Organizacion Mundial de Sanidad Animal

Tamaño de la fuente:

Idioma :

Search:

Búsqueda avanzada

Inicio > Sanidad Animal en el Mundo > Información sobre las enfermedades de los animales acuáticos y terrestres

HECHOS CLAVE

  • Aislado por primera vez a partir de conejos de laboratorio en Uruguay en 1898, el virus fue identificado en 1927 como un poxvirus.
  • Su introducción en Australia en 1950 en un intento de controlar la población cunícola, redujo esta población de 600 millones a 100 millones en un periodo de dos años. Desde entonces, por selección natural de animales cada vez más resistentes, la tasa de mortalidad es inferior al 50%, y la población de conejos en Australia ha pasado a 200 millones.
  • La mixomatosis fue introducida deliberantemente en Francia en 1952 por un bacteriólogo con objeto de reducir la población de conejos en su finca y se difundió rápidamente por Europa continental e Reino Unido. En Europa las poblaciones de conejos silvestres se redujeron entre un 90 y 95% en los años siguientes a la introducción del virus en el decenio de los cincuenta.

 

¿Qué es la mixomatosis?

La mixomatosis es una enfermedad importante de los conejos causada por un poxvirus denominado virus mixoma. Este causa una enfermedad muy leve en su huésped original oriundo de Sudamérica, pero en algunas especies de conejos y liebres, en especial los conejos europeos (Oryctolagus cuniculus), causa una enfermedad grave con alta mortalidad.

La palabra “mixoma” deriva del término griego para mucus y designa un tumor del tejido conectivo que suele alojarse en las mucosidades. La enfermedad se caracteriza por la presencia de tumores en la cara y extremidades de los animales afectados.

Es una de las dos enfermedades de los lagomorfos (familia de mamíferos que incluye a los conejos, liebres y pikas) inscrita en la lista del Código Sanitario para los Animales Terrestres de la OIE y los Países y Territorios Miembros tienen la obligación de notificar los brotes conforme al ese Código Sanitario para los Animales Terrestres.

 

Transmisión y propagación

La enfermedad se propaga principalmente por medio de las pulgas y mosquitos que ingieren el virus al picar a los animales infectados y luego transmiten la enfermedad a otros animales sensibles. También puede difundirse directamente de animal a animal o por contacto con fómites (objetos inanimados contaminados).

 

Riesgo para la salud pública

El virus sólo afecta a los conejos y no entraña riesgos para la salud pública.

 

Signos clínicos

Tal como es característico de los virus pox, la enfermedad produce nódulos cutáneos. Estos aparecen primero en la zona de infección, con inflamación alrededor de los ojos (enfermedad de la cabeza grande) y genitales, y se desarrollan lesiones cutáneas secundarias. Al mismo tiempo puede haber una inmunosupresión grave que permite la aparición de infecciones bacterianas secundarias, por lo que son comunes los signos de neumonía.

A medida que la enfermedad progresa, el animal aparece más decaído y la muerte por neumonía es frecuente entre ocho y quince días cuando se trata de las cepas más patógenas del virus.

Se ha señalado también una forma respiratoria de la enfermedad sin lesiones cutáneas.

Cuando se introdujo en Australia para controlar la población de conejos, la enfermedad alcanzó una tasa de mortalidad del 90%, pero la selección natural dejó vivos a los animales más resistentes y actualmente la tasa de mortalidad es inferior al 50%.

 

Diagnóstico

El diagnóstico se confirma mediante aislamiento del virus o utilización de métodos serológicos. El aislamiento del virus se suele efectuar por cultivo viral en líneas celulares adecuadas. Las pruebas serológicas detectarán los anticuerpos para el virus usando métodos inmunológicos conforme se contempla en el Manual de las Pruebas de Diagnóstico y de las Vacunas de la OIE.

 

Prevención y control

Dado que el virus es diseminado por los insectos, una medida de control sanitario importante para los conejos domésticos es la protección contra los mosquitos. Si surge la infección, es necesario aislar a los animales infectados para prevenir la propagación de la enfermedad a otros animales sensibles.

Existe una vacuna eficaz. Las directrices para la producción de la vacuna figuran en el Manual de las Pruebas de Diagnóstico y de las Vacunas para los Animales Terrestres de la OIE.

En el Código Sanitario para los Animales Terrestres se facilitan directrices para el comercio de conejos y de sus productos derivados a fi n de evitar la propagación de las enfermedades de los conejos.

 

Distribución geográfica

El virus es originario de los conejos silvestres de Sudamérica y fue aislado en Uruguay en 1898. Desde entonces, se ha detectado en otros países sudamericanos y en los Estados Unidos de América.

Este virus fue introducido deliberadamente en Francia en 1952 de donde se difundió rápidamente por Europa continental e Reino Unido. La mixomatosis fue introducida igualmente en Australia en 1950 en un esfuerzo por controlar la población cunícola, una especie no nativa cuyo número había aumentado de tal manera que amenazaba a los mamíferos nativos.

Hasta ahora no se ha registrado en Asia, África Meridional ni Nueva Zelanda.

Al principio