fake hub hd sexy hub Female domination private4k.com

Organizacion Mundial de Sanidad Animal

Tamaño de la fuente:

Idioma :

Search:

Búsqueda avanzada

Inicio > Para los periodistas > Editoriales

OIE, ciencia y solidaridad internacional

Durante las últimas tres décadas hemos sido testigos de una rápida aceleración en la forma en que los avances de la ciencia y la tecnología han impactado en la vida de los hombres y las mujeres en el mundo entero. Este contexto generado por la ciencia no reconoce antecedente en la historia de la humanidad y forma parte también del proceso de globalización en las comunicaciones, el comercio y las economías de los diferentes países y regiones.

La Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), como el organismo científico internacional especialmente en los aspectos de la sanidad de los animales (terrestres y acuáticos), no ha permanecido ajena a esta situación, incorporando a lo largo del tiempo “el mejor estado del arte” del conocimiento científico, con el objeto de mejorar la sanidad animal en los países y facilitar y proteger la seguridad del comercio internacional de los animales y de los productos y alimentos de origen animal.

Una de las misiones esenciales de la OIE es la colección, análisis y difusión de la información científica relevante sobre el diagnóstico y control de las enfermedades, así como de su vigilancia. Hoy la tecnología informática nos permite en forma práctica y efectiva llegar a la casi totalidad del globo en tiempo real. Este avance es trascendental en cuanto a que se dispone de un sistema global de alerta temprano que permite la toma de decisiones para la mitigación del riesgo en el comercio internacional de los animales y de sus productos.

La OIE, a través de sus cuatro comisiones especializadas, 156 Laboratorios de Referencia y Centros Colaboradores para 69 enfermedades de los animales terrestres y acuáticos, distribuidos en 30 países del mundo, y con la colaboración de más de 150 destacados expertos internacionales, elabora sus decisiones con sólida base científica, que periódicamente son incorporados en sus Códigos y Manuales de Normas (ambos relativos a animales terrestres y animales acuáticos). Estos Códigos y Normas son la referencia oficial de la Organización Mundial de Comercio (OMC) que sólo emplea normas referenciales basadas exclusivamente en hechos científicos comprobables. La OIE es el único organismo internacional con tal mandato en su campo de competencia.

Es claro entonces que para el cumplimiento de las misiones esenciales de la OIE, el rol de los Laboratorios de Referencia y Centros Colaboradores, así como de los expertos de los países miembros que colaboran en la formulación de las normas científicas, es esencial. Sin ellos la OIE no podría cumplimentar su cometido. El desafío para OIE es el de reforzar las actividades de los Laboratorios de Referencia y la participación de sus expertos para mantener un adecuado nivel de eficiencia y capitalizar los avances de la ciencia y la tecnología. En este proceso la OIE favorece también la integración de los laboratorios y científicos de los países en desarrollo junto a los de los países desarrollados.

La red mundial de Centros Colaboradores y Laboratorios de Referencia de la OIE permite a los países miembros disponer de los mejores recursos humanos en el área de sanidad y bienestar animal y seguridad sanitaria de los alimentos, de la mejor tecnología diagnóstica, de reactivos estandarizados y de sistemas de capacitación a través de Talleres, Seminarios y Conferencias que se realizan en los cinco continentes. Estas actividades permiten una estrecha colaboración e interacción entre técnicos y científicos de los países del hemisferio Norte y del hemisferio Sur. De esta forma todos los países se pueden beneficiar del Acuerdo sobre la aplicación de medidas sanitarias y fitosanitarias de la OMC, tal como se ha establecido en la declaración de la Conferencia mundial de la OMC realizada en Doha (firmada por los líderes de la OMC, la FAO, la OMS, el Banco Mundial y la OIE) en el año 2001.

La política actual de la OIE es la de buscar formas de financiación internacional, regional y nacional para fortalecer en forma prioritaria las actividades científicas de los laboratorios de los países con menos desarrollo y reforzar las actividades de los laboratorios de los países más desarrollados. Un ejemplo es la acción concertada con otros organismos internacionales a través del “Programa Desafío” (Challenge Program) financiado por el Grupo consultivo sobre investigaciones agrícolas internacionales (CGIAR) que ha de permitir que los laboratorios regionales y Centros Colaboradores en las regiones más pobres del planeta, accedan a los nuevos recursos que la ciencia y la tecnología hoy dispone para mejorar la sanidad de sus poblaciones animales y facilitar el acceso a los mercados internacionales, en conformidad con la declaración de Doha. Esta acción ayudará a la comunidad científica veterinaria de los países del hemisferio Sur a reforzar sus capacidades, en parte gracias al apoyo de los Laboratorios de Referencia del Norte, y a participar en mayor medida en la negociación de los estándares sanitarios del comercio mundial incorporando los avances científicos más recientes.

Hay ya varios otros proyectos regionales (PACE - Programa Panafricano de Control de Epizootias en Africa, SEAFMD - plan de lucha contra la fiebre aftosa en Asia Sudoriental en Asia) en los que la OIE está poniendo su pericia, y que son sólo ejemplos de las aplicaciones de la Ciencia y la Tecnología en beneficio de los países más pobres.

Estas acciones de solidaridad internacional del campo veterinario tienen que ser reforzadas porque son esenciales para un control eficiente a nivel mundial de la sanidad animal y de la seguridad sanitaria de los alimentos de origen animal.

Bernard Vallat

Contact : media@oie.int

Al principio