Organizacion Mundial de Sanidad Animal

Tamaño de la fuente:

Idioma :

Search:

Búsqueda avanzada

Inicio > Para los periodistas > Comunicados de prensa

Reunión de Bamako sobre la influenza aviar: un resultado exitoso

La cuarta conferencia internacional sobre la Influenza Aviar ha finalizado hoy en Bamako (Malí) después de tres días de trabajo.

Organizada conjuntamente por la UA/IBAR (Oficina Interafricana de Recursos Pecuarios de la Organización de la Unidad Africana), la Unión Europea y el Gobierno de Malí (con el apoyo técnico de la OIE), esta conferencia es un resultado del compromiso asumido en Viena a principios de este año por todas las partes implicadas en la lucha contra la influenza aviar para enfocar las necesidades de África.

Las organizaciones internacionales, los gobiernos de los Países Miembros y los donantes internacionales clave han compartido sus experiencias en el control y prevención de la influenza aviar, además se ha presentado un informe actualizado de los recursos financieros desembolsados y de los que aún se necesitan para luchar contra la enfermedad a escala mundial y prevenir una posible pandemia.

En la sesión de financiación, el tercer día, se hicieron compromisos de aportación de aproximadamente 500 millones de dólares de EE.UU.

“Cuando se celebró la reunión de Pekín, la infección aún no había llegado al África, y el compromiso de entonces no incluía los recursos suficientes para el establecimiento de políticas de control de la enfermedad en el continente. En la reunión de Viena, la OIE había subrayado la necesidad de que la comunidad internacional actúe rápidamente para controlar la evolución de la situación del sector aviar africano, y me complace en particular ver que en esta oportunidad el continente africano y la comunidad internacional han dado un gran paso adelante”, declaró el Dr. Bernard Vallat, Director General de la OIE.

Durante la audiencia especial concedida por su Excelencia el Presidente de Malí, el Dr. Vallat comentó el éxito de la conferencia y le agradeció los esfuerzos del gobierno de Malí que han contribuido a este éxito.

Plataforma ALive: un mecanismo de coordinación óptima para África

La generalización y la importancia de la cría de aves de patio trasero, la gran proximidad entre las aves y la gente, la carencia de recursos y de gobernabilidad apropiada conforme a las normas de la OIE sobre la calidad de los servicios veterinarios, así como la falta de mecanismos adecuados hacen particularmente difíciles los esfuerzos de prevención y control de la influenza aviar en África.

Nos obstante, los países africanos han mostrado un alto grado de compromiso con la adopción de medidas eficaces para facilitar la prevención y el control de la gripe aviar y humana desde que se declaró la enfermedad en el continente en febrero de 2006. Se reconocen los esfuerzos desplegados hasta el momento, pero es preciso seguir trabajando para mejorar la capacidad de respuesta y una preparación coordinada.

En este contexto, todos los participantes en la conferencia han coincidido en identificar la Plataforma ALive , creada por iniciativa del Banco Mundial y sus socios, tales como la OIE, la FAO y la UA/IBAR, como un mecanismo de coordinación óptima no sólo para la lucha contra la influenza aviar sino también para la prevención de las enfermedades reemergentes de los animales.

Los estudios realizados por ALive con el apoyo de la FAO, la OIE, la UA/IBAR, la OMS y la UNICEF para la conferencia, han permitido exponer un panorama de las necesidades de África, incluidas las organizaciones subregionales, en los ámbitos de la salud animal y pública y de la comunicación.

Según la evaluación de la Plataforma ALive , las necesidades financieras para la prevención y control de la influenza aviar en los animales ascienden a alrededor de 720.000.000 dólares de EE.UU. para un periodo de tres años.

“Estos fondos son necesarios para establecer estrategias de lucha contra la influenza aviar adaptadas a los países africanos. El modo más eficaz de detectar las enfermedades animales, incluidas las zoonosis, y de responder consiste en garantizar y apoyar una gobernabilidad adecuada de los servicios zoosanitarios en los Países Miembros”, señaló el Dr. Vallat. “Por ello, la OIE ha desarrollado una iniciativa estratégica única para ayudar a los países a identificar los puntos débiles de sus servicios veterinarios, que hacen difícil cumplir con las normas de calidad de la OIE y, por ende, prevenir y hacer frente a las enfermedades animales, tales como la influenza aviar”.

Banco virtual de vacunas para África

 Considerando la complejidad de establecer una estrategia contra la influenza aviar, en particular en África, la OIE en colaboración directa con la UA/IBAR y la Comisión Europea estableció a principios de este año un banco virtual de vacunas para África a fin de prestar asistencia rápidamente a los países que necesiten vacunar las poblaciones avícolas en riesgo.

Ciertamente, la vacunación no es la única herramienta de lucha contra la influenza aviar, pero ha probado su eficacia en las campañas de erradicación en África y otras regiones del mundo. La existencia de dicho banco permite aprovisionar rápidamente cualquier área afectada o en riesgo, directamente desde el proveedor.

Mediante este mecanismo se han entregado ya varios millones de dosis de vacunas contra el virus H5N1 a diferentes países africanos.

 Necesidad de creación de capacidades científicas

La conferencia ha subrayado asimismo la necesidad de disponer de capacidades de diagnóstico rápido para asistir en la detección temprana y una respuesta inmediata. La falta de capacidades suficientes de diagnóstico y de laboratorios de referencia en África agrava este problema.

Para remediarlo, la OIE ha propuesto integrar el concepto de “hermanación de laboratorios” en el fomento de la creación de capacidades en los laboratorios veterinarios de los países en vías de desarrollo y en transición. El principal objetivo es que los laboratorios de referencia de la OIE existentes brinden una asistencia directa a los laboratorios bajo los auspicios de la OIE para reforzar su capacidad de diagnóstico y competencias científicas y para que, eventualmente, se conviertan en laboratorios de referencia de la OIE por derecho propio.

“La respuesta rápida y positiva de los Países Miembros y donantes en apoyo de este concepto ha sido alentadora, y confío no sólo en que esta hermanación empezará pronto sino también que será de gran provecho para los países africanos”, añadió el Dr. Vallat.

Al principio