Organizacion Mundial de Sanidad Animal

Tamaño de la fuente:

Idioma :

Search:

Búsqueda avanzada

Inicio > Para los periodistas > Comunicados de prensa

La colaboración “Unidos contra la rabia” celebra un año de progresos para alcanzar cero muertes humanas por rabia en 2030

Desde el lanzamiento en 2018 de la iniciativa “Cero en el 30”, la colaboración “Unidos contra la rabia” ha logrado grandes avances con el fin de empoderar, comprometer y permitir que los países cumplan el objetivo de eliminar la rabia en 2030.El primer informe anual sobre los progresos realizados, lanzado hoy en el Día Mundial de Lucha contra la Rabia, describe el impacto colaborativo y cada vez mayor de las acciones de los cuatro socios[1] en la promoción del enfoque “Una sola salud”[2] y el alcance de los tres objetivos del Plan Estratégico Mundial.

París, Ginebra, Manhattan, Roma, 28 de septiembre de 2019 - Sólo en los últimos dieciséis meses, se entregaron más de 2 millones de dosis de vacunas contra la rabia de calidad garantizada en 13[1] países de Asia y África; se capacitaron a más de 450 profesionales de salud en 70 de los 89 países donde existe la rabia humana y se llevaron a cabo más de 200 eventos educativos y de sensibilización en 62 países.

Facilitar el acceso a las vacunas, los medicamentos y la educación

En el marco del primer objetivo del Plan: Eliminar la rabia a través del uso de vacunas, medicamentos, herramientas y tecnologías, la colaboración “Unidos contra la rabia” permitió la implementación en los países de acciones concretas destinadas a luchar contra la rabia en su fuente: los perros infectados. En 2018, dichos esfuerzos incluyeron:

  • Un mayor acceso a vacunas contra la rabia de alta calidad con la entrega de más de dos millones de dosis a 13 países en Asia y África, a través del banco de vacunas contra la rabia de la OIE;
  • Una mejor atención para los casos de mordeduras caninas con posible exposición de las personas a la rabia, mediante la organización de una formación dirigida a más de 450 profesionales de la salud en 70 de los 89 países donde existe la rabia, por parte de la OMS y de otros socios de la colaboración “Unidos contra la rabia”.
  • Un incremento de la educación y sensibilización sobre la rabia a través de seminarios web durante el Día Mundial de Lucha contra la Rabia a cargo de la FAO y otros socios de la colaboración “Unidos contra la rabia”, además de alrededor de 200 eventos registrados a lo largo de la jornada en el sitio web de la GARC en 62 países, lo que suscitó un gran interés gracias a medios impresos, digitales y de redes sociales. La OIE se ocupó de llevar a cabo talleres de refuerzo de capacidades en el área de la comunicación. 

Brindar a los países recomendaciones, directrices y herramientas de control claras

Con el fin de aumentar el alcance de las acciones, el grupo brinda orientaciones normativas para lograr marcos de gobernanza eficaces encaminados a la eliminación de la rabia. En los últimos dieciséis meses, este trabajo incluyó:

  • realizar una actualización de los manuales técnicos y las normas a cargo de la OIE y la OMS, con el fin de armonizar las recomendaciones en los sectores de la sanidad animal y la salud pública;
  • conducir una evaluación de los progresos realizados en la eliminación de la rabia bajo la responsabilidad de las redes regionales de lucha contra la rabia en más de 67 países. El resultado muestra que 12 países ya han generado planes nacionales de acción completos/revisados; y
  • facilitar actividades de capacitación nacionales en 14 países, junto con seminarios de formación y ensayos de competencia de la FAO, lo que condujo a que 80 países comunicaran la existencia de un marco aprobado a nivel nacional para la eliminación de la rabia.

La colaboración “Unidos contra la rabia” respalda la armonización de los datos destinados a mejorar el control mundial con planes para conectar las plataformas de gestión de datos de la OMS, la OIE y la GARC. Además, se está desarrollando una nueva herramienta de evaluación de las actividades de lucha contra la rabia para el análisis detallado de los datos.

Mantener el compromiso y los recursos de los países

Como lo demuestran los avances más recientes, la participación de la comunidad, el compromiso político y la coordinación entre los principales actores son esenciales para la eliminación de la rabia.

Desde 2018, la colaboración “Unidos contra la rabia” ha progresado en su compromiso con la comunidad mundial de lucha contra la rabia y con cada uno de los países, permitiendo la intensificación del compromiso “Cero en el 30”, lo que debe continuar en el futuro.

La colaboración “Unidos contra la rabia” ha identificado 60 socios de desarrollo y se empeña en congregar a todas las partes interesadas de la comunidad de la rabia, es decir, instituciones gubernamentales, actores no estatales, entidades académicas, organizaciones internacionales y países. Los esfuerzos coordinados de promoción e inversión a nivel mundial y nacional ya han contribuido a fomentar la confianza de los donantes.

Los progresos obtenidos desde 2018 son alentadores. El desafío es continuar fortaleciendo el apoyo a las comunidades locales a nivel subnacional y nacional y mantener el compromiso político de liberar a todos los países de las muertes humanas causadas por la rabia transmitida por perros.

Acerca de “Cero en el 30”
La rabia se puede prevenir por completo y, desde hace mucho tiempo, se dispone de vacunas, medicamentos, herramientas y tecnologías destinadas a evitar que las personas mueran de la rabia transmitida por perros. Sin embargo, la rabia sigue matando a unas 60.000 personas al año, de las cuales más del 40 % son niños, principalmente en zonas rurales de países económicamente desfavorecidos de África y Asia. De todos los casos humanos, hasta un 99 % es causado por la mordedura de un perro infectado.

El Plan Estratégico Mundial, lanzado en junio de 2018, apunta a los reservorios de rabia canina y alinea esfuerzos para prevenir la rabia humana y fortalecer los sistemas de sanidad animal y salud humana. El Plan sitúa a los países en el centro del esfuerzo, con un renovado apoyo internacional orientado a realizar los cambios necesarios, a través de un enfoque pragmático con tres objetivos principales:

  • Objetivo 1: eliminar la rabia mediante el uso eficaz de vacunas, medicamentos, herramientas y tecnologías;
  • Objetivo 2: generar, innovar y medir el impacto de las medidas de control de la rabia, brindar recomendaciones, directrices y medidas de gobernanza eficaces y generar datos fiables para una toma de decisiones eficiente;
  • Objetivo 3: respaldar el compromiso y los recursos de los países.

Mediante la implementación del Plan, los países afectados se acercarán un poco más al Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 3.3 “En 2030, poner fin a las epidemias de las enfermedades tropicales desatendidas” y progresarán en el cumplimiento del ODS 3.8 para lograr una cobertura sanitaria universal.

Para más información:


Contactos
:

  • OIE: Dra. Catherine Bertrand-Ferrandis, (+33) 6 16 46 28 90, media@oie.int


[1] Organización Mundial de la Salud (OMS); Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE); Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y Alianza Mundial de Lucha contra la Rabia (GARC).

[2] La alianza tripartita (FAO, OIE y OMS) se basa en el enfoque “Una sola salud”, que establece que la salud de las personas está vinculada con la sanidad de los animales y el medio ambiente. Identificaron a la rabia como una de las tres prioridades para demostrar la importancia de la colaboración multisectorial para una gestión eficaz del riesgo.

[3] Benín, Eritrea, Indonesia, Kenia, Lesoto, Malasia, Myanmar, Namibia, Filipinas, Singapur, Togo, Túnez y Zimbabue.

 

 

Al principio