Organizacion Mundial de Sanidad Animal

Tamaño de la fuente:

Idioma :

Search:

Búsqueda avanzada

Inicio > Para los periodistas > Comunicados de prensa

Hoy día la mayoría de países logra superar los focos de influenza aviar

Paris 21 de mayo de 2007 - Desde 2003 hasta la fecha, se han registrado focos de la cepa H 5N1 de influenza aviar en 59 países. En la mayor parte de ellos, los Servicios Veterinarios han logrado combatir rápidamente los focos. En general, los países han mejorado la gestión de la aplicación de medidas preventivas conforme a las recomendaciones de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) para evitar la enfermedad.

“Durante el primer semestre de 2007, los países han notificado un menor número de aves silvestres y migratorias muertas, lo que podría indicar que nos acercamos al término de un ciclo de la enfermedad. A la inversa, las parvadas de aves de corral continúan siendo infectadas en algunos países, y eso muestra que la comunidad internacional necesita mantener un alto nivel de prevención y medidas de control de la enfermedad en estos animales”, comentó el Dr. Bernard Vallat, Director General de la OIE.

La enfermedad sigue sin embargo siendo endémica en al menos tres países (Indonesia, Nigeria y Egipto) y no deja de aparecer esporádicamente en países que antes no estaban afectados. Estos eventos constituyen una valiosa oportunidad para poder identificar mejor las complejas cuestiones en juego respecto a esta enfermedad.

Gobernanza veterinaria y solidaridad mundial reforzadas: una estrategia siempre válida

La OIE se esfuerza continuamente por que los Servicios Veterinarios alcancen una solidez y credibilidad conformes a las normas en materia de gobernanza y organización, y por mejorar las bases de una competencia y capacidad científica y de diagnóstico en todos los países miembros de la OIE. Esta será la clave del éxito de la lucha constante contra la influenza aviar altamente patógena, así como contra cualquier otra enfermedad emergente o reemergente en el futuro .

En el centro del sistema de prevención y control de la influenza aviar altamente patógena se encuentran los Servicios Veterinarios, que desempeñan una función primordial en todos los países por ser los garantes de la salud animal y por su labor en las cuestiones de salud pública asociadas. Efectivamente, un país que falla conlleva un riesgo de infección para el mundo entero. La solidaridad es pues un componente esencial de la lucha contra la influenza aviar. Por estas razones, la OIE utiliza el instrumento de “Desempeño, Visión y Estrategia” al efecto de identificar las necesidades de inversión en los países en vías de desarrollo, lo que, a fin de cuentas, resulta clave para la prevención y erradicación de la influenza aviar en el mundo.

Al estar focalizada la comunidad internacional en la situación global actual de la influenza aviar altamente patógena, siguen siendo una prioridad los objetivos generales de la OIE de fomentar la transparencia en la colecta, análisis y divulgación de la información veterinaria y el fortalecimiento de la coordinación y cooperación internacionales en el control de las enfermedad animales y zoonosis.

Como fundamento, la ciencia y unas directrices consensuales

Las normas, directrices y recomendaciones establecidas por la OIE sobre bases científicas gracias a su red mundial de científicos están diseñadas como la referencia internacional para luchar contra la influenza aviar altamente patógena. La OIE prosigue la elaboración y revisión de dichas normas abordando las cuestiones científicas y técnicas de prevención, control y erradicación de esta enfermedad .

La OIE reafirma la estrategia más eficaz para tratar directamente con la influenza aviar altamente patógena en las aves de corral: detección temprana y respuesta temprana, confirmación rápida de casos sospechosos, notificación rápida y transparente, respuesta rápida (incluido el confinamiento, la gestión del movimiento de las aves de corral, el sacrificio sanitario en condiciones decentes y la vacunación si es oportuna).

La visión a largo plazo de esta estrategia, que la OIE comparte con la FAO, es reducir al mínimo la amenaza global de la influenza aviar altamente patógena en las aves de corral, reduciendo así las infecciones humanas. Alcanzar esta meta significa estabilizar la producción avícola y la seguridad alimentaría globalmente, mejorar el acceso al mercado y el comercio de aves de corral y productos derivados, mejorar la salud pública incluida la inocuidad de los alimentos, mejorar los recursos de las poblaciones rurales y disminuir la amenaza global de una pandemia humana.

Al principio