Código Sanitario para los Animales Terrestres

Índice | Índice analítico Capítulo 7.4. TÍTULO 7. Capítulo 7.6.

Capítulo 7.5.


Sacrificio de animales


Artículo 7.5.1.


Principios generales

  1. Objeto

    Las presentes recomendaciones atienden a la necesidad de garantizar el bienestar de los animales destinados al consumo humano durante las operaciones que preceden y que permiten su sacrificio o matanza hasta su muerte.

    Las presentes recomendaciones se aplican al sacrificio en mataderos de los animales domésticos siguientes: bovinos, búfalos, bisontes, ovinos, caprinos, camélidos, cérvidos, équidos, cerdos, aves corredoras, conejos y aves de corral. Los demás animales, sea cual sea el lugar en que hayan sido criados, así como todos los animales que sean sacrificados fuera de los mataderos, deberán ser manipulados de modo que su transporte, estabulación, sujeción y sacrificio no les cause estrés innecesario, y los principios en que se basan estas recomendaciones se aplican también a ellos.

  2. Personal

    Las personas encargadas de las operaciones de descarga, desplazamiento, estabulación, cuidado, sujeción, aturdimiento, sacrificio y sangrado de los animales desempeñan un papel importante en el bienestar de los mismos. Por este motivo, se dispondrá de personal suficiente, que deberá ser paciente, considerado y competente y conocer las recomendaciones formuladas en el presente capítulo y su aplicación en el ámbito nacional.

    La competencia exigida podrá adquirirse por medio de una formación oficial y/o de experiencia práctica. La competencia se demostrará mediante presentación de un certificado vigente expedido por la autoridad competente o por un organismo independiente acreditado por la autoridad competente.

    La gestión de los mataderos y de los Servicios Veterinarios velará por que el personal de los mataderos lleve a cabo sus tareas de conformidad con los principios del bienestar animal.

  3. Comportamiento de los animales

    Los operarios cuidadores deberán tener experiencia y ser competentes en la manipulación y el desplazamiento de ganado, y entender las pautas de comportamiento de los animales y los principios básicos necesarios para desempeñar su labor.

    El comportamiento de los animales, individualmente o en grupo, variará según su raza, sexo, temperamento y edad y según como hayan sido criados y manipulados. A pesar de estas diferencias, para manipular y desplazar a los animales se deberán tener en cuenta las siguientes pautas de comportamiento que, en cierta medida, siempre prevalecen en los animales domésticos.

    La mayor parte del ganado doméstico vive en grupos y sigue a un líder instintivamente.

    Los animales que puedan hacerse daño entre sí en grupo no deberán ser agrupados en el matadero.

    El deseo de algunos animales de controlar su espacio individual deberá tenerse en cuenta a la hora de diseñar las instalaciones.

    Los animales domésticos intentarán escaparse si cualquier persona se aproxima a más de cierta distancia de ellos. Esta distancia crítica, que define la zona de escape, varía en función de las especies y de los individuos de una misma especie y depende de su contacto previo con los seres humanos. Los animales criados a proximidad de las personas, o sea domésticos, tienen una zona de escape más reducida, mientras que los que se crían en pasto abierto o en sistemas extensivos pueden tener zonas de escape que varían entre uno y varios metros. Los operarios cuidadores evitarán ingresar bruscamente en la zona de escape, para no provocar una reacción de pánico que pueda dar lugar a una agresión o a un intento de fuga.

    Los operarios cuidadores utilizarán el punto de equilibrio situado en el lomo de los animales para desplazarlos, colocándose detrás de este punto para desplazarlos hacia adelante y delante del punto para hacerles retroceder.

    Los animales domésticos tienen una visión angular amplia, pero una visión frontal limitada y escasa percepción de la profundidad. Ello significa que pueden detectar objetos y movimientos junto a ellos y detrás de ellos, pero sólo calcular distancias delante de ellos.

    Aunque la mayoría de los animales domésticos tienen un olfato sumamente sensible, sus reacciones a los olores de los mataderos difieren. Al manipular los animales se tendrán en cuenta los olores que les provocan temor u otras reacciones negativas.

    Los animales domésticos perciben una gama de frecuencias mayor que las personas y son más sensibles a las frecuencias más altas. Tienden a alarmarse ante un ruido fuerte y constante y ante ruidos repentinos, que pueden ocasionarles pánico. La sensibilidad a este tipo de ruidos también deberá tenerse en cuenta cuando se manipule a los animales.

  1. Supresión de distracciones

    Los elementos que puedan distraer a los animales cuando se aproximen y hacerles detenerse bruscamente o darse la vuelta deberán excluirse del diseño de instalaciones nuevas y suprimirse en las existentes. A continuación se exponen ejemplos de elementos frecuentes de distracción y métodos para suprimirlos:

    1. reflejos sobre metales brillantes o suelos húmedos: desplazar un foco o cambiar de sistema de iluminación;

    2. entradas oscuras a mangas, rampas, corredores, compartimentos de aturdimiento o pasillos de inmovilización («restrainers»): iluminar con luz indirecta que no se proyecte directamente en los ojos de los animales que se aproximen ni cree áreas de marcado contraste;

    3. movimiento de la gente o de material delante de los animales: instalar laterales sólidos o mamparas en las mangas y rampas;

    4. callejones sin salida: evitarlos en lo posible curvando el paso o creando una ilusión de paso;

    5. cadenas u otros objetos sueltos que cuelguen de las mangas o las cercas: retirarlos;

    6. suelos desiguales o un declive brusco en el suelo a la entrada de los pasillos de inmovilización: evitar los suelos de superficie desigual o instalar un sólido suelo falso debajo del pasillos de inmovilización para dar la impresión de una superficie sólida y continua;

    7. silbido de aire del aparato neumático: instalar silenciadores, utilizar un aparato hidráulico o evacuar la alta presión hacia el exterior mediante un tubo flexible;

    8. golpeo y choque de objetos metálicos: instalar topes de caucho en las rejillas y otros dispositivos para reducir el contacto entre metales;

    9. corrientes de aire de los ventiladores o cortinas de aire en la cara de los animales: cambiar la orientación o la posición de los aparatos.

Ejemplo de una zona de escape (bovinos)

image

Blind spot shaded grayzona ciega sombreada
Edge of flight zoneborde de la zona de escape
Handler position to stop movementposición de maniobra de parada
Handler position to start movementposición de maniobra de movimiento
Point of balancepunto de equilibrio




Esquema de movimiento del operario cuidador para hacer avanzar a los bovinos

image

Return path leaving flight zoneal regreso deja la zona de escape
Path to move animals forwardtrayectoria de avance
Restrainerrestrainer
Point of balancepunto de equilibrio


Artículo 7.5.2.


Desplazamiento y manipulación de animales

  1. Consideraciones de carácter general

    Todos los mataderos tendrán la obligación de contar con un plan específico de bienestar animal, cuyo objetivo será mantener un buen nivel de bienestar en todos los estadios de la manipulación de los animales hasta que éstos sean objeto de matanza. El plan deberá contener un procedimiento estándar de actuación para cada etapa de la manipulación, a fin de garantizar que se respeta adecuadamente el bienestar animal en función de los debidos indicadores; deberá incluir, asimismo, acciones correctoras para casos de riesgos específicos, como cortes de suministro eléctrico u otras circunstancias que pudieran resultar perjudiciales para el bienestar animal.

    Los animales serán transportados al lugar de sacrificio de manera que perjudique lo menos posible su sanidad y bienestar, y el transporte se realizará de conformidad con las recomendaciones de la OIE para el transporte de animales (Capítulos 7.2. y 7.3.).

    Los principios que deberán aplicarse a la descarga de los animales, su traslado a los compartimentos de estabulación y su conducción al lugar de sacrificio son los siguientes:

    1. Se evaluará el estado de los animales a su llegada para detectar cualquier problema de bienestar y de sanidad.

    2. Se dará muerte de manera humanitaria y sin dilación a los animales heridos o enfermos que requieran el sacrificio inmediato, de conformidad con las recomendaciones de la OIE.

    3. No se obligará a los animales a desplazarse a una velocidad superior a su ritmo de marcha normal, a fin de reducir al mínimo las lesiones por caída o resbalón. Se establecerán normas de rendimiento con puntuación numérica del porcentaje de animales que resbalen o se caigan, para determinar si se deben mejorar los métodos de desplazamiento o las instalaciones, o ambas cosas. En instalaciones debidamente diseñadas, y construidas y dotadas de operarios cuidadores competentes, debería ser posible desplazar al 99% de los animales sin que se caigan.

    4. No se obligará a los animales destinados al sacrificio a pasar por encima de otros animales.

    5. Se manipulará a los animales evitando hacerles daño, angustiarles o herirles. Para desplazar a los animales, los operarios cuidadores no recurrirán en ninguna circunstancia a procedimientos violentos como aplastarles o quebrarles la cola, agarrarles los ojos o tirarles de las orejas. Los operarios cuidadores no aplicarán objetos cortantes ni sustancias irritantes a los animales y menos aún a sus partes sensibles como los ojos, la boca, las orejas, la región anogenital o el vientre. No estará permitido arrojar ni dejar caer a los animales, ni levantarlos o arrastrarlos por partes del cuerpo como la cola, la cabeza, los cuernos, las orejas, las extremidades, la lana, el pelo o las plumas. Estará permitido levantar manualmente a los animales pequeños.

    6. Cuando se usen picas u otros instrumentos de estímulo, se respetarán los siguientes principios:

      1. No deberán emplearse fuerza física ni picas u otros instrumentos para incitar a que se muevan los animales que carezcan de espacio suficiente para ello. Los instrumentos eléctricos deberán emplearse únicamente en casos extremos y no de manera rutinaria para incitar a que se muevan los animales. El empleo y la potencia de los mismos se limitará a los casos en que un animal rehúse moverse y sólo cuando el animal disponga de un camino claro para avanzar. Las picas y otros instrumentos no deberán emplearse repetidamente si el animal no responde ni se mueve. En esos casos, deberá investigarse si algún trastorno físico o de otro tipo impide moverse al animal.

      2. El empleo de este tipo de instrumentos deberá limitarse a los instrumentos accionados por pilas y se aplicarán a los cuartos traseros de cerdos y grandes rumiantes únicamente, pero nunca a partes sensibles como los ojos, la boca, las orejas, la región anogenital o el vientre. No se emplearán estos instrumentos con équidos, ovinos o caprinos, cualquiera que sea su edad, ni con terneros o lechones.

      3. Los instrumentos útiles y autorizados para mover a los animales incluyen paneles, banderas, tablillas de plástico, fustas (una vara con una correa corta de cuero o lona sujeta a un extremo), bolsas de plástico y cencerros; estos instrumentos se utilizarán únicamente para estimular y dirigir el movimiento de los animales sin que causen un estrés indebido.

      4. No se emplearán procedimientos que causen dolor (latigazos, patadas, retorcimiento de la cola, frenos en la nariz, presión en los ojos, orejas u órganos genitales externos) ni pinchos u otros instrumentos que causen dolor y sufrimiento (incluidas varillas grandes o con extremos puntiagudos, tubos metálicos, alambres de cerca o correas gruesas de cuero) para desplazar a los animales.

      5. No se gritará ni chillará a los animales, ni se harán ruidos fuertes (tales como el chasquido de látigos) para incitarles a moverse, porque este tipo de acciones pueden agitarles y provocar amontonamientos o caídas.

      6. Se asirá o levantará a los animales de modo que no les cause dolor o sufrimiento ni daños físicos (magulladuras, fracturas o dislocaciones, por ejemplo). En el caso de los cuadrúpedos, sólo se levantarán manualmente, y de manera adaptada a la especie, los animales jóvenes o las especies pequeñas; no se causará jamás dolor o sufrimiento a estos los animales asiéndolos o levantándolos solamente por la lana, el pelo, las plumas, las patas, el cuello, las orejas, la cola, la cabeza, los cuernos, las extremidades, excepto en los casos de emergencia en que el bienestar animal o la seguridad de las personas esté en peligro.

      7. No se arrojarán, arrastrarán ni dejarán caer los animales conscientes.

    7. Se establecerán normas de rendimiento para evaluar la utilidad de tales instrumentos. Se podrá aplicar una puntuación numérica para calcular el porcentaje de animales desplazados con un instrumento eléctrico y el porcentaje de animales que resbalan o se caen en determinados sitios en el matadero. Cualquier riesgo que comprometa el animal, por ejemplo un suelo resbaloso, se investigará de inmediato y se corregirá el defecto a fin de eliminar el problema. Con el fin de comprobar el nivel de bienestar animal, además de criterios de diseño, deberán utilizarse criterios de resultados (por ejemplo, equimosis, lesiones, comportamiento, mortalidad).

  2. Consideraciones específicas para las aves de corral

    La densidad de carga en las jaulas de transporte deberá adecuarse a las condiciones climáticas y mantener la comodidad térmica específica de cada especie dentro de los contenedores.

    Será preciso tener especial cuidado durante la carga y descarga a fin de evitar que ciertas partes del cuerpo queden atrapadas en las jaulas, lo que podría dar lugar a la dislocación o fractura de huesos en aves conscientes; estas lesiones podrían afectar negativamente al bienestar animal, y a la calidad de las canales y la carne.

    Los sistemas modulares que impliquen arrojar aves vivas no son adecuados para mantener un correcto bienestar animal. En caso de utilizarse, estos sistemas deberán contar con un mecanismo que facilite el que las aves salgan del sistema de transporte deslizándose, en lugar de dejarlas caer o descargarlas unas sobre otras desde alturas de más de un metro.

    Las aves pueden quedar atrapadas o sus alas o uñas pueden engancharse en las fijaciones, las rejillas o los huecos en aquellos sistemas de transporte deficientemente diseñados, construidos o mantenidos. En esta situación, los operadores de descarga de las aves deberán asegurarse de liberar suavemente a las aves atrapadas.

    Los cajones en los sistemas modulares y las jaulas deberán apilarse y desapilarse con cuidado para evitar lesiones a las aves.

    Las aves deberán disponer del espacio suficiente para poder tumbarse todas al mismo tiempo sin estar unas encima de otras.

    Las aves con huesos rotos o articulaciones dislocadas deberán ser eliminadas de modo humanitario antes de ser colgadas en los ganchos de sujeción para su procesamiento.

    Las aves de corral que lleguen a la planta de procesamiento con huesos rotos o articulaciones dislocadas deberán registrarse de forma que se facilite la posterior comprobación. Para las aves de corral, el porcentaje de pollos con alas rotas o dislocadas no deberá superar el 2%, aunque el objetivo final es que no sea superior al 1% (en estudio).

  3. Requisitos para los animales expedidos en contenedores

    1. Los contenedores en que se transporten animales se manipularán con cuidado y no se arrojarán, dejarán caer ni volcarán jamás. En la medida de lo posible, los animales serán cargados y descargados en posición horizontal utilizando medios mecánicos y colocados de modo que permita su ventilación. En cualquier caso, deberán desplazarse y almacenarse derechos, según lo indican señales específicas.

    2. Los animales expedidos en contenedores de fondo flexible o perforado serán descargados con especial cuidado, para evitar herirles. Cuando proceda, serán descargados de los contenedores uno por uno.

    3. Los animales que hayan sido transportados en contenedores serán sacrificados lo antes posible. Los mamíferos y aves corredoras que no sean trasladados directamente al lugar de sacrificio después de su llegada deberán tener constantemente a su disposición agua potable, distribuida por medio de sistemas adecuados. La entrega de aves de corral para el sacrificio deberá programarse de modo que no permanezcan en los locales más de 12 horas sin agua. Se alimentará a los animales que no sean sacrificados en el plazo de 12 horas consecutivas a su llegada y, posteriormente, se les distribuirá cantidades moderadas de alimentos a intervalos apropiados.

  4. Disposiciones relativas a la sujeción y contención de los animales

    1. Las disposiciones relativas a la sujeción de los animales para su aturdimiento o su sacrificio sin aturdimiento, de manera que contribuya a preservar su bienestar, son, esencialmente:

      1. prever pisos no resbaladizos;

      2. evitar una presión excesiva del material de sujeción que haga forcejear o emitir sonidos a los animales;

      3. utilizar material que atenúe ruidos como silbidos de aire y estridencias metálicas;

      4. no utilizar material de sujeción con salientes puntiagudos que puedan herir a los animales;

      5. evitar sacudidas o movimientos bruscos del dispositivo de sujeción.

    2. No se emplearán métodos de sujeción que hagan sufrir innecesariamente a animales conscientes causándoles dolor agudo y estrés, como los métodos siguientes:

      1. suspensión o izado de los animales (excepto las aves de corral) por las patas;

      2. uso indiscriminado e inapropiado del material de aturdimiento;

      3. sujeción mecánica de las patas de un animal (aparte de los ganchos de suspensión utilizados para las aves de corral y avestruces) como único método de sujeción;

      4. fractura de las patas, corte de tendones de las patas o ceguera de los animales para inmovilizarlos;

      5. corte de la medula ósea (con una puntilla, por ejemplo) o aplicación de corriente eléctrica (excepto para un aturdimiento apropiado) para inmovilizar a los animales.


Artículo 7.5.3.


Diseño y construcción de los locales de estabulación

  1. Consideraciones de carácter general

    Los locales de estabulación se diseñarán y construirán de modo que contengan un número adecuado de animales en relación con el volumen de procesamiento del matadero y que no comprometan el bienestar de los mismos.

    Para que las operaciones se lleven a cabo del modo más tranquilo y eficaz posible, sin causar daño ni estrés innecesario a los animales, los locales de estabulación se diseñarán y construirán de forma que los animales puedan moverse libremente en la dirección requerida, según sus características de comportamiento y sin penetración indebida en su zona de escape.

    Las recomendaciones siguientes ayudarán a cumplir estas disposiciones.

  2. Diseño

    1. Los locales de estabulación se diseñarán de manera que sólo permitan circular a los animales en una dirección desde el lugar de descarga hasta el lugar de sacrificio, con un número mínimo de ángulos abruptos que franquear.

    2. En los mataderos de carnes rojas, los compartimentos de confinamiento, corredores y rampas deberán disponerse de modo que los animales puedan ser inspeccionados en todo momento y se puedan apartar, cuando se considere oportuno, los que estén enfermos o lesionados, para los cuales se dispondrá de alojamiento separado apropiado.

    3. Cada animal deberá tener espacio para estar de pie y tenderse y, cuando esté confinado en un compartimento, para darse la vuelta, excepto cuando el animal esté sujeto razonablemente por razones de seguridad (por ejemplo, los toros revoltosos). Los animales revoltosos deberán ser sacrificados sin dilación a su llegada al matadero a fin de evitar problemas de bienestar. El local de estabulación deberá tener capacidad suficiente para contener el número de animales previsto. Los animales dispondrán siempre de agua potable y el método de distribución del agua será el apropiado para el tipo de animal estabulado. Los abrevaderos se diseñarán e instalarán de modo que se reduzca al mínimo el riesgo de que se ensucien con materia fecal, no entrañen riesgo de magulladuras y lesiones para los animales y no obstaculicen su movimiento.

    4. Los compartimentos de confinamiento deberán diseñarse de modo que el mayor número de animales pueda estar de pie o tenderse contra una pared. Cuando dispongan de comederos, éstos serán suficientemente numerosos y ofrecerán el espacio necesario para que todos los animales puedan acceder a los alimentos. Los comederos no deberán obstaculizar el movimiento de los animales.

    5. Cuando se utilicen ronzales, ataduras o compartimentos individuales, su diseño deberá impedir que provoquen lesiones o angustia a los animales y permitir que los animales se pongan de pie, se tiendan y accedan a cualquier alimento o agua que puedan necesitar.

    6. Los corredores y rampas deberán ser rectos o armoniosamente curvos, según convenga a las especies animales. Deberán tener laterales sólidos, pero, cuando las rampas sean dobles estarán separadas de forma que los animales situados en ambas puedan verse. Los corredores para cerdos y ovinos deberán ser suficientemente anchos para que dos o más animales puedan andar uno al lado del otro durante la mayor parte posible del trayecto. En el punto en que los corredores se estrechen, se evitará el amontonamiento excesivo de animales.

    7. Los operarios cuidadores deberán colocarse a lo largo de las rampas y los corredores, en el radio interno de cualquier curva, para aprovechar la tendencia natural de los animales a rodear a los intrusos. Cuando se utilicen puertas que se abran sólo hacia un lado, estarán diseñadas de forma que no den golpes. Las rampas deberán ser horizontales, pero si hubiera alguna pendiente, su diseño deberá permitir el libre desplazamiento de los animales sin que se lesionen.

    8. En los mataderos que tengan un intenso nivel de procesamiento, entre los compartimentos de confinamiento y la rampa que conduzca al lugar de aturdimiento o sacrificio deberá haber un compartimento de espera, con suelo plano y laterales sólidos de manera, para que la progresión de los animales hacia su aturdimiento o sacrificio transcurra sin interrupciones y los operarios cuidadores no tengan que sacar a los animales de los compartimentos de manera precipitada. El compartimento de espera será, preferentemente, circular, pero, en cualquier caso, estará diseñado de modo que los animales no puedan quedar atrapados ni ser pisoteados.

    9. Cuando haya una diferencia de altura o un espacio entre el piso del vehículo y la superficie de descarga se deberán utilizar rampas o plataformas elevadoras para la carga y la descarga de animales. Las rampas de descarga se diseñarán y construirán de forma que permitan descargar a los animales de los vehículos sin desnivel o con la menor pendiente posible. Se dispondrá de protecciones laterales para impedir que los animales se escapen o se caigan de las rampas. Todas las rampas deberán tener un buen sistema de desagüe, puntos de apoyo seguros y ser ajustables para facilitar el movimiento de los animales sin provocarles angustia o lesiones.

  3. Construcción

    1. Los locales de estabulación se construirán y mantendrán de modo que ofrezcan protección contra las inclemencias del tiempo, para lo cual se utilizarán materiales sólidos y resistentes, como hormigón y metal inoxidable. Las superficies deberán ser fáciles de limpiar. No deberá haber bordes o salientes en punta que puedan lesionar a los animales.

    2. Los suelos deberán tener un buen sistema de desagüe, ser antideslizantes y no herir las pezuñas de los animales. Cuando sea necesario estarán cubiertos de revestimiento aislante o de cama adecuada. Las rejillas de desagüe estarán situadas a los lados de los compartimentos y corredores y nunca en las superficies de paso de los animales. Se evitarán los desniveles o alteraciones del color, del tipo o de la textura del suelo, de las paredes o de las rejillas que puedan interrumpir bruscamente la progresión de los animales.

    3. Los locales de estabulación deberán disponer de iluminación adecuada, pero se tendrá cuidado de evitar tanto una luz como una oscuridad repentina que asuste a los animales o afecte a su desplazamiento. Se aprovechará el hecho que los animales se desplazan más fácilmente de una zona oscura a otra más iluminada y se dispondrá de una iluminación regulable a tales efectos.

    4. Los locales de estabulación deberán estar ventilados correctamente para que los gases residuales, como el amoníaco, no se acumulen y las corrientes a la altura de los animales sean lo menos frecuentes posible. El sistema de ventilación deberá ser adecuado para las condiciones climatológicas previstas y el número de animales que puede contener el local de estabulación.

    5. Se tendrá cuidado de proteger a los animales contra ruidos que sean o puedan ser excesivamente perturbadores evitando utilizar equipos hidráulicos o neumáticos ruidosos, atenuando el ruido de los equipos metálicos con un amortiguador adecuado o impidiendo, en la medida de lo posible, que el ruido llegue a las zonas de estabulación y sacrificio de los animales, por ejemplo.

    6. Si los animales son estabulados al aire libre, sin posibilidad de abrigo ni de sombra naturales, deberán ser protegidos de las inclemencias del tiempo.


Artículo 7.5.4.


Cuidado de los animales en los locales de estabulación

El cuidado de los animales en los locales de estabulación deberá atenerse a las siguientes recomendaciones:

  1. En la medida en que sea posible, los grupos de animales establecidos deberán mantenerse juntos y cada animal deberá tener suficiente espacio para ponerse de pie, tenderse y darse la vuelta. Los animales hostiles entre sí deberán ser separados.

  2. Si se utilizan ronzales, ataduras o compartimentos individuales, deberán permitir que los animales se pongan de pie y se tiendan sin herirles ni angustiarles.

  3. La cama o yacija que se utilice se mantendrá en condiciones que reduzcan al mínimo los riesgos para la sanidad y la seguridad de los animales y se esparcirá en cantidad suficiente para que los animales no se ensucien de estiércol.

  4. Se velará por la seguridad de los animales en los locales de estabulación, cuidando de que no se escapen o sean presa de depredadores.

  5. Se pondrá a disposición de los animales la cantidad necesaria de agua potable a su llegada y permanentemente en los locales de estabulación, a menos que los animales sean sacrificados inmediatamente.

  6. El tiempo de espera deberá ser mínimo y no superar las 12 horas. Si los animales no van a ser sacrificados en ese plazo, se pondrán a su disposición los alimentos necesarios a su llegada y, posteriormente, se les alimentará a intervalos apropiados según las especies. Los animales que no hayan sido destetados deberán ser sacrificados lo antes posible.

  7. Para evitar el estrés debido al calor, los animales expuestos a altas temperaturas, en particular los cerdos y aves de corral, serán refrescados con pulverizadores de agua, ventiladores u otros medios adecuados. No obstante, se tomará en consideración la posibilidad de que los pulverizadores de agua reduzcan la capacidad de termorregulación de los animales (especialmente las aves) a la hora de tomar cualquier decisión relativa al uso de estos pulverizadores. También se tomará en consideración el riesgo de exposición de los animales a temperaturas muy bajas o a cambios bruscos de temperatura.

  8. La zona de estabulación deberá estar bien iluminada, de forma que los animales puedan ver claramente sin ser deslumbrados. Durante la noche, las luces deberán apagarse. La iluminación también deberá permitir la debida inspección de todos los animales. Una iluminación tenue y, por ejemplo, la luz azul, podrán resultar útiles en los locales de estabulación de aves, porque contribuirán a calmarlas.

  9. Se comprobará el estado de bienestar y sanidad de los animales estabulados al menos cada mañana y tarde, mediante inspección por un veterinario o por otra persona competente bajo responsabilidad del veterinario, tal como un operario cuidador. Los animales enfermos, debilitados, heridos o que manifiesten signos evidentes de angustia serán apartados, y se deberá pedir consejo inmediatamente a un veterinario para su tratamiento o, si fuere necesario, se les dará muerte inmediatamente evitando hacerles sufrir.

  10. Los animales de leche lactantes deberán ser sacrificados lo antes posible. Los animales de leche con hinchazón manifiesta de la ubre serán ordeñados para aliviar su malestar.

  11. Los animales que hayan parido durante el trayecto o en el local de estabulación deberán ser sacrificados lo antes posible, de lo contrario se les ofrecerá condiciones apropiadas para la lactancia y para su bienestar y el del recién nacido. En circunstancias normales, los animales que se prevea que vayan a parir durante el viaje no deberán ser transportados.

  12. Los animales con cuernos, astas o defensas que puedan herir a otros si se vuelven agresivos deberán ser instalados en compartimentos aparte.

  13. Las aves de corral en espera de sacrificio deberán gozar de protección frente a las condiciones climáticas adversas y de una adecuada ventilación.

  14. Las aves de corral en contenedores de transporte deberán examinarse en el momento de su llegada. Los contenedores deberán apilarse con suficiente espacio entre las hileras para facilitar la inspección de las aves y la circulación del aire.

  15. En determinadas condiciones, será necesario recurrir a ventilación forzada o sistemas de climatización para evitar la intensificación de la temperatura o de la humedad. La temperatura y la humedad deberán supervisarse a intervalos apropiados.

Las recomendaciones relativas a las diferentes especies se pormenorizan en los Artículos 7.5.5. a 7.5.9.


Artículo 7.5.5.


Manipulación de los fetos durante el sacrificio de los animales preñados

En circunstancias normales, las hembras preñadas que se hallasen en el último 10 % del tiempo de gestación en la fecha de descarga prevista en el matadero, no deberán ser ni transportadas, ni sacrificadas. En caso de que ocurriese, un operario cuidador deberá asegurarse de que se manipulan las hembras por separado y que se aplican los procedimientos específicos descritos a continuación. En cualquier caso, se deberá salvaguardar el bienestar de los fetos y de las madres.

El feto no se extraerá del útero hasta que no hayan transcurrido cinco minutos después del degüello o del corte del tórax materno, para asegurarse de la pérdida de conocimiento. En general, el latido cardíaco fetal se mantendrá y podrán producirse otros movimientos fetales en esta etapa, pero solo serán motivo de inquietud si el feto expuesto llega a respirar.

Si se extrae del útero un feto con vida, se impedirá que hinche los pulmones y respire (oprimiendo la tráquea, por ejemplo).

Si no se van a recolectar tejidos del útero, la placenta o el feto, ni sangre fetal, durante el procesamiento de los animales preñados consecutivo a su sacrificio, se dejarán dentro del útero cerrado todos los fetos, hasta que mueran. Cuando se vayan a recolectar tejidos del útero, la placenta o el feto, no se extraerán los fetos del útero, a ser posible, hasta al menos 15-20 minutos después del degüello o corte del tórax materno.

Si hubiera alguna duda sobre el estado de inconsciencia del feto, se le disparará con perno cautivo de tamaño apropiado o golpeará la cabeza con un instrumento contundente adecuado.

Las recomendaciones que preceden no mencionan el rescate del feto. El rescate fetal o intento de salvar la vida del feto hallado vivo al eviscerar a la madre, no deberá intentarse durante las operaciones corrientes de sacrificio industrial, porque puede entrañar complicaciones graves para el bienestar del animal recién nacido. Por ejemplo, un deterioro de las funciones cerebrales como consecuencia de la falta de oxígeno antes del rescate, problemas respiratorios e hipotermia debidos a la inmadurez del feto y mayor presencia de infecciones debida a la falta de calostro.


Artículo 7.5.6.


Síntesis de los métodos de manipulación y sujeción y de los problemas conexos de bienestar animal

Presentación
de los
animales
Procedimiento
específico
Finalidad
específica
Preocupaciones
/problemas
de bienestar
animal
Requisitos
clave de
bienestar
animal
Especies
Sin sujeciónAgrupación de los animalesContenedor de grupoAturdimiento
por gas
Procedimiento específico adecuado sólo para el aturdimiento por gasOperarios competentes en los locales de estabulación; instalaciones; densidad de cargaCerdos, aves de corral
En el campoBalaMala puntería imprecisa y balística inapropiada que no logran matar en el acto con el primer disparoOperario competenteCérvidos
Compartimento de
aturdimiento de grupo
Método
eléctrico
– sólo la cabeza –
Perno cautivo
Imposible emplear métodos manuales de aturdimiento eléctrico y mecánico debido a movimientos incontrolables de los animalesOperarios competentes en los locales de estabulación y el lugar de aturdimientoCerdos, ovinos, caprinos, terneros
Confinamiento individualCompartimento de
aturdimiento
individual o de grupo
Métodos de aturdimiento
eléctrico y mecánico
Carga del animal; precisión del método de aturdimiento, piso resbaladizo y caída del animalOperarios competentesBovinos, búfalos, ovinos, caprinos, équidos, cerdos, cérvidos, camélidos, aves corredoras
Métodos de sujeciónSujeción de la cabeza, verticalRonzal/
cabestro/
brida
Perno cautivo
Bala
Adecuado para animales adiestrados con ronzal; estrés para animales no acostumbradosOperarios competentesBovinos, búfalos, équidos, camélidos
Sujeción de la cabeza, verticalYugo al cuelloPerno cautivo
Método eléctrico
– sólo la cabeza –
Bala
Sacrificio sin aturdimiento
Estrés de carga y captura por el cuello; estrés de sujeción prolongada, configuración de los cuernos; inadecuado para altas velocidades de procesamiento, los animales forcejean y se caen debido al piso resbaladizo, presión excesivaMaterial; operarios competentes, aturdimiento o sacrificio inmediatoBovinos
Sujeción de las patasAtadura de una sola pata doblada (animal de pie sobre 3 patas)Perno cautivo
Bala
Control ineficaz de los movimientos del animal, disparos erradosOperario competenteCerdos reproductores (verracos y cerdas)
Sujeción verticalSujeción del picoPerno cautivo
Método eléctrico
– sólo la cabeza –
Estrés de capturaSuficientes operarios competentesAvestruces
Sujeción de la cabeza en compartimento de aturdimiento eléctricoMétodo eléctrico
– sólo la cabeza –
Estrés de captura y colocaciónOperario competenteAvestruces
Métodos de sujeción (cont.)Sujeción manual del cuerpo erguidoSujeción manualPerno cautivo
Método eléctrico
– sólo la cabeza –
Sacrificio sin aturdimiento
Estrés de captura y sujeción; precisión del aturdimiento/
sacrificio
Operarios competentesOvinos, caprinos, terneros, aves corredoras, camélidos pequeños, aves de corral
Sujeción mecánica del cuerpo erguidoOpresión/ compresión/ presión mecánica/ dispositivo de inmovilización («restrainer») en forma de V (estático)Perno cautivo
Métodos eléctricos
Sacrificio sin aturdimiento
Carga del animal y desbordamiento; presión excesivaDiseño y funcionamiento apropiados del materialBovinos, búfalos, ovinos, caprinos, cérvidos, cerdos, avestruces
Sujeción lateral – manual o mecánica –Dispositivo de inmovilización («restrainer»)/ collar/artesaSacrificio sin aturdimientoEstrés de sujeciónOperarios competentesOvinos, caprinos, terneros, camélidos, bovinos
Sujeción vertical mecánicaElevador de horquilla mecánico (estático)Sacrificio sin aturdimiento
Métodos eléctricos
Perno cautivo
Carga del animal y desbordamientoOperarios competentesBovinos, ovinos, caprinos, cerdos
Sujeción vertical – manual o mecánica –Suspensión por las alasMétodo eléctricoExceso de tensión aplicada antes del aturdimientoOperarios competentesAvestruces
Métodos de sujeción y/o de trasladoSujeción mecánica verticalDispositivo de inmovilización («restrainer») en forma de VMétodos eléctricos
Perno cautivo
Sacrificio sin aturdimiento
Carga del animal y desbordamiento; presión excesiva, tamaño del dispositivo de inmovilización («restrainer») inadecuado para el animalDiseño y funcionamiento apropiados del equipoBovinos, terneros, ovinos, caprinos, cerdos
Elevador de horquilla mecánico
– dispositivo de inmovilización («restrainer»)
móvil (cinta transportadora) –
Métodos eléctricos
Perno cautivo
Sacrificio sin aturdimiento
Carga del animal y desbordamiento, tamaño del dispositivo móvil de inmovilización («restrainer») inadecuado para el animalOperarios competentes, diseño e instalación adecuados de la sujeciónBovinos, terneros, ovinos, caprinos, cerdos
Yacija/piso planos Vaciado del contenedor en los transportadoresPresentación de aves para la suspensión previa al aturdimiento eléctrico
Aturdimiento por gas
Estrés y lesiones debidas al vaciado en los sistemas de módulo de vaciado, altura del vaciado de aves conscientes
huesos rotos y dislocaciones
Diseño y funcionamiento adecuados del equipoAves de corral
Suspensión y/o volteoGanchos de suspensión para aves de corralAturdimiento eléctrico
Sacrificio sin aturdimiento
Estrés de volteo; dolor por compresión de los huesos de las patasOperarios competentes; diseño y funcionamiento adecuados del equipoAves de corral
Suspensión y/o volteoConoMétodo eléctrico
– sólo la cabeza –
Perno cautivo
Sacrificio sin aturdimiento
Estrés de volteoOperarios competentes; diseño y funcionamiento adecuados del equipoAves de corral
Métodos de sujeción y/o de traslado (cont.)Sujeción verticalCompresión mecánica de la pataMétodo eléctrico
– sólo la cabeza –
Estrés de resistencia de las avestruces a la sujeciónOperarios competentes; diseño y funcionamiento adecuados del equipoAvestruces
Sujeción por volteoCompartimento rotatorioLateral(es) fijo(s) (p. ej. Weinberg)Sacrificio sin aturdimientoEstrés de volteo; estrés de resistencia a la sujeción, sujeción prolongada, inhalación de sangre y alimentos ingeridos. Mantener la sujeción el menor tiempo posibleDiseño y funcionamiento adecuados del equipoBovinos
Lateral(es) comprimiblesSacrificio sin aturdimientoEstrés de volteo; estrés de resistencia a la sujeción, sujeción prolongada. Preferible a compartimento rotatorio con laterales fijos. Mantener la sujeción el menor tiempo posibleDiseño y funcionamiento adecuados del equipoBovinos
Sujeción del cuerpoEnlace/
maniota
ManualMétodos de aturdimiento mecánico
Sacrificio sin aturdimiento
Estrés de resistencia a la sujeción; temperamento del animal; magulladuras
Mantener la sujeción el menor tiempo posible
Operarios competentesOvinos, caprinos, terneros, camélidos pequeños, cerdos
Enlace con sogaMétodos de aturdimiento mecánico
Sacrificio sin aturdimiento
Estrés de la resistencia a la sujeción; sujeción prolongada, temperamento del animal; magulladuras
Mantener la sujeción el menor tiempo posible
Operarios competentesBovinos, camélidos
Sujeción de las patasAtadura de 3 ó 4 patasMétodos de aturdimiento mecánico
Sacrificio sin aturdimiento
Estrés de resistencia a la sujeción; sujeción prolongada, temperamento del animal; magulladuras. Mantener la sujeción el menor tiempo posibleOperarios competentesOvinos, caprinos, camélidos pequeños, cerdos

Artículo 7.5.7.


Métodos de aturdimiento

  1. Consideraciones de carácter general

    La dirección del matadero es responsable de la competencia de los operadores y de la conveniencia y eficacia del método de aturdimiento empleado, así como del mantenimiento del material, que deberá controlar con regularidad una autoridad competente.

    El personal encargado de aturdir los animales deberá tener la formación y la competencia necesarias y velará por que:

    1. el animal esté sujetado correctamente;

    2. los animales inmovilizados sean aturdidos sin dilación;

    3. el material de aturdimiento sea mantenido y utilizado con arreglo a las recomendaciones del fabricante, en particular en lo que respecta a la especie y el tamaño del animales;

    4. el material sea aplicado correctamente;

    5. los animales aturdidos sean sangrados (sacrificados) sin dilación;

    6. los animales no sean aturdidos cuando no vayan a ser sacrificados inmediatamente;

    7. se disponga de instrumentos de aturdimiento de recambio para uso inmediato, en caso de que falle el primer método de aturdimiento; el establecimiento de un área de inspección manual y una intervención simple, como la pistola con perno cautivo o la dislocación cervical para las aves de corral, contribuirá a prevenir posibles problemas de bienestar.

    Además, el personal deberá ser capaz de discernir si la operación de aturdimiento se ha llevado a cabo correctamente y de adoptar las medidas necesarias en el caso contrario.

  2. Aturdimiento mecánico

    El instrumento mecánico se aplicará en general a la parte frontal de la cabeza y perpendicularmente a la superficie ósea. Para una explicación más detallada de los diversos métodos de aturdimiento mecánico, véase el Capítulo 7.6., en concreto, los Artículos 7.6.6., 7.6.7. y 7.6.8.

    Los siguientes signos muestran que el aturdimiento usando un instrumento mecánico se ha realizado correctamente:

    1. el animal se desploma inmediatamente y no trata de levantarse;

    2. el cuerpo y los músculos adquieren tonicidad (rigidez) inmediatamente después del golpe;

    3. la respiración rítmica normal cesa, y

    4. los párpados permanecen abiertos, con la órbita mirando de frente sin rotación.

    Podrán usarse pistolas con perno cautivo - de cartuchos, aire comprimido o resorte - para las aves de corral. La posición óptima para las aves de corral es formar un ángulo recto con la superficie frontal.

    Disparar una pistola de perno cautivo siguiendo las instrucciones del fabricante conllevará la destrucción inmediata del cráneo y del cerebro y, por ende, la muerte instantánea.

  1. Aturdimiento eléctrico

    1. Consideraciones de carácter general

      El instrumento eléctrico se aplicará a los animales con arreglo a las siguientes recomendaciones:

      Los electrodos se diseñarán, fabricarán, mantendrán y limpiarán con regularidad para garantizar un flujo de corriente óptimo y conforme a las especificaciones de fabricación. Se colocarán de forma que la corriente ciña el cerebro. No se aplicarán jamás corrientes eléctricas que desvíen del cerebro, a menos que el animal haya sido aturdido previamente. No se aturdirá jamás a un animal aplicándole un sola corriente de pata a pata.

      Si se pretende provocar además un paro cardíaco, los electrodos deberán electrocutar el cerebro e inmediatamente después el corazón – siempre y cuando se haya comprobado que el animal está debidamente aturdido – o electrocutar simultáneamente el corazón y el cerebro.

      El material de aturdimiento eléctrico no deberá utilizarse para guiar, desplazar, sujetar o inmovilizar a los animales, que no deberán recibir ninguna descarga antes de su aturdimiento o matanza.

      El material de aturdimiento eléctrico deberá ser sometido a prueba antes de aplicarlo a los animales, utilizando cuerpos de resistencia apropiados o cargas ficticias para verificar que la intensidad de la corriente es adecuada para aturdir a los animales.

      El aparato de aturdimiento eléctrico deberá tener incorporado un dispositivo de control que indique la tensión RMS (tensión efectiva) y la corriente RMS aplicada (corriente efectiva), y dichos dispositivos deberán ser calibrados con una regularidad al menos anual.

      Se podrán resultar útiles medidas como la eliminación del exceso de lana o la humidificación de la piel en el punto de contacto.

      El aparato de aturdimiento deberá ser apropiado para las especies. El aparato utilizado para el aturdimiento eléctrico deberá tener la potencia necesaria para alcanzar constantemente el nivel mínimo de corriente recomendado para el aturdimiento, tal como se indica en el cuadro siguiente.

      En cualquier caso, el nivel de corriente adecuado deberá alcanzarse menos de un segundo después del inicio del aturdimiento y mantenerse al menos durante uno a tres segundos, según las instrucciones del fabricante. En el siguiente cuadro, se muestran los niveles mínimos de corriente para el aturdimiento sólo en la cabeza.

      EspeciesNiveles mínimos de corriente
      para el aturdimiento sólo en la cabeza
      Bovinos1.5 amps
      Terneros (bovinos de menos de 6 meses de edad)1.0 amps
      Cerdos1.25 amps
      Ovinos y caprinos1.0 amps
      Corderos0.7 amps
      Avestruces0.4 amps
    2. Aturdimiento eléctrico de aves en tanque de agua

      No deberá haber recodos puntiagudos ni pendientes pronunciadas en la línea de ganchos, la cual deberá ser lo más corta posible a fin de poder alcanzar velocidades aceptables y garantizar que las aves se hallan calmado al momento de llegar al tanque de agua. Se podrá utilizar un cobertor del tórax para reducir el aleteo y calmar a las aves. Algunas de las consideraciones importantes para mantener a las aves tranquilas al entrar en el tanque y asegurarse de que no aleteen ni reciban choques eléctricos antes del aturdimiento son el ángulo de acercamiento de la línea de ganchos a la entrada del tanque, el diseño de la entrada y el drenaje del exceso de agua «en movimiento» del tanque.

      En caso de que se suspenda a las aves de una cinta transportadora, se adoptarán medidas para impedir que aleteen al entrar en el aturdidor. Las aves deberán estar bien sujetadas en los ganchos, pero sin presión excesiva de sus patas. El tamaño de los ganchos deberá adecuarse al tamaño de las patas (huesos metatarsianos) de las aves.

      Las aves deberán ser suspendidas en los ganchos por ambas patas.

      Las aves con patas o alas dislocadas o rotas deberán ser eliminadas de forma humanitaria en lugar de ser suspendidas en los ganchos.

      El intervalo entre la suspensión en los ganchos y el aturdimiento deberá ser lo más corto posible y, en cualquier caso, no deberá ser superior a un minuto.

      El tanque de agua para las aves deberá tener el tamaño y la profundidad necesarios para el tipo de aves que vayan a ser sacrificadas y su altura deberá ser ajustable para garantizar la inmersión de la cabeza de cada ave. El electrodo sumergido en el tanque deberá tener la longitud del tanque. Las aves deberán ser sumergidas en el tanque hasta la base de las alas.

      El tanque de agua se diseñará y mantendrá de forma que los ganchos estén continuamente en contacto con la barra de frotamiento conectada a la tierra cuando pasen por encima del agua.

      El cajetín de control del sistema de aturdimiento en tanque de agua tendrá incorporado un amperímetro que indique el flujo de corriente total que reciben los animales.

      Convendrá, asimismo, humedecer la zona de contacto del gancho con la pata antes de suspender de los ganchos a las aves. Además, para mejorar la conductividad del agua, se recomienda añadir sal al tanque según se considere necesario. Se añadirá regularmente más sal disuelta para mantener constantemente la concentración adecuada de sal en el tanque.

      El uso de tanques de agua implica el aturdimiento en grupo y deberán tenerse presentes las diferencias entre los distintos tipos de aves. El voltaje deberá ajustarse de modo que la corriente total corresponda a la corriente necesaria para cada ave – que se indica en el cuadro siguiente – multiplicada por el número de aves inmersas simultáneamente en el tanque. Para una corriente alternativa sinusoidal de 50 Hz, han demostrado ser satisfactorios los valores que se indican a continuación.

      Las aves deberán recibir la corriente durante al menos 4 segundos.

      Aunque una corriente inferior podrá ser suficiente, se aplicará en todos los casos una corriente que garantice la pérdida de conocimiento inmediata y que dure hasta la muerte del animal por paro cardíaco o por desangramiento. Si se utilizan frecuencias eléctricas superiores, se necesitarán corrientes de mayor intensidad.

      Se hará todo lo posible para evitar que pasen al estanque de escaldado aves conscientes o vivas.

      En caso de que se utilicen sistemas automáticos, y mientras no se disponga de sistemas de aturdimiento o de sangrado totalmente seguros, se recomienda contar con un sistema manual complementario para que las aves que el tanque de agua o el sistema de degüello automáticos dejen pasar conscientes sean aturdidas sin dilación o sacrificadas de modo humanitario y estén muertas antes de pasar al estanque de escaldado.

      Para limitar al máximo el número de aves que pasen a la etapa de degüello sin haber sido aturdidas eficazmente, se tomarán las medidas necesarias para que las aves de pequeño tamaño no se mezclen con aves más grandes y para aturdirlas por separado. La altura del sistema de aturdimiento en tanque de agua deberá ser ajustable en función del tamaño de las aves para garantizar que incluso las más pequeñas queden sumergidas en el agua hasta la base de las alas.

      La corriente mínima para el aturdimiento de las aves de corral cuando se utilice una frecuencia de 50Hz será la siguiente:

      EspeciesCorriente mínima por ave (miliamperios)
      Pollos de engorde100
      Gallinas ponedoras (gallinas al final del ciclo de producción) 100
      Pavos150
      Patos y gansos130

       

      La corriente mínima para el aturdimiento de las aves de corral cuando se utilicen altas frecuencias será la siguiente:

      Corriente mínima por ave (miliamperios)
      Frecuencia (Hz)PollosPavos
      De 50 a < 200 Hz100 mA250 mA
      De 200 a 400 Hz150 mA400 mA
      De 400 a 1500 Hz200 mA400 mA
  2. Aturdimiento por gas (actualmente en estudio)

    1. Aturdimiento de cerdos por exposición al dióxido de carbono (CO2)

      La concentración de CO2 para la operación de aturdimiento será preferentemente de un 90%, pero en ningún caso inferior a un 80%. Una vez introducidos en la cámara de aturdimiento, los animales serán conducidos al punto de máxima concentración del gas lo más rápidamente posible y mantenidos allí hasta que mueran o alcancen un estado de insensibilidad que dure hasta que se produzca la muerte por sangrado. El tiempo óptimo de exposición a esta concentración de CO2 es de 3 minutos. Se procederá a la degollación inmediatamente después de la salida de la cámara de gas.

      En cualquier caso, la concentración del gas deberá ser suficiente para disminuir lo más posible el estrés del animal antes de que pierda conocimiento.

      La cámara de exposición al CO2 y el material utilizado para desplazar en ella a los animales estarán diseñados, fabricados y mantenidos de forma que los animales no sufran lesiones o estrés innecesarios. La densidad de animales en la cámara deberá ser razonable, evitando amontonar a los animales unos encima de otros.

      Tanto el material de desplazamiento como la cámara deberán contar con iluminación suficiente para que los animales puedan ver su entorno y, en la medida de lo posible, a sus congéneres.

      Asimismo, los operarios cuidadores deberán poder inspeccionar la cámara de CO2 mientras esté en funcionamiento y acceder a los animales en caso de emergencia.

      La cámara deberá estar provista de un dispositivo de medición que registre e indique permanentemente la concentración de CO2 en el punto de aturdimiento y el tiempo de exposición y que emita una señal de alerta claramente visible y audible si la concentración de CO2 disminuye y se sitúa por debajo del nivel mínimo requerido.

      En el punto de salida de la cámara de aturdimiento deberá disponerse de material de aturdimiento de emergencia, que se utilizará con los cerdos que, al parecer, no estén completamente aturdidos.

    2. Aturdimiento de cerdos por exposición a una mezcla de gases inertes (actualmente en estudio)

      La inhalación de altas concentraciones de dióxido de carbono resulta repulsiva y dolorosa para los animales. Por esta razón se están desarrollando nuevas mezclas de gases no repulsivos.

      Estas nuevas mezclas de gases son:

      1. una concentración máxima de argón, nitrógeno u otros gases inertes de un 2% por volumen de oxígeno, o

      2. una concentración máxima de argón, nitrógeno u otros gases inertes de un 30% por volumen de dióxido de carbono y un 2% por volumen de oxígeno.

      El tiempo de exposición a la mezcla de gases deberá ser suficiente para que los cerdos no puedan recobrar el conocimiento antes de morir por desangramiento o por paro cardíaco.

    3. Aturdimiento de las aves de corral por gas

      El método de aturdimiento por gas tiene por principal objetivo evitar el dolor y el sufrimiento que conllevan los sistemas de aturdimiento y matanza basados en la suspensión de las aves de corral conscientes y su inmersión en un tanque de agua. Deberá utilizarse únicamente, por tanto, para las aves confinadas en jaulas o en transportadores. La mezcla de gas utilizada no deberá ser repulsiva para las aves de corral.

      Las aves de corral que se hallen en módulos o jaulas de transporte podrán ser sometidas a concentraciones de CO2 cada vez más intensas hasta su debido aturdimiento. Ninguna ave debería recobrar el conocimiento durante el sangrado.

      El aturdimiento por gas de las aves en los contenedores en que son transportadas evita tener que manipular aves vivas en la planta de procesamiento, así como todos los problemas relacionados con el aturdimiento eléctrico. Asimismo, el aturdimiento por gas de las aves en transportador permite evitar todos los problemas que plantea el aturdimiento eléctrico en tanque de agua.

      Las aves vivas deberán ser conducidas a la cámara de gas en jaulas de transporte o en cintas transportadoras.

      Los siguientes procedimientos con gas han sido debidamente documentados para los pollos y pavos, pero no se aplican necesariamente a otras aves domésticas. En todo caso, el procedimiento se diseñará de modo que se garantice la aplicación del aturdimiento debido a todos los animales sin causarles sufrimiento innecesario. Para el aturdimiento por gas, cabría supervisar los siguientes aspectos:

      • garantizar una entrada y un pasaje tranquilos de las jaulas o las aves por el sistema;

      • evitar el amontonamiento de aves en jaulas o en transportadores;

      • supervisar y mantener las concentraciones de gas continuamente durante la operación;

      • disponer de sistemas de alarma visibles y audibles para el caso de que las concentraciones de gas sean inadecuadas para las especies;

      • calibrar los monitores de gas y conservar registros comprobables;

      • asegurarse de que la duración de la exposición sea la adecuada para prevenir la recuperación del conocimiento;

      • prever la supervisión y el tratamiento en caso de recuperación del conocimiento;

      • asegurarse de que se hayan seccionado los vasos sanguíneos para inducir la muerte en las aves inconscientes;

      • comprobar que todas las aves estén muertas antes de su entrada en el estanque de escaldado;

      • instaurar procedimientos de emergencia para el caso de fallo del sistema.

      1. Las mezclas de gases utilizadas para el aturdimiento las de aves de corral incluyen:

        • una exposición mínima de 2 minutos a una mezcla compuesta de dióxido de carbono (40%), oxígeno (30%) y nitrógeno (30%), seguida de la exposición durante un minuto al dióxido de carbono (concentración del 80%), o

        • una exposición mínima de 2 minutos a una mezcla de argón, nitrógeno u otros gases inertes con aire atmosférico y dióxido de carbono, siempre y cuando la concentración de dióxido de carbono no exceda el 30% y la concentración de oxígeno residual el 2%, o

        • una exposición mínima de 2 minutos a argón, nitrógeno, otros gases inertes o cualquier mezcla de estos gases con aire atmosférico, siempre y cuando el oxígeno residual no exceda el 2% por volumen, o

        • una exposición mínima de 2 minutos a una concentración mínima de dióxido de carbono de un 55%, o

        • una exposición mínima de un minuto a una concentración de dióxido de carbono de un 30%, seguida de una exposición mínima de un minuto a una concentración de dióxido de carbono de al menos un 60%.

      2. Requisitos para un empleo eficaz del método:

        • Los gases comprimidos deben ser vaporizados antes de su administración en la cámara y deben estar a temperatura ambiente para evitar choques térmicos. No se deben introducir en la cámara, bajo ningún concepto, gases en estado sólido con temperaturas congeladoras.

        • Las mezclas de gases deben ser humedecidas.

        • Las concentraciones debidas de gas, oxígeno y dióxido de carbono, a la altura de los animales dentro de la cámara, deben ser controladas e indicadas continuamente para asegurarse de que se produzca la anoxia.

      Se evitará a toda costa que los animales expuestos a la mezcla de gases recobren el conocimiento. En los casos necesarios se prolongará el tiempo de exposición.

  3. Sangrado

    En atención a su bienestar, los animales que hayan sido aturdidos con un método reversible deberán ser sometidos al proceso de sangrado sin dilación. El intervalo entre el aturdimiento y el uso de la varilla depende de los parámetros del método de aturdimiento aplicado, de la especie concernida y del método de sangrado utilizado (sección completa o incisión del tórax con una varilla de ser posible). En consecuencia, en función de estos factores, el operario del matadero deberá fijar un intervalo máximo entre el aturdimiento y la incisión con varilla para asegurarse de que los animales no recuperen la conciencia durante el sangrado. En ningún caso se excederá los límites de tiempo que se indican a continuación:

    Método de aturdimientoIntervalo máximo entre aturdimiento y uso de varilla
    Métodos eléctricos y perno cautivo no penetrante20 segundos
    CO260 segundos (tras su salida de la cámara)

    Todos los animales deberán ser sangrados mediante sección de las dos arterias carótidas o de los vasos sanguíneos de los que éstas proceden (incisión del tórax con una varilla, por ejemplo). No obstante, si el método de aturdimiento provoca paro cardíaco, no tendrá objeto, desde el punto de vista del bienestar del animal, seccionar estos vasos.

    El personal deberá poder observar, inspeccionar y acceder a los animales durante el proceso de sangrado. Todo animal que dé señales de recobrar el conocimiento deberá ser aturdido de nuevo.

    Tras la sección de los vasos sanguíneos, se esperará que transcurran treinta segundos, por lo menos, antes de proceder al escaldado o al desplumado de las canales o, en cualquier caso, hasta que hayan cesado todos los reflejos cerebrales.


Artículo 7.5.8.


Síntesis de los métodos de aturdimiento y de los problemas conexos de bienestar animal

MétodoMétodo
específico
Preocupaciones
/problemas
de bienestar
animal
Requisitos
clave de
bienestar
animal
EspeciesComentarios
MecánicoBalaFalta de puntería y balística inapropiadaCompetencia del operador, lograr matar en el acto con el primer disparoBovinos, terneros, búfalos, cérvidos, équidos, cerdos (verracos y cerdas)Seguridad personal
Perno cautivo penetranteFalta de puntería, velocidad y diámetro del pernoCompetencia en el manejo y mantenimiento del instrumento; sujeción; buena punteríaBovinos, terneros, búfalos, ovinos, caprinos, cérvidos, équidos, cerdos, camélidos, aves corredoras, aves de corral(Inapropiado para tomar muestras de casos de sospecha de EET). Se dispondrá de una pistola de reserva por si se falla el tiro
Perno cautivo no penetranteFalta de puntería, velocidad del perno, mayores posibilidades de fallo que con el perno cautivo penetranteCompetencia en el manejo y mantenimiento del instrumento; sujeción; buena punteríaBovinos, terneros, ovinos, caprinos, cérvidos, cerdos, camélidos, aves corredoras, aves de corralLos dispositivos disponibles actualmente no se recomiendan para toros jóvenes ni para animales de cráneo espeso. Este método se utilizará únicamente con los bovinos y ovinos cuando no se tenga otra alternativa.
Percusión manualFalta de puntería; potencia insuficiente; tamaño del instrumentoOperarios competentes; sujeción; buena puntería. No recomendado para uso corrienteMamíferos jóvenes y pequeños, avestruces y aves de corralLos dispositivos mecánicos son, por lo general; más fiables. Se dará un solo golpe en el centro del cráneo para que el animal pierda el conocimiento.
EléctricoAplicación
escalonada:
1.en la cabeza y
de la cabeza al tórax
2.en la cabeza y
después en el tórax
Descargas eléctricas accidentales antes del aturdimiento; colocación de los electrodos; aplicación de corriente al cuerpo mientras el animal está consciente; corriente y tensión inadecuadasCompetencia en el manejo y mantenimiento del instrumento; sujeción; precisiónBovinos, terneros, ovinos, caprinos y cerdos, aves corredoras y aves de corralNo se utilizarán sistemas que efectúen aplicaciones repetidas sólo en la cabeza, o de la cabeza a la pata con corrientes de corta duración (<1 segundo) en la primera aplicación.
Una sola
aplicación
1. sólo la cabeza
2. de la cabeza
al cuerpo
3. de la cabeza
a la pata
Descargas eléctricas accidentales antes del aturdimiento; corriente y tensión inadecuadas; colocación errónea de los electrodos; recuperación del conocimientoCompetencia en el manejo y mantenimiento del instrumento; sujeción; precisiónBovinos, terneros, ovinos, caprinos, cerdos, aves corredoras, aves de corral
Tanque de aguaSujeción, descargas eléctricas accidentales antes del aturdimiento; corriente y tensión inadecuadas; recuperación del conocimientoCompetencia en la utilización y el mantenimiento del materialSólo aves de corral
Con gasMezcla de CO2/air/O2
Mezcla de CO2
/ gases inertes
Efecto repulsivo de una alta concentración de CO2 ; insuficiencia respiratoria; exposición inadecuadaConcentración; duración de la exposición; diseño, mantenimiento y utilización del material; gestión de la densidad de cargaCerdos, aves de corral
Con gas (cont.)Gases inertesRecuperación del conocimientoConcentración; duración de la exposición; diseño, mantenimiento y utilización del material; gestión de la densidad de cargaCerdos, aves de corral

Artículo 7.5.9.


Síntesis de los métodos aceptables de sacrificio y de los problemas conexos de bienestar animal

Métodos
de

sacrificio
Método
específico
Preocupaciones/
problemas
de bienestar
animal
Requisitos
clave
EspeciesComentarios
Sangrado por corte de los vasos sanguíneos del cuello sin aturdimientoCorte frontal de un lado a otro de la gargantaCorte que no secciona las dos arterias carótidas a la vez; oclusión de las arterias seccionadas y dolor durante y después del corteAlto nivel de competencia del operario. Una hoja o cuchillo muy afilado, de longitud suficiente para que la punta quede fuera de la incisión durante el corte; no se debe utilizar la punta del cuchillo para hacer la incisión. La incisión no recubre el cuchillo durante el corte.Bovinos, búfalos, équidos, camélidos, ovinos, caprinos, aves de corral, aves corredorasNo se realizará ningún otro procedimiento hasta el sangrado completo (es decir, al menos 30 segundos para los mamíferos). Se recomienda suprimir la práctica de retirar los supuestos coágulos de sangre justo después del sangrado, ya que puede causar más sufrimiento al animal.
Sangrado con aturdimiento previoCorte frontal de un lado a otro de la gargantaCorte que no secciona las dos arterias carótidas a la vez; oclusión de las arterias seccionadas; dolor durante y después del corte Una hoja o cuchillo muy afilado, de longitud suficiente para que la punta quede fuera de la incisión durante el corte; no se debe utilizar la punta del cuchillo para hacer la incisión. La incisión no recubre el cuchillo durante el corte.Bovinos, búfalos, équidos, camélidos, ovinos, caprinos
Puñalada en el cuello seguida de corte hacia delanteAturdimiento ineficaz; corte que no secciona las dos arterias carótidas a la vez; flujo sanguíneo irregular; demora del corte tras aturdimiento reversibleCorte rápido y precisoCamélidos, ovinos, caprinos, aves de corral, aves corredoras
Sangrado con aturdimiento previo (cont.)Sólo puñalada en el cuelloAturdimiento ineficaz; corte que no secciona las dos arterias carótidas a la vez; flujo sanguíneo irregular; demora del corte tras aturdimiento reversibleCorte rápido y precisoCamélidos, ovinos, caprinos, aves de corral, aves corredoras
Varilla en las principales arterias del tórax o cuchillo de tubo hueco en el corazónAturdimiento ineficaz; tamaño inadecuado de la herida o del cuchillo; demora de la operación tras aturdimiento reversibleOperación rápida y precisaBovinos, ovinos, caprinos, cerdos
Corte de la piel del cuello seguido de corte de los vasos del cuelloAturdimiento ineficaz; tamaño inadecuado de la herida; longitud inadecuada del cuchillo; demora del corte tras aturdimiento reversibleCorte rápido y preciso de los vasos Bovinos
Corte mecánico automáticoAturdimiento ineficaz; fallo del corte o del punto de corte. Recuperación del conocimiento tras aturdimiento reversibleDiseño, mantenimiento y utilización del aparato; precisión del corte; corte manual si es necesarioSólo aves de corral
Corte manual a un lado del cuelloAturdimiento ineficaz;
recuperación del conocimiento tras aturdimiento reversible
Aturdimiento previo irreversibleSólo aves de corralN.B. inducción lenta de inconsciencia cuando el sacrificio es sin aturdimiento
Corte oralAturdimiento ineficaz;
recuperación del conocimiento tras aturdimiento reversible
Aturdimiento previo irreversibleSólo aves de corralN.B. inducción lenta de inconsciencia cuando el sacrificio es sin aturdimiento
Otros métodos sin aturdimientoDecapitación con un cuchillo afiladoDolor debido a que la pérdida de conocimiento no es inmediataOvinos, caprinos, aves de corralMétodo aplicable sólo para Jatka
Dislocación cervical manual y decapitaciónDolor debido a que la pérdida de conocimiento no es inmediata; difícil de realizar con aves grandesLa dislocación cervical debe efectuarse de un tirón para cortar la médula espinalSólo aves de corralEl sacrificio por dislocación cervical debe realizarse de un tirón del cuello para cortar la médula espinal. Aceptable únicamente si se sacrifica un número reducido de aves pequeñas.
Paro cardíaco durante el aturdimiento eléctrico en tanque de aguaSangrado por evisceraciónInducción de paro cardíacoCodornices
Sangrado por corte del cuelloAves de corral

 


Artículo 7.5.10.


Métodos, procedimientos o prácticas inaceptables por razones de bienestar animal

  1. Los métodos de sujeción por electroinmovilización o por inmovilización mediante lesión, como la fractura de las patas, el corte del tendón de la pata y el corte de la medula ósea (con una puntilla o puñal, por ejemplo), provocan a los animales dolor agudo y estrés. Estos métodos son inaceptables con cualquier especie.

  2. El empleo del método de aturdimiento eléctrico con una sola aplicación de pata a pata es ineficaz e inaceptable con cualquier especie.

  3. El método de sacrificio que consiste en cortar el tronco cerebral por perforación de la órbita del ojo o de los huesos del cráneo sin aturdimiento previo es inaceptable con cualquier especie.


nb: primera adopción en 2005; última actualización en 2016.

2021 ©OIE - Código Sanitario para los Animales Terrestres

Índice | Índice analítico Capítulo 7.4. Capítulo 7.6.