PANDEMIA H1N1 2009
 
Preguntas frecuentes
  Buscar Q&A - Restablecer
- INFORMACIONES GENERALES
  • ¿En qué se diferencia la pandemia por H1N1 de 2009 de la gripe porcina?

    La gripe porcina “clásica” es un enfermedad del cerdo, bien conocida, que es causada por un grupo específico de subtipos y cepas de la gripe A. En cada parte del mundo se encuentran diferentes subtipos y variantes, pero la gripe porcina “clásica” ocurre ciertamente en el mundo entero. Las infecciones por este tipo de virus de la gripe porcina “clásica”, por más que pueden propagarse rápidamente en una piara, provocan una mortalidad muy baja, por no decir ninguna, en las piaras infectadas. El problema viene de que merman la producción, puesto que los animales enfermos no engordan tan rápido como los que están sanos. Se han dado casos de infección en personas, pero son poco frecuentes y suelen ir asociados con un contacto con cerdos vivos.
     
  • ¿Alguna persona ha sido infectada con H1N1 por un animal?

    Pese a que sea probable que los virus de la gripe provenientes de animales intervengan en el historial del virus pandémico, la pandemia de gripe actual es sobre todo una enfermedad humana. El virus emergió rápidamente en las poblaciones humanas y se propagó por todo el planeta a medida que la infección pasaba de una persona a otra.
     
  • ¿Cómo se sabe que los animales no han tenido un papel significativo en la propagación de la pandemia por H1N1 de 2009?

    La emergencia del virus de la pandemia de gripe fue identificada por primera vez en habitantes de Norteamérica. Las indagaciones epidemiológicas revelaron que la mayoría de las personas infectadas, en esta fase inicial, no habían estado en contacto con cerdos. El virus se propagó rápidamente entre las poblaciones humanas de todas las regiones del mundo por transmisión de ser humano a ser humano. En cuanto a las investigaciones sobre casos de enfermedad animal, se cree que la mayoría de los casos que han sido notificados a la OIE son resultado de una exposición de animales a personas enfermas. En general, los casos notificados de infección en animales están asociados con cerdos. Unos cuantos están relacionados con otras especies animales.
     
  • ¿Por qué ha insistido tanto la OIE en que se deje de hablar de “gripe porcina”?

    Las características genéticas del virus pandémico H1N1 de 2009 tienen componentes víricos humanos, aviares y porcinos. Desde el punto de vista tanto científico como factual, no es correcto designar a esta enfermedad del ser humano con el nombre de “gripe porcina”, puesto que esta denominación remite a una enfermedad bien conocida, la gripe porcina “clásica”, y da a entender que los cerdos desempeñan un papel constante en la pandemia. La comunidad científica mundial, tanto los expertos en salud pública como en sanidad animal, ha convenido en que la manera más apropiada de designar la enfermedad es “pandemia de gripe H1N1 de 2009”.
     
  • - INFECCIÓN EN LOS ANIMALES
  • ¿Qué se sabe de las infecciones por H1N1 en los cerdos y las aves?

    La OIE está recibiendo un número creciente de notificaciones de brotes pandémicos por H1N1 de 2009 en cerdos. En la mayoría de los casos, se sospecha que la causa es una transmisión de ser humano a animal. Los estudios experimentales demuestran que los cerdos son susceptibles al virus pandémico H1N1 de 2009 que ha sido aislado en personas, y que los cerdos pueden transmitirse el virus unos a otros. La sensibilidad de los cerdos al virus, combinada con la alta prevalencia de la infección en las personas, hace suponer que es posible que aumente el número de brotes en la población porcina. Por lo tanto, es posible que la pandemia de virus H1N1 de 2009 se establezca en algunas poblaciones porcinas.
     
  • ¿La pandemia de gripe H1N1 causa enfermedades graves en los cerdos y las aves?

    La infección por H1N1 de 2009 no causa enfermedad grave en los cerdos. Los síntomas son leves, son similares a los de la gripe porcina. Los cerdos infectados suelen restablecerse.
     
  • ¿Recomienda la OIE que se vacune a los animales contra la pandemia de H1N1 de 2009?

    Para la gripe porcina, la vacunación podría ser recomendada en ciertos casos, únicamente por motivos económicos. En cuanto a H1N1 en los cerdos, la enfermedad no tiene consecuencias significativas para la producción animal ni se ha propagado ampliamente entre las poblaciones porcinas. Por consiguiente, es poco probable – por el momento – que la vacunación tenga un interés.. Actualmente no es necesario vacunar a ningún animal contra el virus pandémico H1N1 de 2009.
     
  • ¿Por qué se recomienda sacrificar a las aves en caso de influenza aviar altamente patógena (HPAI) y no se recomienda sacrificar a los cerdos y las aves infectados por el virus de la gripe pandémica?

    La influenza aviar altamente patógena (HPAI por sus siglas en inglés) supone una amenaza grave para la sanidad animal, particularmente para las aves, y, en el caso del virus H5N1, también para la salud pública. El propósito de las medidas clásicas de control, como la bioseguridad y el sacrificio sanitario de las pavadas afectadas, es evitar que esta enfermedad se propague a otras aves. Son medidas proporcionadas con el riesgo. En el caso de H5N1, el sacrificio sanitario también tiene por objetivo controlar el riesgo para la salud pública en la fuente animal de la infección. Cuando las aves se infectan con influenza aviar altamente patógena, se ponen muy enfermas rápidamente y generalmente acaban muriendo en pocos días. Tanto la explotación como las aguas utilizadas por ésta pueden contaminarse con el virus de influenza aviar, porque las aves excretan el virus con sus heces. Por lo tanto, el sacrificio sanitario está justificado e incluso es una medida de control sanitario importante para interrumpir la propagación de la influenza. Cuando no es posible aplicarlo por motivos económicos – principalmente en los países pobres y en los países que carecen de sistemas de detección precoz y respuesta rápida en sus servicios veterinarios –, se puede plantear la vacunación masiva como alternativa.
     
  • ¿Recomienda la OIE que se sacrifique a los cerdos infectados por H1N1 2009?

    Los animales que se hayan restablecido de su enfermedad y no muestren signos clínicos pueden ser sacrificados y consumidos. No obstante, no se recomienda desplazar a cerdos vivos de una explotación actualmente infectada a otras explotaciones.
     
  • ¿Qué se sabe de infecciones por H1N1 pandémico en animales que no sean cerdos ni aves?

    Sabemos que varias especies de animales serán sensibles a la pandemia. Los estudios experimentales aportarán más datos. Es cierto que los hurones se utilizan como modelo para la transmisión y la patogénesis de la gripe humana y que no sería de extrañar que fuesen sensibles al virus pandémico.
     
  • ¿Se han establecido otras gripes humanas en poblaciones animales?

    Sí. Existen pruebas que demuestran que el virus H1N1 que causó la pandemia de gripe de 1918 (la famosa “gripe española”) estaba estrechamente relacionado con un virus gripal que puso enfermos a los cerdos en años posteriores. Este virus fue aislado e identificado en los cerdos por primera vez en 1930. Según una hipótesis, el virus H1N1 que causó la pandemia de 1918 puede haber pasado de personas a cerdos y, con el paso del tiempo, se estableció en poblaciones porcinas. Otra hipótesis sería que tanto las personas como los cerdos se infectaron por una fuente aviar, aproximadamente al mismo tiempo, y que esos virus de origen aviar se desarrollaron independientemente hasta manifestarse en forma de gripe española en el ser humano y de gripe porcina en los animales. Los virus H3N2 que circulaban entre las personas en los años setenta se fueron estableciendo poco a poco en poblaciones porcinas.
     
  • ¿Es cierto que muchos subtipos y cepas de virus de la gripe A están todavía circulando entre las personas y los animales?

    Efectivamente, muchos subtipos y cepas del virus A de la gripe circulan entre diferentes animales. En general, cada cepa del virus A solamente se establece en una especie o en unas pocas. Estas cepas se propagan continuamente y dan lugar a un número limitado de cepas que circulan. De vez en cuando, una cepa salta a otra especie animal, pero la mayoría de las veces este tipo de infección transespecie no da lugar a una propagación muy nutrida entre la nueva población. En algunos casos, sin embargo, el virus de la gripe se puede establecer como nueva cepa que circula en la nueva población.
     
  • ¿Qué le ha pasado a la gripe aviar?

    La gripe HPAI (siglas en inglés de “influenza aviar altamente patógena”) por H5N1 sigue siendo una amenaza grave para el ser humano y los animales. Actualmente, es enfermedad endémica en las aves de corral de Egipto e Indonesia y hasta el 1 de noviembre de 2009 la OIE ha recibido notificaciones de focos limitados de esta enfermedad en otros doce países o territorios.
     
  • - ANIMALES DE COMPAÑÍA
  • ¿Pueden infectarse los gatos y los perros con los virus de la gripe A y H1N1 de 2009?

    Así es. Como los demás animales, los perros y los gatos se pueden infectar por los virus de gripe A. Incluso es posible que se notifiquen más casos de pandemia H1N1 de 2009 en los gatos y en otros animales de compañía, aunque no sean tan sensibles a la infección como los seres humanos y los cerdos. Gracias a los adelantos veterinarios y de los diagnósticos, es ahora más fácil detectar las infecciones de gripe en los animales de compañía. Sin embargo, las notificaciones de casos esporádicos de la infección en animales no implican que el virus pandémico se establezca en las poblaciones de animales de compañía de la misma manera a como lo ha hecho en las poblaciones humanas. La ruta más probable de infección para los perros y los gatos es el contacto con sus dueños, si están infectados por el virus.
     
  • Y la “gripe felina” ¿Tiene algo que ver?

    No. La expresión “gripe felina” se refiere a una enfermedad que no es causada por un virus A de la gripe, sino por otros dos virus (Feline Herpes Virus o Feline Calicivirus) que no pertenecen a la familia de los virus de la gripe. La denominación de “gripe felina” puede prestarse a confusión porque hace alusión a los síntomas de la enfermedad, que son similares a los de la gripe, y no al nombre del agente infeccioso.
     
  • ¿Recomienda la OIE que se adopten medidas específicas cuando se esté en contacto con animales de compañía?

    Siempre deben tomarse medidas de higiene básicas cuando se está en contacto con animales de compañía (lavarse las manos, higiene personal, mantener limpio el ambiente, medidas de bioseguridad para las granjas). La pandemia por H1N1 de 2009 no tiene que hacer olvidar la importancia de estas recomendaciones.
     
  • - SEGURIDAD SANITARIA DE LOS ALIMENTOS
  • ¿Me puedo contagiar por comer carne de cerdo?

    A veces nos ponemos enfermos tras haber consumido alimentos contaminados por bacterias, virus, parásitos o toxinas. La infección gripal es una enfermedad respiratoria, en el ser humano: las personas se exponen al virus respirándolo o llevándoselo a la nariz u ojos tras haber entrado en contacto con el virus. Por eso la gripe no es una enfermedad transmitida por los alimentos. No se han documentado casos de infección en el ser humano que vayan asociados con el consumo de alimentos portadores del virus de la gripe porcina o de la gripe pandémica. Además, el riesgo de quedar infectado por virus de gripe porcina consumiendo carne de cerdo u otros productos derivados del cerdo es insignificante. De acuerdo a las normas internacionales de higiene alimentaria, solamente se deben sacrificar animales sanos para el consumo alimentario. Pero aunque no se cumplan estas reglas, el riesgo sigue siendo muy bajo, ya que los virus de la gripe en general están confinados en el tracto respiratorio (o sea, las vías respiratorias y los pulmones) de los animales y no se han detectado en los músculos (en la carne) de los cerdos, ni siquiera en animales enfermos.
     
  • - COMERCIO
  • ¿Figura la gripe animal en la lista de enfermedades de la OIE?

    Todos los virus de influenza aviar altamente patógena figuran en la lista de enfermedades de la OIE y, por lo tanto, son de declaración obligatoria a la OIE porque tienen potencial para una propagación internacional rápida y, además, conllevan serias consecuencias para la sanidad animal y, en el caso de la gripe por H5N1, también para las personas infectadas. Los virus de influenza aviar poco patógena de los subtipos H5 y H7 en las aves de corral también son de declaración obligatoria a la OIE porque tienen potencial para mutar rápidamente en virus de influenza aviar altamente patógena.
     
  • ¿Cuáles son actualmente las exigencias de la OIE para exportar animales susceptibles a la pandemia de H1N1 de 2009?

    Ni la gripe porcina “clásica” ni la pandemia de H1N1 de 2009 figuran en la lista de enfermedades de la OIE. La OIE no recomienda imponer medidas con fines comerciales como sería someter a pruebas de laboratorio los rebaños de los que provienen animales o carne destinados a la exportación en los países que hayan tenido brotes de gripe porcina “clásica” o de infección por H1N1, en cerdos o en personas. No hay justificación científica para estas pruebas, puesto que son enfermedades leves y temporales en los cerdos infectados, y los animales que se hayan restablecido de la infección no son infecciosos, ni para otros animales ni para el ser humano.
     
  • ¿Cuáles serían las consecuencias, para un país importador, de importar cerdos portadores del virus pandémico H1N1 de 2009?

    Importar cerdos portadores del virus pandémico H1N1 de 2009 tendría pocas consecuencias. La infección clínica de los cerdos no suele tener mayores consecuencias en sí y los animales infectados se recuperan completamente. En grupos grandes de cerdos, el virus puede estar circulando durante algún tiempo, pero su impacto sobre la salud y la productividad no es significativo.
     
  • - VIGILANCIA SANITARIA
  • ¿Por qué se han vigilado ciertos tipos de gripe en algunos animales durante muchos años?

    Como consecuencia del impacto que tienen sobre la sanidad animal y, más recientemente, a causa del impacto de la influenza aviar altamente patógena por H5N1 sobre la salud humana, se ha ejercido una vigilancia extensiva de los virus de la gripe en las aves domésticas y silvestres y, en particular, de los virus de gripe aviar de subtipo H5 y H7, pero también de otros subtipos. Los virus de influenza aviar altamente y poco patógena, de subtipo H5 y H7 en las aves de corral domésticas, y la gripe equina figuran en la lista de enfermedades de la OIE y los Miembros de la OIE deben vigilarlas y notificar su presencia.
     
  • ¿Por qué es tan importante vigilar la pandemia de H1N1 de 2009 en los animales?

    La vigilancia de la pandemia de H1N1 de 2009 y de otros virus gripales en las poblaciones animales beneficia tanto a la salud humana como a la sanidad animal. En este último caso, la vigilancia epidemiológica y virológica proporciona información útil para la gestión de la producción animal, ayuda a desarrollar mejores pruebas de diagnóstico, aumenta nuestros conocimientos sobre la situación local, regional y mundial de la situación zoosanitaria en lo relativo a la pandemia y a otros virus gripales y puede redundar en beneficio de las vacunas para animales. Quizás las mayores ventajas de la vigilancia de la pandemias beneficien a la salud pública. La comunidad internacional se ha preocupado sobre todo por la posibilidad de que el virus pandémico mute o intercambie genes con los virus de la gripe porcina o de otras gripes y de que esas recombinaciones y mutaciones acaben provocando enfermedades más graves para las personas a futuro. Las mutaciones y recombinaciones pueden provocar cambios significativos en las características del virus, como por ejemplo, su capacidad de causar enfermedades más graves, de propagarse más fácilmente entre las personas y los animales, o de ser resistentes a los medicamentos antivirales comunes con los que se trata la gripe humana. La red OIE/FAO de expertos en gripe animal (OFFLU) sigue intercambiando datos e informaciones con los principales laboratorios mundiales para incrementar los conocimientos al respecto. Uno de los principales objetivos de OFFLU es compartir informaciones cruciales con la red sanitaria humana, aportando alertas precoces cuando se observen cambios significativos de las características virales, y aportando material biológico e información para poder preparar cuanto antes las vacunas contra la gripe humana, que pueden proteger contra las cepas virales emergentes.
     
  • ¿Existen métodos para analizar H1N1 pandémico de 2009 en los animales y, en particular, en el cerdo?

    Sí. OFFLU (la red de expertos de la OIE y la FAO en gripe animal) ha desarrollado un algoritmo de laboratorio para detectar H1N1 pandémico en los cerdos. De esta manera, se puede obtener asesoramiento sobre las pruebas que se pueden emplear para confirmar la presencia de H1N1 de 2009 en los cerdos y para diferenciar el virus pandémico de otros virus H1N1 que se sabe que circulan en los cerdos.
     
  • - INVESTIGACIÓN
  • ¿Cuál sería el origen de la pandemia de H1N1 de 2009?

    Aunque el virus pandémico H1N1 de 2009 contiene material genético de virus gripales que se sabe que han estado circulando en los cerdos, las aves y las personas, todavía no se sabe en qué especie animal tiene lugar la combinación genética. Es posible que nunca consigamos saberlo.
     
  • ¿Qué se sabe de las características genéticas del virus pandémico H1N1?

    De los estudios sobre las secuencias genéticas de los virus pandémicos y gripales actuales que han sido aislados en personas y animales se desprende que el virus pandémico H1N1 de 2009 es un virus que proviene de una triple recombinación, es decir, de genes cuyo origen se encuentra muy probablemente en virus de la gripe A que circulaban en cerdos, aves y personas. El virus pandémico contiene genes muy similares a los que se encuentran en los virus gripales porcinos. Es sabido que algunos de éstos circulaban entre los cerdos hace unos diez años y que otros están circulando ahora. En particular, seis genes están estrechamente relacionados con genes de un virus recombinante triple que circulaba en Norteamérica y dos están estrechamente relacionados con genes de un virus que circulaba entre los cerdos en Eurasia.
     
  • Si es sabido que los virus de la gripe causan enfermedades tanto en las personas como en los animales desde hace más de un siglo, ¿por qué existen todavía tantas incógnitas?

    Los virus de gripe tienen una capacidad impresionante de transformarse rápidamente. Se adaptan a cualquier situación para superar las defensas naturales que desarrolla el organismo para combatir la infección. La ciencia que nos sirve para investigar y entender a los virus, como el de la gripe, ha adelantado muchísimo en los últimos diez años. Los adelantos tecnológicos recientes han conducido a practicar la epidemiología molecular, es decir, a poder analizar el código genético de los virus. De esta manera podemos entender las diferencias genéticas entre unos virus y otros y, recurriendo además a los estudios hechos en laboratorio y a la epidemiología clásica, podemos responder a preguntas como: ¿por qué algunos animales tienen gripe más a menudo que otros?, o ¿por qué los animales a veces contagian la gripe a las personas, o viceversa, pero en general no? La emergencia de la influenza aviar altamente patógena por H5N1 impulsó la investigación sobre los virus de gripe aviar, que causaba enfermedades graves y frecuentemente fatales para las aves y tenía como consecuencia una infección en el ser humano, poco frecuente pero muy aguda. No obstante, todavía ignoramos muchas cosas sobre otros virus gripales y sobre los factores que conducen a la transmisión entre distintas clases de especies animales (ser humano incluido).
     
  • ¿Qué se ha aprendido con los experimentos sobre la sensibilidad de diferentes animales a H1N1 pandémico de 2009?

    Se han hecho algunos experimentos cuyos resultados preliminares son muy útiles para saber más de la infección en el cerdo. Los cerdos infectados experimentalmente con H1N1 pandémico de 2009 (aislado en casos humanos) desarrollan un trastorno respiratorio leve que se resuelve rápidamente. Es algo muy parecido a lo que ocurre en los cerdos que tienen gripe porcina causada por otras cepas virales. Los cerdos infectados por H1N1 pandémico de 2009 que se ponen enfermos pueden infectar a otros cerdos. Además de los resultados de estos experimentos, se ha observado que las infecciones que surgían en explotaciones porcinas, en distintos países, presentaban las mismas características. Partiendo de los experimentos y de las observaciones en las explotaciones, suponemos que la enfermedad en los cerdos causada por esta cepa seguirá siendo muy similar a la gripe porcina.
     
  • ¿Por qué se considera que los cerdos son muy importantes para la evolución de los virus de gripe A?

    En general, aunque no siempre es así, los cerdos son sensibles a los virus de gripe A establecidos en las poblaciones aviares, humanas y porcinas. Por consiguiente, pueden infectarse simultáneamente con virus de gripe humana, aviar y porcina. Una coinfección por varios virus diferentes de la gripe A puede hacer emerger un nuevo virus con antígenos distintos (una cepa recombinante), que tendrá un potencial pandémico. Para ello, tiene que haberse producido un intercambio de material genético entre los virus. Es lo que se llama recombinación.
     
  • ¿En qué se diferencian las infecciones por H1N1 de 2009 pandémico en el cerdo de la gripe porcina? ¿Se acabará considerando a la pandemia como una gripe porcina más?

    Actualmente, la gripe porcina “clásica” se caracteriza por un trastorno respiratorio causado por virus gripales que circula en las poblaciones porcinas y que pueden seguir propagándose entre ellas. La pandemia H1N1 de 2009, sin embargo, todavía causa enfermedades esporádicamente en los cerdos. Todavía no está claro si las infecciones por H1N1 de 2009 en el cerdo acabarán siendo rutinarias, ni si esta cepa se va a acabar estableciendo en las poblaciones porcinas. Hasta ahora, el virus pandémico H1N1 de 2009 no se ha manifestado más que como gripe porcina en los cerdos. La OIE sigue trabajando con sus Miembros para entender las apariciones de este nuevo virus pandémico en los cerdos y con los expertos en gripe para entender mejor la epidemiología de la enfermedad asociada con esos episodios.
     
  •