Organizacion Mundial de Sanidad Animal

Tamaño de la fuente:

Idioma :

Search:

Búsqueda avanzada

Inicio

Seguridad sanitaria de los alimentos derivados de la producción animal

En respuesta a la demanda de los consumidores en materia de seguridad alimentaria a nivel mundial, la OIE trabaja con otras organizaciones competentes a fin de reducir los riesgos alimentarios para la salud humana que se asocian a los peligros de la producción animal. En este contexto, un peligro designa la presencia en los alimentos de un agente biológico, químico o físico que puede provocar efectos adversos en la salud de las personas, que cause o no una enfermedad en los animales. El Tercer Plan Estratégico de la OIE para el período (2001-2005) recomendó que "la OIE debería ser más activa en el ámbito de la salud pública y de la protección del consumidor", y precisó que dicha actividad debería incluir "las zoonosis y las enfermedades transmisibles a los seres humanos por medio de los alimentos, estén o no afectados los animales por este tipo de enfermedades", con el fin de introducir mejoras en materia de seguridad sanitaria de los alimentos en toda la cadena que va del "productor al consumidor" a escala mundial.

En 2002, el Director General de la OIE estableció un Grupo de trabajo permanente sobre seguridad sanitaria de los alimentos derivados de la producción animal con vistas a coordinar las actividades de la OIE en este campo. Este Grupo está conformado por expertos de renombre internacional de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de la Comisión del Codex Alimentarius (CCA) reflejando además una amplia representatividad geográfica.

El Cuarto Plan Estratégico de la OIE (2006-2010) consolida la función de la OIE y el programa de trabajo en el campo de la seguridad sanitaria de los alimentos derivados de la producción animal y establece disposiciones para la cooperación con la CCA en cuanto a la consistencia, coherencia y complementariedad de las orientaciones dadas a los gobiernos y a otras partes interesadas en materia de gestión de los riesgos sanitarios, de la granja al tenedor. El Quinto Plan Estratégico (2011-2015) confirma el mandato del Grupo de trabajo para que continúe trabajando junto con otros organismos competentes, en especial con la CCA, la FAO y la OMS, en la reducción de los riesgos  para la salud humana consecuencia de los peligros asociados con los productos derivados de animales. El Grupo de trabajo proseguirá sus actividades con el fin de elaborar normas relativas a la producción de alimentos de origen animal desde la fase primaria hasta el sacrificio, dando prioridad a las medidas sanitarias  aplicables en las explotaciones. Esta labor abarca los agentos patógenos y otros peligros eventuales que normalemente no causan enfermedad en los animales.

El Grupo de trabajo brinda asesoría en temas de seguridad sanitaria de los alimentos derivados de la producción animal al Director general y a las Comisiones Especializadas de la OIE.

El Grupo de trabajo considera que las metas de la OIE sólo podrán alcanzarse con la estrecha colaboración de la OMS y de la FAO así como de sus órganos subsidiarios, en particular la CCA. La participación de cada organización en los procedimientos de elaboración de normas respectivos, ha ayudado a mejorar el desarrollo de normas oficiales que abarcan todo el proceso de la cadena de producción alimentaria, velando por evitar lagunas, duplicaciones y posibles contradicciones en las normas y directrices de ambas organizaciones. Un ejemplo digno de subrayar es el trabajo conjunto reciente sobre Salmonella en aves de corral y la labor en curso sobre Trichinella, en la que se ha adoptado un enfoque de toda la cadena alimentaria.

La OIE también ha reforzado sus vínculos formales e informales con organizaciones internacionales y expertos relevantes.

La composición de los Grupos de trabajo y de los grupos ad hoc de la OIE (incluyendo el Grupo de trabajo sobre seguridad sanitaria de los alimentos derivados de la producción animal ) se basa en la excelencia y en la pericia científica internacionalmente reconocida de sus miembros y en una representación geográfica equilibrada. El Director general propone los nombres de los expertos y los presenta para aprobación de la Asamblea Mundial de Delegados reunida en sesión plenaria durante la Sesión General de la OIE, que cada año se realiza en el mes de mayo. Se espera que los expertos contribuyan de manera objetiva e independiente en las deliberaciones y que no representen la posición de un país en particular, de un sector o de una determinada organización.

El lado derecho de esta página contiene información sobre la composición del Grupo de trabajo, su mandato, modus operandi, una selección de publicaciones, informes de reuniones, además de un enlace con la versión en línea del Código Sanitario para los Animales Terrestres (Código Terrestre).

Principales temas de su programa de actividad

Resistencia a los antimicrobianos

La resistencia a los agentes antimicrobianos forma parte del programa de actividades de este Grupo de trabajo. Para toda información pertinente sobre este tema, consulte el siguiente enlace: http://www.oie.int/es/nuestra-experiencia-cientifica/productos-veterinarios/antimicrobianos/

Papel de los Servicios Veterinarios en materia de seguridad sanitaria de los alimentos

El Capítulo 6.1. del Código Terrestre busca orientar a los Miembros de la OIE sobre el papel y las responsabilidades de los Servicios Veterinarios. La educación y la formación de los veterinarios, que abarcan tanto la sanidad animal (incluyendo las zoonosis) como los componentes de la higiene de los alimentos, les permiten ejercer un papel central en garantizar la seguridad sanitaria de los alimentos, especialmente de los alimentos de origen animal. Es importante que la formación y la actualización de conocimientos de los veterinarios alcance altos estándares y que existan programas nacionales para el desarrollo profesional continuo.

Los Servicios Veterinarios deberán cumplir con los principios fundamentales de calidad de la OIE estipulados en el Capítulo 3.1. Servicios Veterinarios y 3.2. Evaluación de los Servicios Veterinarios del Código Terrestre. El Capítulo 3.2. también destaca la necesidad de una cooperación con otras autoridades a lo largo de la cadena alimentaria con el fin de garantizar la protección de la salud pública y de la sanidad animal.

Control de peligros que amenazan la salud de las personas y de los animales mediante la inspección ante mortem y post mortem de la carne (véase el lado derecho de la página)

Sabiendo que la inspección veterinaria de los animales en el matadero puede contribuir sumamente a la vigilancia de algunas enfermedades animales de importancia para la salud pública y la sanidad animal, en mayo de 2006 la Asamblea Mundial de la OIE adoptó el Capítulo 6.2. del Código Terrestre, relativo al Control de riesgos biológicos que amenazan la salud de las personas y la sanidad de los animales mediante la inspección ante mortem y post mortem de las carnes. Este capítulo hace referencia al Código de Prácticas de Higiene para la Carne del Codex Alimentarius (CAC/RCP 58-2005).

Guía de buenas prácticas ganaderas para la seguridad sanitaria de los alimentos de origen animal

La OIE y la FAO publicarán en 2010 una Guía de buenas prácticas ganaderas para la seguridad sanitaria de los alimentos de origen animal en inglés, francés y español. Se trata de un texto de orientación general para ayudar a las Autoridades competentes y a otras partes interesadas, en particular a los ganaderos, a asumir sus responsabilidades en la producción de alimentos de origen animal para el consumo humano. La guía apoya el desarrollo de sistemas de calidad en las explotaciones para asegurar la seguridad sanitaria de la producción animal destinada a la alimentación. Asimismo, completa las orientaciones existentes de la OIE, la FAO y de la CCA en el área de sanidad y bienestar de los animales al igual que aspectos sociales, económicos y ambientales relativos a la producción ganadera.

Al principio