Mejora de los servicios veterinarios

Los animales, y los sistemas sanitarios que garantizan su protección, juegan un papel fundamental en la seguridad y el bienestar tanto económico como social de la humanidad. Más allá de generar ingresos, seguridad alimentaria y nutrientes, los animales son activos valiosos para las poblaciones rurales pobres y sirven de reserva de riqueza, aval para crédito y red de seguridad en momentos de crisis. Recursos financieros bajos y Servicios Veterinarios mal organizados y con personal inadecuado trae como consecuencia altas pérdidas animales y epidemias descontroladas. Las enfermedades animales provocan impactos negativos significativos e impredecibles en el sustento de las comunidades. Más del 60% de las enfermedades animales son zoonóticas (transmisibles para los humanos), lo que hace que la salud animal y la salud pública estén estrechamente relacionadas. En ese sentido, garantizar la sanidad animal y su prestación de servicio es un bien público global que requiere atención e inversión sostenible.

“Los Servicios Veterinarios nacionales preservan y desarrollan los recursos animales, reduciendo la pobreza y el hambre a nivel mundial por medio del mejoramiento del sustento rural y alimentando al mundo. Su impacto adicional en la seguridad sanitaria mundial abordando el “riesgo desde su origen” para las amenazas de pandemias emergentes, la resistencia a los agentes antimicrobianos y las crisis de seguridad sanitaria de los alimentos proporciona un mayor resguardo del planeta. Por estas razones convincentes, apoyar al sector ganadero a través de la inversión en los Servicios Veterinarios nacionales, basados en las normas internacionales y los principios de la “buena gobernanza”, protege y favorece el desarrollo de todas las comunidades, tanto mundial como localmente.

Dra. Monique EloitDirectora General, Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE)

La OIE es una organización intergubernamental única que trabaja en conjunto con sus socios para alcanzar un planeta más sano y seguro. Esta ha generado un consenso internacional sobre los principios de buena gobernanza y la calidad de los Servicios Veterinarios, tal y como lo expresan sus normas internacionales reconocidas por la Organización Mundial del Comercio (OMC), y el tercer objetivo estratégico del Sexto Plan Estratégico de la OIE para el periodo del 2016-2020: “Perfeccionar las Capacidades y la Sostenibilidad de los Servicios Veterinarios”. La OIE cuenta con un historial comprobado en materia de apoyo al fortalecimiento de los Servicios Veterinarios nacionales basado en estos principios y normas, desde la creación de su programa insignia el Proceso PVS, hace más de una década.

A través de inversiones inteligentes en las actividades de la OIE, estrechamente alineadas con estándares internacionales y los principios acordados sobre la eficacia de la ayuda, la comunidad mundial puede desarrollar de manera sostenible la capacidad de los Servicios Veterinarios nacionales para salvaguardar la salud y la seguridad alimentaria, mejorar las economías y las vidas de por lo menos 1.3 mil millones de personas cuyo modo de vida depende de la sanidad de los animales.

Aportes Claves

Para mas información: