Organizacion Mundial de Sanidad Animal

Tamaño de la fuente:

Idioma :

Search:

Búsqueda avanzada

Inicio > Sanidad Animal en el Mundo

Controlar la rabia

El perro, principal transmisor de la rabia

Más del 95% de casos humanos de rabia se deben a mordeduras de perros infectados. Controlar y erradicar la rabia significa combatirla en su fuente animal.

La solución: la vacunación de perros

La vacunación masiva de los perros es el método ideal, ya que es el único medio que permite una interrupción real del ciclo de transmisión de la enfermedad del animal al hombre.

Programas de control de la rabia

Algunos países ya han logrado erradicar la enfermedad al aplicar medidas profilácticas estrictas. En otras naciones, la rabia sigue siendo endémica, y afecta principalmente a especies silvestres huéspedes.

En los países en los que la enfermedad es endémica, se han puesto en marcha medidas para gestionar y reducir el riesgo de infección en las poblaciones susceptibles (fauna silvestre, animales errantes y domésticos) y crear una barrera entre la fuente animal de la enfermedad y el hombre.

Para ello, se necesitan campañas de vacunación masivas de perros, asociadas a campañas de información para la población y un mejor acceso a los servicios de atención médica (vacunas y sueros antirrábicos). 

Se han de promover el control de las poblaciones de perros vagabundos y el comportamiento responsable de los propietarios de perros, con el fin de disminuir el número de casos humanos.

Desde mayo de 2019, las normas de la OIE sobre la rabia incluyen recomendaciones para que los países soliciten, de forma voluntaria, la validación de sus programas nacionales de control de la rabia transmitida por los perros. Los procedimientos para demandar esta validación estarán disponibles el próximo año y los primeros programas se validarán en 2021. Contar con un programa de control validado por la OIE abrirá el camino a los países para establecer una autodeclaración libre de rabia. Las autodeclaraciones sobre la ausencia de rabia hechas hasta la fecha se pueden consultar en línea.

Normas de la OIE sobre la rabia

La OIE desarrolla y publica normas basadas en la ciencia que se actualizan regularmente, en materia de:

  • la prevención y control de la rabia, incluyendo disposiciones para los programas oficiales de control de la rabia transmitida por los perros validados por la OIE.
  • la gestión de las poblaciones de perros vagabundos,

  • los desplazamientos internacionales de perros y gatos provenientes de países infectados por la rabia,
  • los métodos de diagnóstico y producción de vacunas de calidad de uso veterinario.


Estas normas son adoptadas por consenso por los Países Miembros de la OIE.

Desde hace varias décadas la OIE se halla comprometida en la lucha contra la rabia

Además de su trabajo normativo, la OIE busca alcanzar un doble objetivo:

  • Garantizar la transparencia de los conocimientos sobre la situación de la enfermedad a escala mundial, gracias a que cada País Miembro se compromete a declarar la situación de la enfermedad y a la recopilación de datos científicos de su red mundial de Laboratorios de Referencia;
  • Alentar a los gobiernos y donantes internacionales a invertir en programas de control de la rabia, en especial, en la vacunación de los perros.

Los veterinarios y servicios veterinarios nacionales de los 182 Países Miembros de la OIE tienen una función capital en la puesta en marcha de estas estrategias a escala nacional y regional. Su movilización es imperativa a la hora de coordinar las operaciones con los servicios de salud pública, las autoridades locales y municipales, las fuerzas policiales, y las ONG presentes en los países más pobres.

La OIE respalda las campañas de vacunación de sus Países Miembros

En los países en vías de desarrollo, la ayuda resulta fundamental. Con el apoyo financiero de la Unión Europea, Australia, Alemania, Francia, Canadá y Japón, el Fondo Mundial para la Salud y el Bienestar de los Animales, establecido por la OIE, ya ha facilitado varias iniciativas, como la creación de un banco de vacunas antirrábicas para perros en el año 2012 y el envío regular de dosis de vacunas principalmente a los países más pobres de Asia y de África.

Hasta la fecha (agosto de 2019), la OIE ha distribuido 22,2 millones de vacunas antirrábicas, 6 millones de las cuales ya han sido entregadas directamente a 22 países para contribuir a sus programas nacionales de vacunación. Diferentes países y organizaciones internacionales han cursado pedido de 16,2 millones de dosis adicionales.

Asimismo, en el marco de control de la rabia de la Alianza Tripartita (OMS, OIE, FAO), la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha decidido realizar sus órdenes de compra de vacunas para perros a  través del Banco de Vacunas Antirrábicas de la OIE. A agosto de 2019, la OMS compró 15,3 millones de dosis de vacuna antirrábica a través del Banco de Vacunas Antirrábicas de la OIE para suministrarlas a Filipinas, Sudáfrica, Tanzania, la República Centroafricana y Pakistán.

Este modelo garantiza la disponibilidad de vacunas de calidad que cumplan con las normas internacionales de la OIE, su suministro eficiente en el terreno, así como un precio obtenido tras un concurso mundial entre los proveedores potenciales.

¿CÓMO FUNCIONA EL BANCO DE VACUNAS ANTIRRÁBICAS DE LA OIE?

Video explicativo

Folleto

 

 

ENTREGAS RECIENTES DE VACUNAS CANINAS ANTIRRÁBICAS (en inglés)

 

Vacunas contra la rabia humana y canina e inmunoglobulinas antirrábicas

Mensajes clave de la consulta OMS/OIE - Ginebra (Suiza)
12-13 de octubre de 2015

Informe de la consulta (inglés)Infografía (inglés)

Al principio