente a los actuales desafíos sanitarios. Se extenderá el ámbito de su colaboración con el fin de ampliar el enfoque “Una sola salud”, reconociendo la interconexión entre la salud humana, la sanidad animal y el medio ambiente.

El documento presenta el camino a seguir por las tres organizaciones. Manteniendo la dinámica lograda en materia de resistencia antimicrobiana, rabia e influenzas zoonóticas, los socios han decidido ampliar su colaboración centrándose de manera particular en:

  • el refuerzo de los servicios nacionales de salud humana, sanidad animal e inocuidad de los alimentos;
  • la consolidación y modernización de los sistemas de alerta temprana y vigilancia/seguimiento;
  • la anticipación, preparación y respuesta a enfermedades infecciosas emergentes, reemergentes y desatendidas;
  • el fomento y promoción de la investigación y el desarrollo coordinados con miras a alcanzar una comprensión común de las enfermedades zoonóticas de alta prioridad;
  • los retos que representa la inocuidad alimentaria que exigen un acercamiento multisectorial en el contexto del fortalecimiento de la seguridad alimentaria.

Memorando de Entendimiento firmado por la FAO, la OIE y la OMS para fortalecer su trabajo colaborativo de largo plazo

30 de mayo de 2018, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) firmaron un Memorando de Entendimiento (MOU) acordandor ampliar sus acciones conjuntas para combatir las amenazas para la salud asociadas a las interacciones entre los seres humanos, los animales y el entornoel medio ambiente

Este Memorando de Entendimiento respalda la Nota Conceptual Tripartita de 2010 que describe la estrategia de colaboración entre las tres organizaciones, así como el documento estratégico publicado en 2017.

Unir conocimientos, ideas y capacidad técnica sobre cómo entre la salud humana y animal ,y la alimentación y la agricultura se pueden generar sinergias sólidas que conduzcancen a soluciones más firmes, efectivas y rentables para los complejos problemas de salud que enfrenta el mundo de hoy.

Entre las actividades conjuntas que se incluyen en el nuevo acuerdo destacan:

  • Apoyar al Grupo de Coordinación Interinstitucional sobre la RAM establecido por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 2016, así como seguir implementando el Plan de Acción Mundial sobre la RAM.
  • Comprometerse con los países para reforzar los servicios nacionales y regionales de salud humana, sanidad animal y de inocuidad alimentaria.
  • Mejorar la colaboración interinstitucional en el análisis prospectivo, evaluación de riesgos y la preparación y respuestas conjuntas a las enfermedades infecciosas emergentes, reemergentes y olvidadas en la interfaz animales-ser humano-ecosistema.
  • Abordar los retos de la inocuidad alimentaria que requieren un enfoque multisectorial en el contexto de reforzar la seguridad alimentaria.
  • Promover la investigación y el desarrollo coordinados para lograr una comprensión común de las enfermedades zoonóticas de máxima prioridad y la investigación y el desarrollo necesarios para prevenirlas, detectarlas y combatirlas.
  • Desarrollar un Código de conducta voluntario para reforzar la implementación de normas internacionales sobre el uso responsable y prudente de los antimicrobianos.

 

Al principio