Organizacion Mundial de Sanidad Animal

Tamaño de la fuente:

Idioma :

Search:

Búsqueda avanzada

Inicio > Actividades de la OIE

Actividades de la OIE en el campo de la seguridad sanitaria de los alimentos derivados de la producción animal

La OIE ofrece orientaciones a sus Miembros para ayudarlos a alcanzar sus objetivos en términos de seguridad alimentaria por medio de diferentes actividades.

Normas internacionales


Adoptadas por sus 182 Países Miembros, las normas internacionales de la OIE sirven de base para la elaboración de la legislación nacional y garantizar mejoras de la sanidad y el bienestar de los animales terrestres y la salud pública veterinaria en todo el mundo. Las normas tratan del manejo de los agentes patógenos transmitidos por los alimentos de origen animal y se centran en eliminar los peligros que surgen antes del sacrifico de los animales en el procesamiento primario de sus productos. Igualmente, se refieren a la función de los servicios veterinarios en los sistemas de inocuidad de los alimentos y a los vínculos entre producción, procesamiento y distribución de alimentos.

La relación entre la OIE y la Comisión del Codex Alimentarius reviste una importancia particular cuando se elaboran normas internacionales debido a que los riesgos para la salud humana y la seguridad de los alimentos pueden originarse en la granja o en cualquier estadio posterior en la cadena de producción de los alimentos. La OIE y el Codex colaboran estrechamente en el desarrollo de sus normas respectivas que abarcan todo el proceso de la cadena de producción alimentaria, velando por evitar lagunas, duplicaciones y contradicciones. 

Desde 2002 hasta 2017, el Grupo de trabajo de la OIE sobre seguridad sanitaria de los alimentos derivados de la producción animal orientó el programa de trabajo de la OIE en este campo. El grupo, conformado por expertos de alto nivel de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y del Codex, al igual que por expertos reconocidos internacionalmente en el área de la seguridad sanitaria de los alimentos derivados de la producción animal, también contribuyó a crear una estrecha relación de trabajo entre la OIE y el Codex Alimentarius.

Durante la 85.a Sesión General de la OIE en mayo de 2017, la Asamblea Mundial de Delegados acordó que no se renovara el mandato de este grupo de trabajo, al estimar que el trabajo de la OIE en el área de seguridad sanitaria de los alimentos derivados de la producción animal estaba bien integrado en la labor de la OIE. La OIE sigue comprometida en esta importante área a través del trabajo en curso de la Comisión del Código y su participación en otros foros, por ejemplo, como parte de la tripartita FAO-OIE-OMS, y en reuniones del Codex relacionadas con el desarrollo de normas relacionadas con la seguridad sanitaria de los alimentos derivados de la producción animal.

Seguimiento de las enfermedades animales en el mundo


Los servicios veterinarios tienen un papel clave en la investigación y respuesta ante brotes de enfermedades transmitidas por los alimentos que pueden atribuirse o que implican productos animales, incluyendo en la implementación de medidas de control. Este trabajo debe efectuarse en estrecha colaboración con profesionales de salud pública, analistas, epidemiólogos, productores, procesadores y comercializadores de alimentos, entre otros.

Con el fin de apoyarlos en estas tareas, la OIE publica alertas de enfermedades notificadas por sus Miembros en un espíritu de transparencia sobre la situación de la sanidad animal, por medio de la plataforma OIE-WAHIS, el sistema mundial de información sanitaria. Esta actividad es esencial para permitir que los países estén mejor preparados y mejorar la confianza mutua en el ámbito del comercio internacional.

Ante la naturaleza mundial de los intercambios comerciales de alimentos, las autoridades veterinarias deberán trabajar con otras agencias nacionales en la notificación en las redes internacionales de emergencia de enfermedades transmitidas por los alimentos, tales como la Red Internacional de Autoridades de Inocuidad de los Alimentos de la OMS (INFOSAN).

Creación de sólidas redes de trabajo internacionales y regionales


La pericia de la OIE depende en gran medida de su red de laboratorios de referencia y de centros colaboradores. En la actualidad, se cuenta con varios centros colaboradores en el área de la seguridad alimentaria y de los parásitos transmitidos por los alimentos. Su papel consiste en ofrecer a la OIE la información científica más reciente en estos temas y compartir sus conocimientos con los Países Miembros de la OIE, según corresponda.

 

 

Al principio